Half Nelson

15 de mayo, 20 h.

Half Nelson
EE. UU. 2006, 106 min.
Dirigida por Ryan Fleck

Guión de Anna Boden y Ryan Fleck
Director de fotografía: Andrij Parekh
Montaje: Anne Boden
Música: Borken Social-Scene

No recomendada para menores de 13 años



ARGUMENTO:

Dan es un joven profesor de Instituto de una zona pobre de Brooklyn. Aunque Dan es brillante, dinámico y controla perfectamente la clase, en su tiempo fuera del trabajo resulta un hombre frustrado y autodestructivo. La decepción y la desilusión le han conducido a una grave adicción a las drogas. Mantiene una doble vida, separando sus resacas de sus deberes, hasta que una de sus alumnas, Drey, le sorprende en plena actividad adictiva tras acabar las clases. Debido a esta situación, Dan y Drey inician una inesperada amistad


DATOS DE INTERÉS:


- Se trata de la ópera prima del director Ryan Affleck, que desde entonces es uno de los directores de referencia del cine independiente norteamericano.

- Obtuvo los Premios al mejor actor (Ryan Gosling) y a la mejor actriz (Shareeka Epps) en el prestigioso festival de cine Independent Spirit Awards 2007, para el que también figuraba entre las nominadas a la mejor película. Aparte de otros premios, en nuestro país consiguió el Premio al Mejor Actor y el Premio a la Mejor Película en el Festival de Cine de Las Palmas 2007.

- Su gran triunfo fue su sorprendente nominación al Mejor Actor en la gala de los Oscar 2007, tratándose de una película independiente, ópera prima y de muy bajo presupuesto. Desde entonces, Ryan Gosling figura como uno de los actores jóvenes de más proyección del cine americano.

- Se rodó en solo 23 días en las calles de Nueva York.

- Un "Half Nelson" es una llave inmovilizante de kárate de la que no es fácil, sino imposible, librarse. El título actúa como metáfora de hallarse estancado en un laberinto sin salida.


SUGERENCIAS PARA EL DEBATE:


- En principio, no se trata de una película para proyectar a los alumnos, sino de una cinta para la reflexión de los profesores: sobre su profesión y sobre su vida privada, y sobre cómo pueden interferir entre sí. Sin embargo, sí podría ser muy interesante como película sobre la adicción a las drogas para proyectar a adolescentes que esperan que los problemas de drogadicción afecten a los más jóvenes, cuando en realidad aquí afecta al profesor. Nadie está libre. Otros personajes, no obstante, aunque próximos al mundo de la droga, no caen en él. Eso debe hacer reflexionar a los alumnos.


- Esta película rompe muchos moldes: normalmente, cuando una película tiene como protagonista a un profesor, imaginamos que será él quien redima y guíe a una clase conflictiva. En este caso es el profesor quien necesita ayuda, y mucha.


- Otro molde roto: pese a estar situada en una zona pobre de Brooklyn y, en su inmensa mayoría, el alumnado sea de raza negra, los alumnos no parecen especialmente conflictivos. Esto debe hacernos pensar sobre el predeterminismo tan en boga en la actualidad. Por eso la película no debe descartarse como proyección recomendada a los alumnos en medios próximos al mundo de la droga.


- El film está despojado de cualquier carga de sentimentalismo. La cámara se limita a ofrecernos una serie de instantáneas de la vida del profesor, desde las de la clase hasta sus chutes de crack. Frío y austeridad. Tan sólo son objetables los movimientos gratuitos de cámara. No son necesarios pues la fotografía, la música y el propio guión son elocuentes.


- Analiza la relación entre alumna (Drey) y profesor (Dan), cómo se origina, cómo se va tejiendo, cómo evoluciona. ¿Te parece verosímil en ese contexto? ¿Es más fácil que el profesor deje las drogas o que la alumna entre en ese mundo?



- Observa las diferencias entre los sistemas públicos educativos estadounidense y español a la hora de afrontar un problema de gravedad con un profesor como el que se plantea en esta película. El
sistema de contratación y despido de profesores en EE.UU. es radicalmente distinto. El Director se comporta como un Jefe de Empresa. Es un gestor. Los profesores carecen prácticamente de cobertura sindical.

- Analiza el comportamiento del protagonista en el aula. ¿Se preocupa por sus clases? ¿Por sus alumnos? ¿Cómo interpretas que el director haya seleccionado, dentro del programa del profesor, las clases relativas al como oposición entre fuerzas y las relativas a la lucha por los concepto de Historia y las relativas a los Derechos Civiles en Norteamérica?


- ¿Qué significa para el profesor Dan su trabajo? ¿Ves una evolución negativa en sus clases? ¿
Su trabajo diario supone su tabla de salvación?


- Debemos analizar, asimismo, las
dos relaciones amorosas que aparecen en la película. ¿Cómo las encara el protagonista? ¿Qué percepción tiene del amor?


-
Uno de los temas que late en la película es el predeterminismo como fuerza -casi física- que impele a los personajes a ser como son, a aceptar el destino o, por el contrario, a rebelarse contra unas leyes que parecen ya escritas. Analiza a ciertos personajes desde esta óptica.


- Esta película plantea también un tema que a veces no está muy perfilado legislativamente a tenor de las polémicas que suscita.Nos referimos a la conveniencia de obligar a abandonar la docencia a personas con hábitos destructivos o autodestructivos o con una moral inquietante. No nos referimos a conductas claramente delictivas como la pederastia, cuya punibilidad está fuera de duda, sino a aspectos autodestructivos como la drogadicción o el alcoholismo, o a aspectos morales como una ideología particularmente reaccionaria o extremista,un discurso panfletario, unas ideas machistas o xenófobas que se difundan en clase, etc. ¿Dónde están ahí los límites? ¿Cuándo debe intervenir la Inspección?


- ¿
Qué te parece el final de la película? ¿Es verosímil? ¿Plantea un final feliz? ¿Puede constituir el final o el principio de algo? ¿Es indeterminado? Comoquiera, parece que la alumna sí ha elegido o ha podido elegir. ¿Pero, el profesor?



WEBS DE APOYO:

- Sitio oficial.
- Sitio oficial de la película en español asociado a su distribuidora.
- Algunas críticas interesantes sobre el film.
- Materialismo histórico: análisis de la película.
- Blog con entrada sobre Half Nelson.
- Información sobre Brooklyn, el distrito de Nueva York donde transcurre la película.
- Guía rápida del crack.
- Introducción a los Derechos Civiles.



OTRAS PELÍCULAS:
(que abordan el problema de la adicción a las drogas)

- Trainspotting, de Danny Boyle, Gran Bretaña, 1996.
- Requiem por un sueño, de Darren Aronofsky, EE. UU., 2000.
- Drugstore Cawboy, de Gus Van Sant, EE. UU., 1989.
- Thirteen, de Catherine Hardwicke, EE. UU., 2003.
- Historias del Kronen, de Montxo Armendáriz, España, 1995.
- Traffic, de Steven Soderberg, EE. UU., 2000.
- Apocalipse now, de Francis Ford Coppola, EE. UU., 1979.
- The Doors, de Oliver Stone, EE. UU., 1991.




ALGUNAS FRASES DE LA PELÍCULA PARA LA REFLEXIÓN:

- "Una sola cosa no hace a un hombre".
- "Los adictos al crack no tienen amigos".
- "¿Ocurre algo que debería saber?"
- "¿Eso pasó de verdad?"
- "¿Haber leído Mein Kampf me hace un nazi?"
- "A veces creo que enseñar es lo único que me mantiene cuerdo"





MATERIAL AUDIOVISUAL:
(Se recomienda no verlo antes de ser proyectada la película)



Tráiler de la película



¿Qué es la Historia?



El hombre y la máquina



Extraña escena de amor. Dead love Junkies

55 comentarios:

Anónimo dijo...

Anda, a ver quién es el valiente que pone el primer comentario!!!. Esperaré a que María Jesús Penco, persona juiciosa, se anime porque yo no tengo palabras para expresar tremendo desaguisado. ¡Cómo me aburrí!. A los veinte minutos ya estaba totalmente desconectado, removiéndome en la silla y mirando una y otra vez los mensajes del móvil. Y aquel hombre, todo el rato drogado!!!!. Cuánto me acordé de mis alumnos, pobrecitos ellos, que cuando se aburren no se pueden, al menos, distraer con su móvil. En fin, lo dicho. Ahhh, y espero que nadie copie mis sesudas cavilaciones!!.

Antonio Vivar Muñoz

Anónimo dijo...

PERSONALMENTE no me ha gustado nada la pelicula, yo por desgracia tengo dos amigos que su vida se puede resumir a esta pelicula, totalmente enganchados a las drogas, solos en la vida, sin esperanza ninguna de nada... es una pena lo que este tipo de sustancias puede provocar en las personas, aun asi, considero que la pelicula era un aburrimiento, no habia ni una sola escena que llamara la atencion, esa historia rara que habia entre alumna y profesor, este hombre todo el dia drogado, esa familia desestructurada de la chica, ese ambiente en el que se movian, el alquiler de prostitutas para hablarles de sus clases. ojala y no conozca nunca ningun profesor asi puesto que encima no te dejan que les ayudes y ves como se van hundiendo en esa mierda a la que llaman DROGA. no me gusto nada, lo siento.

gracias por estas proyecciones y a ver cuando sale el segundo ciclo. un saludo para todos

JOSE CAYETANO DEL HOYO MOLINA

Anónimo dijo...

En verdad no se cuantos premios dijistéis que tenía la "peliculita", pero a mi no me gustó nada. Lo único interesante que encontre en ella fue en concepto de DIALECTICA:todo se mueve por oposición de contrarios como la vida del profe:estado de vigilia(poco)-estado de alucinación, alucinación-vigilia.¡Qué vida más triste!.
Poniéndonos un poco más serios, tengo que decir que la película no me parece recomendable para los alumnos,ya sean de bachillerato, de la E.S.O o de lo otro. ¿Dónde está la pedagogía?,¿dónde los valores?...
Gracias ¡al cielo! la vida de este profesor no representa, para nada,la generalidad de los docentes. A nuestros alumnos, por desgraia,no hace falta mostrarles que existen las drogas, la depravación, el vacio...
Tenemos en nuestras manos personas en las que podemos influir, moldear, hacerlas o no hacerlas... en fin, no creo que esta película pueda aportar mucho a lo que yo entiendo por educación y cultura.


Piedad Jiménez Rivera.

maria josé rica dijo...

¿Quién es Dan? Es hijo de una clase media, de familia, aparentemente, estable, y en la que existen relaciones familiares afectuosas. En élveo a muchos de nuestros jóvenes, educados en una sociedad carente de valores que te impulsen a sentir que la vida merezca ser vivida, en la que nada de lo que hagas puede mejorarla. El predeterminismo no sólo afecta a los que nacen en un barrio maarginal. La idea que se impone es que nada puede cambiarse:" el setenta y tantos por ciento, dicen en la película, siguen creyendo en la existencia de armas masivas en Irak, y otras muchas mentiras que se han demostrado falsas". En un mundo donde sólo el consumismo y la acumulación de dinero es el único valor, muchos jóvenes que aspiran a otra cosa, se refugian en "paraísos artificiales".

Dan -y con él los que son capaces de seguir pensando- está sumido en esa desesperanza, ha optado por la huida mediante la droga. No obstante, hay algo que le sigue haciendo ilusionarse, algo por lo que la vida le sigue impulsando: la educación -"si puedes salvar a alguien, por lo menos a uno" ¿salvarle de la desesperanza?- y sus clases teóricas, su cuento para niños nunca empezado sobre la dialéctica de fuerzas y el logro de ¿un mundo de los derechos civiles?

Anónimo dijo...

Película que para mi roza lo irreal o eso en realidad es lo que deseo...
Todo es triste, el protagonista no tiene ya ni sentimientos;todo es frustrante y agobiante; los personajes no tienen salida, nada ni nadie les alienta o les ayuda.
En nuestras aulas y en nuestro entorno: un NO rotundo a las drogas.
Un saludo.
Mªdel Rosario Marqués Muñoz.

Julia Timón dijo...

Me sumergió en un estado de tristeza terrible y angustiante, tanto que no pude aguantarla hasta el final. Solo se salva la pedagogía que utiliza Dam con sus alumnos, a sus propuestas nunca dice no, consiguiendo el interés y la participación de estos. No solo habla, también escucha.
El tema de salvar a la chica, a la cual considero que el guionista ha exagerado mostrando una madurez impropia de los trece años, es bastante corriente entre personas con problemas de adicción, salvar cuando sus energías debieran canalizarse en salvarse a sí mismos.
No creo que pueda aprovecharse nada de esta película para fines educativos, ¿o si?

Lola dijo...

Me gusta como el director ha apoyado con su imagen el diálogo del profesor. Dan dice en una de sus clases que la oposición de los contrarios pude originar cambios y le pide alos alumnos que pongan ejemplos de contrarios. Uno de ellos dice: "yo y tu"."usted y yo, corrige el profesor".El profesor y el alumno son los contrarios sobre los que se apoya toda la película y en la última imagen se refuerza esta oposición: Dan sentado en un lado del sofá y al otro lado su opuesto Drew.El final se queda abierto para que reflexionemos si esta oposición de contrarios pude lograr un cambio.Lola Molina.

Anónimo dijo...

Ha sido una pena terminar el ciclo con esta película, porque deja mal sabor de boca. En algún comentario he mostrado mi desacuerdo con la figura que habíamos visto de profesores modélicos entregados sin rendición a su causa, pero esto es mucho peor. Lo otro me parecía inverosímil simplemente; esto, una tragedia.
Isabel Miguel Pérez

Anónimo dijo...

El diálogo familiar entre sordos,los opuestos familia bien/familia mal, negro/blanco, arroyo/pradera, se meten en una coctelera social muy pequeña, a la que no hace falta agitar casi nada para que la espuma rebose por el borde, la espuma del hastío que se refugia en venta/consumo de estupefacientes pasajeros -como el sexo, para engañar un dolor existencial que supera el compromiso profesional y personal de los protagonistas.

Ángel Manuel Silva Ruiz

Anónimo dijo...

Drogas,drogas,drogas... No encuentro ningun sentido proyectar esta película en un aula de adolescentes.


eva morales jiménez

mepm dijo...

Siento decir que esta película ha sido la peor de las proyectadas, para mi gusto. Quizás peque de ignorante y no haya entendido lo "maravillosa" que es, pero me ha parecido muy lenta, sin una línea definida en su argumento, sin un final claro.

Decididamente no utilizaría este material, aunque el tema que trata sea interesante.

mepm dijo...

Siento decir que esta película ha sido la peor, para mi gusto. Quizás peque de ignorante y no haya entendido lo "maravillosa" que es, pero me ha parecido muy lenta, sin una línea definida en su argumento, sin un final claro.

Decididamente no utilizaría este material, aunque el tema que trata sea interesante.

M. del Mar Paredes Maña

(siento volver a publicar el comentario, la vez anterior se me ha olvidado firmarlo)

Luis Alonso Rubio Muñoz dijo...

Sin duda alguna, la película que menos me ha gustado de todo el ciclo. A años luz de las demás, aunque todo esto haya que acogerlo con cautela ya que, entre otras cosas, soy un gran profano en la materia.

El tema, tratado de otra manera, podría, sin duda, resultar interesante, pero la verdad es que me ha parecido pastoso, atorrante, somnífero, tedioso, aburrido, insulso, pesado, monótono y cansino.

¿Tiene la película, a mi torpe y corto entender, alguna virtud?. Pues bueno, quizás que si la visionase otra vez (cosa que, por supuesto, no estoy dispuesto a hacer) podría encontrarle alguna, aunque sólo fuese por aquello del beneficio de la duda. Repito que el tema puede resultar de interés, pero considero que se ha enfocado de manera equivocada. Ni tan siquiera se ha intentado ablandar con el empleo de lo que, por llamarle de alguna manera, podríamos denominar "artificio cinematográfico". No creo que pueda tener salida en ningún circuito comercial, a riesgo de tener que cerrar la Sala de Cine en la que se proyectase por falta de público.

Falta de imaginación, de coordinación de diálogos (por llamarlos de alguna manera un tanto eufemística), fotografía propia de una cabina de fotomatón, iluminación de flexo de pocos vatios e interpretación más propia de una función escolar de fin de curso o de jubilados aficionados al teatro (con todos mis respetos) que desean pasar el rato sin, tampoco, complicarse mucho la vida.

Que yo recuerde, ni tan siquiera en el antiguo Cine Club, antaño localizado en el "Cine Pacense", tuve la oprtunida de ver un engendro como este. No sé si será una película de las denominadas de "Arte y Ensayo" pero, de ser así, el Arte brilla por su ausencia y el Ensayo ha resultado fallido.

En su favor tengo que decir que, después de una temporada de trabajo, como docente, bastante estresante, que me impide a veces conciliar el sueño con facilidad, esta película ha conseguido, con una facilidad pasmosa, transportarme en volandas a los terrenos sometidos a la jurisdicción y vigilancia de Morfeo.Ideal y eficaz sucedaneo de la Valeriana, el Valium 10, el Orfidal y la tacita de tila antes de acostarse.

Si bien aplaudo la elección de otras de las películas para este Curso, con esta, humildemente y con todos mis respetos, me parece que no se ha acertado.

Anónimo dijo...

A mí sí me ha gustado la película; no la historia. Me ha gustado la película porque ha mostrado otra realidad que sí está presente en la vida y en las aulas.
Muestra la soledad de dos personas tan diferentes y como se llegan a comprender, querer y ayudar cuando se conocen; se conocen realmente.
Me ha parecido una excelente interpretación por parte de los dos personajes.
Creo que ni el profesor ni la alumna muestran lo que ocurre en la mayoría de las personas que estamos en los centros, tampoco eran la mayoría en la película; pero en la vida real, en los centros, sí hay muchos problemas. Problemas de drogas,de alcohol, de adicciones...de depresiones, de ansiedad... que influyen a la hora de tomar decisiones.
Cierto que nosotros cerramos la puerta del aula y procuramos dejar los problemas fuera, similar a como hacía el protagonista. También nuestros alumnos lo harán. Pero no todo se queda fuera.
Saludos
Josefa Cortés Arias

Anónimo dijo...

En la película aparece una clase muy idealizada. No creo que exista ninguna clase de alumnos de 13 años tan atentos y modositos, ni en el mejor intituto. Por lo tanto creo que el autor no ha pisado un aula.
La relación con la niña me parece interesante, aunque es difícilmente creíble que una niña criada en esos ambientes, con ese vocabulario, luego sea tan sensata y madura.
Montaña Rojo

Anónimo dijo...

Hola compañeros y compañeras, todos y todas, @s y demás...para que nadie se quede sin su saludo.
Genial el ciclo de cine directores. gracias.
He estado echando un ojo a los comentarios que aparecen sobre la película y la verdad es que me he sorprendido bastante ante tamaña magnitud de desaprobación con la película.
A mí sí me ha gustado...o dicho de otro modo...esto lo veo más real que una niña adolescente de trece añitos sea drogadicta, prostituta, ladrona, y no voy a seguir. Al parecer esta película de ignominiosa realidad( thrirteen) gustó porque reflejaba una realidad...¡Venga vamos!
Esta última peli, la verdad es que es un poco exagerada en cuano al valor de realidad que ofrece; parece que nos ofendemos cuando vemos cómo un profesor de Historia, además de dar sus clases de mejor o peor forma( ¿Se trata de motivar a los alumnos, no?)fuera del aula se dedica a llevar una vida de dudosa factura educativa...Pues bien, Yo soy d elos que piensan como Don Manuel Bueno de Unamuno, ¿qué más da si él no creía? Lo fundamental es que su pueblo, Valverde de Lucerna era feliz en su ignorancia, en su creencia d euna feliz vida eterna, en lo bueno de su párroco. ¿Es pecado dar un buen consejo? ¿ Lo es hacer o decir el bien a los demás aunque tú a veces no seas todo lo correcto que debes? Pues claro que no. A mí me pagan por dar clase, por enseñar lo que sé, por educar en el centro...pero todos tenemos una vida y si tú cumples donde debes...en tu casa haz lo que te dé la gana. O dicho de otro modo: Mientras mis niños aprendan mi ciencia, sepan respetarse, sean educados y algo de eso sea porque yo se lo he inculcado...a nadie le importa con quién voy a la cama o si el jueves trasnocho.
Pero bueno, sólo era una idea.
Lo que sí que creo que no está bien es que uno haga alardes de ello delante de sus chavales, o que vaya en malas condiciones al aula o que simplemente, no cumpla con su trabajo. Eso sí que está mal. Y nuestro protagonista, de una forma un tanto acelerada, va perdiendo progresivamente el norte y sí que empieza a pasarse d elos límites de lo deseable.
¿ Alguien puede decir que la escena en lña que la niña le vende el crak a su profe es mala? Es genial. Con esa música acompañando a lo Mario Camus en La casa de Bernarda alba cuando Adela se suicida.
La peli es para profes, no para adolescentes como he leído por ahi arriba. Lo bueno, aunque haya excepciones, es que nosotros sí que sabemos discernir entre lo que debe o lo que no debe hacerse, entre lo que está mal y lo que supuestamente está bien.
La niña, si nos ponemos filosoficos, de tipo positivista o Naturalistas para ser más científicos...estaba determinada desde el principio al mal...El ambiente en que se mueve, los amigos, la situación familiar,...¿ O acaso alguien la obliga a ser camello? El profesor, pese a su mala actitud, al menos cumple uno de sus papeles al ir a casa del "protector" de la jovena recriminarle...Un poco de decencia y de sentido al menos le quedaba aunque toidos sabemis por desgracia su fin.
Como cura de humildad o aviso para navegantes no está mal ver una película como esta.
También dormitó Homero...


José Muñiz Rodríguez

Maria Jesús Penco dijo...

Estoy de acuerdo en que es, sin duda, la película que más dsasosiego me ha producido, no tanto por el tema que trata, cuanto por la sensación de tristeza que me queda al final.

En todo momento se percibe "el psesimismo", "la soledad" del individuo´a quien, ni siquiera "su madre", sabe escuchar, pero lo peor de todo es que al final no hay "redención" posible. A pesar de los intentos de la chica, la "vida sigue y seguirá igual" como en la canción.

Por suerte, no conozco a nadie tan enganchado a una droga, pero intuyo que es muy difícil salir de la espiral en la que uno se mete, y donde, sin duda, se queda y además SOLO para siempre.

Busco algo positivo en la película, y creo que la observación directa de los estragos de la droga, hace que nuestra "niña-mujer" decida no ingresar en ese mundo, es un revulsivo que la salva del infierno.

Me aterra pensar que un profesor siempre drogado pueda ser real,por fortuna no es habitual.
Estoy de acuerdo en que no es película para adolescentes, pero sí nos puede hacer pensar que alrededor de nosotros hay chicos enganchados al alcohol, las pastillas o la "play", ¿Porqué no?, que convierten su adicción en el único referente de su vida, y van matiéndose en un torbellino del que no saben o no pueden salir.

Que no os desanimen nuestras críticas.
Gracias por habernos ofrecido tan buenos momentos, os esperamos para el próximo curso.
Antonio Vivar, me gustaría ser juiciosa como dices, pero me temo que va a ser que no.
Mª Jesús Penco

malena dijo...

Comentario crítico de la película: HALF NELSON.



La historia que se proyecta en esta película nos enseña que los adultos, a veces, no sabemos tampoco controlar nuestros problemas externos debido, quizás, a la inmadurez emocional que en algunos casos puede existir en cualquiera de nosotros (un enseñante, un ama de casa o cualquier otro profesional) cuando no sabemos controlar nuestros sentimientos o emociones.
En este caso se nos presenta el problema de la drogadicción en un adulto. No se conoce el motivo por el que Half entró en el mundo de la droga, pero supongo que el ambiente pobre y conflictivo en el que se desarrolla la acción, como es una zona pobre de Brooklyn, pudo contribuir a ello.
Half es un joven profesor de Sociales y entrenador de baloncesto. Da clase a un grupo de alumnos de color y entre ellos destaca Drey, una joven de trece años, con una marcada personalidad, quien vive una dura realidad: un hermano en la cárcel, padres separados, y muchas horas en soledad porque su madre ha de trabajar casi todo el día para sacar adelante a su familia. La única compañía que Drey suele tener es la de un joven vecino narcotraficante, que dice ser su amigo.
Drey descubre casualmente a Half, drogado en el cuarto de baño del instituto. El símbolo de ídolo que para muchos alumnos y para Drey tiene evidentemente su profesor, se derrumba. Pero ella guardará fielmente el secreto. Desde ese momento, se establece una cierta complicidad entre alumna y entrenador.
Un día, la joven decide ayudar económicamente a su madre y acepta trabajar con su vecino narcotraficante para repartir mercancía. Una noche, en una de las entregas a domicilio, encuentra, para su sorpresa y decepción, a su profesor Half en medio de una orgía de sexo, alcohol y droga.
Drey desea ayudarlo, aunque no sabe cómo.
Ante este mundo tan recio y cruel al que día a día ha de enfrentarse Drey, siempre le acompaña en su boca un chupa-chups, que le endulza su silencio y dolor.
Half carece de relación con los compañeros del instituto y, además, busca la soledad. Vive solo, después de haberse dejado con su novia, y la única compañía que tiene es la de un gato, que pronto morirá.
Half suele acompañar a casa a Drey en su coche, porque desea alejarla de la compañía de aquel narcotraficante.
Half y Drey viven en una existencia paralela, aunque pertenezcan a generaciones distintas, aunque uno sea adulto y Drey sea una niña, aunque sea Half de raza blanca y ella de color, aunque pertenezcan a distinta clase social y cultural, hay , o así lo advierto, un punto en el que convergen ambas vidas: los dos personajes intentan defenderse mutuamente del mundo de la droga, es decir, Drey que Half salga de ese mundo sórdido que lentamente lo está aniquilando; Half que Drey se aleje del daño irreparable que ese ambiente le puede hacer si continúa manteniendo la amistad con su amigo “el camello”.
Drey regresa al día siguiente al instituto, pero Half ha sido sustituido por otro profesor de sociales. Preocupada la joven, al finalizar las clases, regresa a la casa donde la noche anterior entregó el pedido de la droga. Efectivamente allí solo y rodeado de botellas vacías, ropa por el suelo y restos de un “fiestón” (como él calificó) se hallaba Half. Drey lo acompaña a su casa. Para ella ya no es sólo el ídolo caído, ahora es su verdadero amigo que necesita ayuda.
Sentados cada uno en el extremo de un sofá cruzan sus miradas, quizás de aseveración de una brutal realidad que amenaza a generaciones distintas, que luchan por un mundo más equitativo, justo y en paz.
El problema racial norteamericano de los años setenta y la lucha por los derechos humanos de los negros, cuyo máximo defensor fue Lutero King, sirven de trasfondo a una historia conmovedora.

Anónimo dijo...

Tengo que decir unas cuantas cosas sobre esta película:
1º Me pareció excesivamente lenta y además agobiante (parece una contradicción pero así fue).
2º Considero que como versión educativa de Transpoting no está mal, pero yo no se la pondría a mis alumnos porque creo que me verían con otros ojos.
3º La relación del profesor y la alumna además de rozar un poco lo irreal hoy día él sería acusado de pederastia y estupro, sin duda, con lo cual no creo que fuera posible.
4º En resumen, no me ha gustado y no creo que sea una película adecuada para ponerla a mis alumnos.
Gracias.
Un saludo.
Isabel Venegas Torvisco.
I.E.S. San Roque

Anónimo dijo...

Pues a mi también me gustó la película, vale que era algo lenta, pero esperaba encontrarme la típica película en la que el maestro joven es enrollado con sus alumnos problemáticos y los convence para salir del barrio, y cuál fue mi sorpresa cuando lo que me encontré fue que era una alumna la que ayuda a un profesor atrapado en la droga.
En definitiva, buena película que cuenta una historia diferente y difícil alejada de lo maravilloso y de los efectos especiales del cine de americano.

Pilar Cayero Lebrijo.

Anónimo dijo...

Pues yo al menos me entretuve con la historia, hubiera preferido más diálogos y conversaciones, en lugar de tantas resacas, pero...
Nos encontramos con una película que narra la vida de un hombre imperfecto que trata de salvar a una alumna, aunque posteriormente nos damos cuenta de que no está demasiado claro quién es la víctima y quién el salvador.
No sé, opino que, al menos a mi alumnos no se la pondría, pues no he entendido bien la extraña amistad que surge profesor-alumna, y tampoco la comparto mucho.

Blanca Cayero Lebrijo.

Anónimo dijo...

Creo que se trata de hacer el comentario de la película, y no el comentario sobre el comentario que otra persona haya hecho sobre la película. Cada uno es libre de expresar si la película le ha gustado o no y exponer, del mismo modo, las razones en las que apoya su comentario. Pero no me parece acertado que alguien intente descalificar los comentarios de otra persona.

M.Carmen García dijo...

Es una película que no nos deja indiferentes.
Aborda cómo la vida privada de un profesor interfiere en sus clases.
El profesor se preocupa de sus clases u de sus alumnos. Aborda las clases de una manera didáctica y consigue transmitir a sus alumnos la esencia de la materia. Su trabajo es su slavación, lo único que lo mantiene centrado hasta que poco a poco va perdiendo los papeles quedándose dormido en clase y "pasando" de su trabajo.
Destaca la actitud de los alumnos siempre correcta pese a pertenecer a un barrio conflictivo. Tratan al profesor con respeto.
Todas las familias que aparecen en la película están desestructuradas, incluso la del protagonista, que cuando la visita en busca de refugio no consigue que le entiendan porque cada uno ve lo que quiere ver y no quieren complicarse la vida. Además parece que la madre es adicta al alcohol.
La relación profesor-alumna es entrañable. Ël la quiere apartar de un mundo en el que ya está metido y ella opta por darle su apoyo, por ayudarle y por ser su angel de la guarda.
Yo soy positiva y creo que la película acaba bien, que el profesor, con la ayuda de su alumna consigue apartarse de las drogas.

Felicidades por el ciclo que me ha parecido muy novedoso. Todas las películas me han resultado interesantes y educativas. Gracias.

Anónimo dijo...

Historia de contrastes con personajes imperfectos,que nos muestran sus fragilidades.
Nos narra la historia de una generación desencantada, representada por Dan,un maestro blanco en un Instituto de un barrio marginal de Brooklyn adicto a las drogas y de otra generación que camina por los peligrosos terrenos de la soledad y la falta de recursos económicos,encarnada en Drey, una adolescente de color que con una madurez inusual intenta abrirse paso en un entorno hostil.
Se establecerá entre ellos una relación de amistad y de compasión a la vez.
Creo que en el fondo, maestro y alumna son almas gemelas en su soledad. Y ambos se ayudaran mutuamente para encontrar una salida a su situación.
En este sentido me parece que a pesar de ser una película lenta y dura alberga un final de esperanza: la desintoxicación para Dan y la renuncia de Drey a la venta de drogas.

Desde aquí mi agradecimiento a los organizadores del Ciclo de Cine, por habernos permitido disfrutar de todas estas proyecciones y a todos los compañeros por sus comentarios.

Saludos a todos!!
Dulce Maria Pardo.

Anónimo dijo...

Finalmente, la película me gustó más de lo que esperaba. Me explico, ésta era la única película del Ciclo que no había visto previamente y algunos amigos que sí la habían visto ya me dijeron que no les gustó; de este modo, yo iba un poco predispuesto a que no me gustara mucho. En fin, que sin ser una de las mejores, no me ha disgustado en absoluto. Como modelo de relación entre profesor-alumno no me parece muy apropiado, pero los profesores, además de profesores somos también personas con nuestros defectos y virtudes y no veo que tengamos la obligación de ejercer nustra prfesión las veinticuatro horas del día...En fin, que la escena en la que ella se personó en la fiesta a la que él asistía para entregarle el pedido, me pareció de una humanidad tremenda...
Espero que el próximo curso tenga continuidad este Ciclo tan interesante.
Sixto Galán Melo.

El Salvador dijo...

Si pensamos que un tipo que se droga en su vida privada no puede ser buen profesor estamos muy equivocados.
Si pensamos que para educar bien hay que seguir el temario al pie de la letra y un código estricto, crearemos robots y no personas.
Como bien decía antes Don José Muñiz, la misión de un docente es enseñar y educar. De modo que si se consiguen esos objetivos el modo de hacerlo tiene que ser secundario.

José Manuel González Muñoz

P.D. La película "thirteen" viene comentada el 1 de Febrero bajo el seudónimo: El Salvador

Anónimo dijo...

Drama que nos hace reflexionar como el mundo de las drogas convive con noostros.
Muy interesante la relacion de amistad y de mutua protección del profesor, Dan, con su alumna Drey. Como esta descubre su adicción sin poder hacer nada, simplemente dándole apoyo.
Película llena de fustración y tristeza.
Gracias por todas estas proyecciones.
Un saludo.
Mª Elisa Sánchez Piris.

Anónimo dijo...

Half Nelson cuenta la historia o, más bien, el día a día de Dan, un profesor de instituto en Brooklyn. Incapaz de dejar de manera definitiva las drogas que acabaron con su relación anterior, Dan utiliza el crack como esporádica válvula de escape para el sinsentido de su vida. Pero un día, tras reencontrarse con su antigua pareja, es incapaz de soportar la presión y se esconde para fumar un poco de crack, siendo descubierto por Drey. A partir de entonces, la relación entre el profesor y la alumna trascenderá a otra de amistad y complicidad. La película parece querer tomar varias direcciones distintas, pero a medida que avanza se convierte en un drama con planos de documental de cómo Dan se va deteriorando, ya sea a causa de las drogas o a causa de sus problemas personales.
Deprimente y desazonadora, Half Nelson parece mostrarnos la luz al final del túnel en varias ocasiones, pero siempre termina cerrándonos la puerta en las narices, ofreciendo un retraro más real de lo habitual del mundo de las drogas, de la rutin de su adicción, destruyendo por cmpleto lo poco que había logrado construir en su vida.
Por otro lado a Drey, una adolescente de familia pobre, y que sobrevive gracias a un mal pagado trabajo de su madre y el dinero obtenido por las drogas que un amigo de su hermano, que está en la cárcel, le ofrece de vez en cuando.
La película se centra en Dan, y el resto de sus hilos argumentales parecen carecer de interes, al menos hasta el momento en el que las horas más bajas de uno se encuentran con las de otra, en la que sin duda es la secuencia más dramática de toda la película y que sencillamente, es digna de recordar.
Half Nelson transforma la crudeza en tedio, convierte el adoctrinamiento en documental, y nos ofrece un gran retrato, terriblemente real del mundo de las drogas.
Mercedes Naranjo

Anónimo dijo...

A mí también me gustó la película, y mucho.
Dan es un buen profesor y tiene unos buenos alumnos, eso es todo.No es ningún héroe, ni de la enseñanza, ni de la vida, que puede ser un desastre pero quizá haya sido la que él ha elegido.
En cuanto a la relación con su alumna, es muy tierna porque se comprenden, se ayudan, se acompañan, se ocupan el uno del otro.
La escena en la que la niña llega a la fiesta para hacer de camello y la última en la que están sentados en el sofá me parecen geniales. Son simplemente dos seres humanos con todas las miserias y todas las bondades expuestas ante nuestros ojos.
Creo que tiene exageraciones y que probablemente no tiene que ver mucho con nuestras realidades, pero ¿no han sido todas las películas que hemos visto "exageradas" en cierto sentido? Supongo que se trata de eso mismo, de contar cosas de distintas maneras.
Pilar Merino

Anónimo dijo...

Me gustó la película. Viene bien, de vez en cuando, que el protagonista no sea ese ser perfecto que todo el mundo pretende ser.

Dan es un personaje muy cercano. Vive muy solo, hay muchas escenas en su casa, en medio de ese desorden, de esa desidia, de esa suciedad,..., pero sí llena de un terrible vacío. Su ex-novia le llama, pero es para decirle que ha encontrado a otra persona, la directora del centro le "machaca, no tiene ninguna relación con sus compañeros de trabajo, su familia ni le escucha, ni le entiende, al menos está su gato, pero también se muere.
Le queda su trabajo, su única vía para mantenerse un poco "sereno". Menos mal.

Me molesta el no poder creerme algunas partes, por ejemplo, el orden en esas clases, (aunque algunos dormiten) o que se vea con naturalidad que el profesor lleve a su alumna repetidamente a casa en su coche o que acaben los dos descansado en el sofá de la casa del profe.

Pero el mensaje sí fue positivo, no existe el determinismo. La niña, a pesar del ambiente en el que vive, consigue decir "no" al mundo de las drogas. Para su querido profesor va a ser más complicado.

Espero que no hayáis acabado muy quemados con el curso y que nos preparéis otro para el que viene. Yo, sin duda alguna, me apuntaría. Un saludo y que el final del curso escolar os sea leve a todos.

Antonia Pajuelo Rollán

Anónimo dijo...

A mí no me desagradó tanto la película. Es verdad que es muy triste, y algo lenta, pero la historia logró engancharme, y terminé llorando en el momento en el que la niña aprovisiona a su profesor.
Me gustó el afán protector que obsrvé en el profesor, aunque no podía llevar adelante su propia vida, y me gustó la actitud de la niña, y su cariño y lealtad hacia el profe.
El final deja algo de esperanza, ¿no?
Felicidades por el Ciclo. Hemos disfrutado mucho.
M. Paz Pérez Rodríguez.

Anónimo dijo...

La película me dejó sentimiento de tristeza, pero sí me gustó.Vemos las complicadísimas situaciones que pueden darse en las vidas de las personas, y cómo se convive con ellas.
Aprecio la relación entre el profesor y su alumna, y todo lo positivo que nace de esta relación.
No veo yo tan extrño que algo similar pueda darse en la vida real.
M. Ángeles Martín Manso.

Anónimo dijo...

Yo me encuentro del lado de aquellos a quienes no les desagradó la película. La prefiero a "thirteen".
Es la historia de un profesor cuya vida personal ha fracasado, además de la continua referencia a las drogas.No creo que sea recomendable que se muestre a los alumnos,sólo en un único caso: para comprobar el efecto de las drogas.
Desde aquí, ademas, felicitar a los organizadores del curso por las películas proyectadas y la buena organización del mismo.

Ana Fátima Rodríguez García

Anónimo dijo...

En consonancia con los comentarios de mis compañeros que acabo de ojear (irresistible curiosidad femenina ya sabeis), también considero esta pelicula pobre por los medios y recursos, lenta en el desarrollo de la acción y con un argumento que desde mi humilde opinión quizas no de para un largometraje y si para un buen corto. Sin embargo mi opinión como cineasta no tiene ningún valor ni aporta nada a este ciclo; por lo tanto quiero enfocar mi comentario desde otro punto, autocrítico para nuestro gremio en pleno siglo XXI.
En esta pelicula un aparente competente e implicado profesor poco a poco se deja arrastrar por las drogas y es una alumna la que dedicando su tiempo, escuchando, insistiendo, etc. le hace ver un sentido a la vida y que deje las drogas. Mi reflexión es: ¿Alguna vez nos paramos a pensar si alguno de nuestros compañeros del Centro o departamento tiene problemas, con el juego, con las drogas, con el alcohol, en casa? O ese es su problema y nos aburre como la pelicula.
¿Somos capaces de dedicar nuestro tiempo para interesarnos y ayudar a un compañero? O nos apartamos para que su problema no nos salpique y ponga en riesgo nuestra estabilidad y tranquilidad laboral?
Esta sociedad caracterizada cada vez mas por el egoismo de sus componentes, a todos en mayor o menor medida nos esta arrastrando y no tenemos que olvidar que ser profesor, maestro (docente en general) significa dedicarse a enseñar, educar y trabajar con personas(pertenecer a un grupo en definitiva) con quien compartimos todos los días unas cuantas horas y detrás de nuestra función como docente, alumno, director o señora de la limpieza del centro hay una persona que a lo mejor en algún momento nos necesita.
Mª del Mar Jiménez Lozano

Anónimo dijo...

HOY EMPIEZA TODO (Marisa Gil Burdallo)

El tema de la película realmente toca la fibra sensible de todos nosotros como profesores, por eso no es la más agradable de las películas del ciclo y, como decían los coordinadores, creo que no la mejor elección para concluir el ciclo. A finales de curso, con la que nos está cayendo a algunos/as, hombre, vaya mal rato que te hace pasar. Con independencia de que el tema no fuese el mejor, mucho menos para proyectarla a adolescentes que pueden acabar rescatando un mensaje totalmente equivocado de la película, me gustó la interpretación de los protagonistas.

Anónimo dijo...

Half Nelson

Antes de hacer el comentario revisaba las aportaciones hechas hasta el momento y me sorprende un poco la mala aceptación de la película; así que no puedo resistir la tentación de hacer un poco de abogado del diablo... Desde un punto de vista cinematográfico me ha parecido interesante, bastante personal y alejada de las pautas y tópicos del cine comercial. Otra cosa es que sea un tema sensible, especialmente para nosotros los docentes, por lo cerca que nos toca y que su utilidad para el aula sea bastante limitada (de hecho se me ocurren muchas películas que trabajaría con los alumnos antes que esta). Realmente el paralelismo con nuestro contexto educativo es mínimo en casi todo los sentidos, tanto desde el punto de vista del docente como del alumnado. Es por eso que la situación me parece pura ficción: un entorno tan “americano” marginal, con alumna que se debate entre el mundo del tráfico de la droga y el académico y que entabla una peculiar relación con un profesor cuya vida personal es desastrosa pese a su buen hacer como docente.
Como profesor de Historia (también aficionado al baloncesto que, en contadas ocasiones practico con los alumnos, pero ¡tranquilos! ahí acaban mis afinidades con el protagonista, je,je) me parece interesante la propuesta de la ficha de trabajo que sugiere analizar el tema de oposición entre fuerzas o los derechos civiles, temas que están a flor de piel en el entorno en que se desarrolla la película: la confrontación entre el profesor responsable y el adicto a las drogas o estar abocados a integrarte en un entorno tan marginal como el de Drey
Película rodada con pocos medios y con interpretaciones muy verosímiles, sobre todo de Ryan Gosling. Insisto como aficionado al cine me agradó la película.
Saludos: Manuel Pimienta

Anónimo dijo...

En el comentario que envié antes, como os habréis dado cuenta, equivoqué el nombre de la película... un lapsus; obviamente, el comentario es de Half Nelson, no de Hoy empieza todo, aunque ambas sean películas protagonizadas por profesores en ambientes difíciles. Perdón por el error. MARISA GIL BURDALLO

hablador dijo...

COMENTARIO DE LA PELI-7: “HALF NELSON”

1- Nos queda claro que el profesor (Dan) no dejará las drogas porque le gusta este mundillo de sensaciones placenteras. No es un desgraciado, es un malvado. Nunca de se plantea el daño que causa así mismo y a los demás.
La alumna protagonista (Drey) es todo un ejemplo de sensatez. Aunque parece cómplice de los malos vicios del profesor, es todo lo contrario; quiere a su profe aunque solo le gusta lo positivo que ve en él, pero rechaza su adición a la drogra.
Drey es más formal que su vicioso profesor, a quien quiere redimir de la conducta sin salida del crack.

2- El sistema educativo público que nos muestra la película, en cuanto a relaciones laborales, distinto al español. Mientras esos profesores estadounidenses pueden ir al paro con facilidad, los nuestros, son funcionarios con todos los derechos a ser considerados, en situaciones así, como enfermos con posibilidad de rehabilitación. En España, además es posible, para un funcionario docente, ingresar en un centro sanitario y tener otro profesor “sustituto” durante la terapia y convalecencia.

3- Se interesa por los alumnos. Prepara las clases bien.
Por tratarse de una escuela con mayoría de raza negra, es normal que tratar los temas de historia relacionados con la integración de las personas de color y sus derechos como humanos en EE.UU.
La oposición o antagonismo utilizado por el profesor para hacer comprender a sus alumnos el “por qué” de las actuaciones de las personas, tiene un móvil, es la lucha interna que tiene dentro de su mente, debido al problema de adicción a la droga dura.

4- Para este profesor, su trabajo es algo serio. Lo negativo es que le preocupa su imagen exterior demasiado, quizás por el intento de disumular su doble vida. Es la alumna, Drey, quien descubre la falsedad de su aparente personalidad “enrollada”. La adolescente representa la voz del amigo que no tiene, porque Dan es un solitario.

5- Siente por su alumna admiración por su sólida personalidad. Le tiene cautivo; más aún porque la chica le guarda el gran secreto de su adicción al crack.
Es Dan un hombre vacío, aunque lo disimula. El típico niño mimado y acostumbrado a realizar su propia voluntad, sin límites.
No tiene, el Profesor, capacidad de entrega suficiente para amar. En el fondo sólo se ama así mismo.

6- La madre de la joven Drey aparece siempre cansada por las excesivas horas de trabajo y en el fondo acepta la situación de abandono materno de su hija.

7- Culpabilizar al profesor de su propia conducta equivale a no tener en cuenta las dificultades que tiene cualquier persona para dejar la droga dura.
Debemos ayudar a quien pide ayuda, pero: -¿Este profesor pidió ayuda?

Fdo: ANTONIO TRANADO OJEDA

Anónimo dijo...

La película no me ha gustado.La situación es bastante chocante y da mucho que pensar, pero no me apetece pensar mucho sobre ello.
El modelo se convierte en antimodelo. Aunque en realidad aparentemente mantiene su papel, todo lo que puede, hasta que es descubierto por una alumna curiosa.Demasiado triste el futuro de la alumna. El profesor era innovador a la hora de impartir sus clases. Podría ser incluso un profesor modelo en ese sentido pero todo lo que había detrás...
Me pregunto cuántas veces predicamos sin el ejemplo. Y también me pregunto cuántas veces mantenemos el tipo, delante de nuestros alumnos adolescentes, no estando en óptimas condiciones de dar de sí lo mejor de nosotros, y,además, tratando de sobreponernos a nuestros propios problemas.
Mi comentario parece , como la película, un sinsentido. ¿Será el final de curso?
Firmado: Maria Teresa Claver Romero

Anónimo dijo...

Bueno, pues voy a romper una lanza en favor de la película. A mí sí me ha gustado. Si bien el protagonista no es el modelo de profesor que tenemos en mente, sí que podemos ver que dentro del caos y el desastre en el que vive, el trabajo, la enseñanza y el interés por sus alumnos es lo único da sentido a su vida. Curioso también el tratamiento irónico que se le da al tema de los prejuicios raciales y sociales.

Victoria Cobo

elena torres bautista dijo...

Me ha gustado mucho la película: el tema, las imágenes, la música... Creo que la elección de ese actor, que conocía de trabajos anteriores, ha tenido mucho que ver. Me gusta cómo trabaja.
Lo único que quisiera puntualizar es que, como siempre, prefiero las películas en versión original (subtituladas), porque el doblaje, por bien que esté hecho, hace que mucho de la interpretación se pierda.
Ojalá sirviera esto como sugerencia para futuras proyecciones.
Gracias por el curso, porque lo he disfrutado mucho. Estaré pendiente a futuras ediciones.

elena torres bautista

Anónimo dijo...

¿Qué comentar? La verdad es que la película me resultó algo deceptionante, imagino que la/s situacion/es que se planteaban se pueden dar en la vida real pero es un poco lamentable.

En cuanto a la parte didáctica y pedagógica la verdad es que todos en alguna ocasión nos vemos pérdidos con nuestros alumnos y no sabemos como llegar hasta ellos.

Pero los problemas personales del profesor y la implicación de la alumna la veo algo fuera de lo común.

Y finalmente está la situación de la chica que creo que es la más dramática de todas.

En fin espero no vivir nunca una experiencia como la planteada en esta película.

Rosalía Benítez

Anónimo dijo...

Bueno, la película es de las más extrañas del ciclo, lo reconozco.

La figura del profesor, en su faceta de docente, es curiosa y yo creo que contradictoria. No se hasta que punto quienes han realizaron el guión tienen contacto con la realidad educativa.

A ver, por ejemplo, es cierto que el profesor se nos presenta como un profesor que llega a los alumnos, que estos se implican en sus clases y se forman. El profesor, aparentemente, aparece como un buen profesor, un profesional que se trabaja sus clases y logra con ello hacer que sus alumnos se sumerjan en la comprensión de los procesos históricos.

Pero esto, que es la impresión general que se pretende dar, no cuadra (creo) con los datos que después se trasmiten de la vida del personaje: ¿cuando se prepara las clases , los materiales , la programación...?. Siempre nos lo presenten de juerga drogándose o trabajando con los alumnos el plano personal a mediante el equipo de baloncesto. Me temo que la impresión de quien planteó el personaje es que para ser un buen profesor solo hay que tener los conocimientos y soltarlos al llegar a clase: clases magistrales.

De hecho, es eso lo que sale todo el rato de las clases de este docente, los momentos "cumbre" en los que se le muestra como un buen profesor, siempre son escenas en las que él da una clase magistral, si acaso con ciertas preguntas de los alumnos. Los alumnos nunca paarecen trabajando, son espectadores pasivos (e interesados) de las clases magistrales del profesor. Incluso cuando aparece algo parecido a que los alumnos intervienen en clase es en esas escenas en las que los alumnos explican algún acontecimiento histórico, pero incluso ahí, ocurre lo mismo: los alumnos no hacen sino reproducir el esquema de clase magistarl del profesor.

Esta dinámica es totalmente irreal. Máxime cuando hablamos de un alumnado de barrio marginal y de trece años, que probablemente ya de por si tendrá dificultades para entender determinados discursos educacionales expresados, simplemente, de manera verbal.

Llama también la atención que se supone que el profesor es un docente que articula sus enseñanzas sobre Historia en torno a la línea del materialismo histórico y, sin embargo, ni una sola palabra remite al vocabulario específico del materialismo histórico: clases, superestructura, infraestructura, etc. ¿Es problema del film o del doblaje?. No lo se, pero es evidente que también se trata de una contradicción un tanto extraña.

Con respecto a las drogas y eso, pues nada, la película gira un poco en torno a la idea de la predestinación de sendos personajes (profesor y alumna). ES bonita la idea que tranasmite de que los personajes no son ni totalmente oscuros ni totalmente luminosos. ME parece culminante la escena en la que el camello habla con la niña y le dice que ningún adicto al crak tiene amigos, o cuando profesor y alumna se encuentran, cada uno de ellos en el papel al qu se ven condenados.

Con respecto al final, recuerda un poco a esa línea de obras de teatro característica iniciadas en los 70-80 en las que se narraban sucesos triviales y el final era siempre abierto, sin un desenlace definido.

Andrés García Ruiz

Anónimo dijo...

La última película, sin duda, ha sido la que más me ha gustado del curso. No es una simple película que cuente una historia y la termine resolviendo. La película en su totalidad es como una reflexión y una reflexión no puede resolverse con un final porque para cada uno termina de forma diferente – o no termina.
En cuanto a los temas de la película, son varios los que se reflejan. En primer lugar, el tema de las drogas. Para el protagonista, las drogas son una vía de escape del mundo en el que vive. Profesor de historia, no entiende las injusticias ni cree que un solo hombre pueda hacer nada para cambiar las cosas. Es, posiblemente, esta situación de impotencia la que lo lleva a consumir drogas. Al parecer, había conseguido una vez salir, pero volvió a recaer. La niña, su alumna, es la única que al final parece influir en él, dando la sensación, al final de la película, de que va a cambiar (se ha lavado, afeitado…). Es curioso como, con lo que le importa su alumna (en el sentido de que no quiere que tome drogas ni se acerque a quienes las venden), él no hace nada durante toda la película por evitar ser un mal ejemplo para ella. Hay que esperar hasta el final de la película para “imaginar” que él va a cambiar.
Otro tema que aparece, es el de la educación. Qué enseñar y cómo enseñárselo a sus alumnos es algo que le preocupa continuamente. Aunque parece un tema un poco más secundario, en realidad es casi más el importante: es el porqué del estado del profesor. En varias escenas, éste se pregunta qué debe hacer, qué les debe decir, cómo se lo debe decir, quiénes son los buenos y quiénes los malos. Qué puede hacer él si un hombre solo no puede hacer nada. A él lo que realmente le importan son las fuerzas opuestas por las que se mueve el mundo, gracias a las cuales se producen los cambios en el mundo. Para nada le interesa tratar el tema que le ordenan de los derechos civiles.

Ya por último, sólo me queda felicitar a los que hacéis posible este curso y animaros a que se haga un segundo ciclo de “Cine y educación”, y a que se sigan haciendo proyectos de este tipo.

Sara Flores González

Anónimo dijo...

Half Nelson

Me ha sorprendido al leer por encima algunos de los comentarios la mala acogida de la película. Tengo que decir que me ha encantado. Creo que ha sido la más interesante de todo el ciclo.Me gustó el ritmo lento y reflexivo, casi de espera que , como la vida del profesor, hace que un día sea tan largo, hasta llegar al momento de desconectar de la realidad, desafortunadamente con las drogas.
Ni siquiera la chica con la que mantiene relaciones le rescata de su oscuridad. O él no se deja. Quizá viendo su propia situación prefiere alejarla y no hacerle daño.

Por supuesto me ha gustado mucho ver la situación invertida, el mundo al revés. Por una vez es el profesor el que está perdido, el que necesita ayuda. La ironía es de quién la recibe. Una niña con circunstancias familiares terribles, madura antes de tiempo y fuerte, lo suficiente para no caer en las drogas y , si me apuras, para rescatar al profesor.

No hay grandes dramas, ni diálogos moralistas. Hay actuaciones, compañía, apoyo y mucha reflexión. Creo que por salvar a la niña de una posible amenaza él hace un gran esfuerzo. Se da cuenta de dónde había llegado.

Parecía disfrutar enseñando. Eso sí, a su manera. Pero se nos muestra una clase entregada e interesada que disfruta ese momento.Interesantes también las exposiciones de los alumnos sobre momentos históricos de tal manera que parecían absurdos.

Es curioso que se le llame la atención por su incumplimiento del currículo y no por el estado en que a veces se presentaba allí.

El momento más terrible para mí fue cuando las dos historias confluyen, cuando la niña le entrega las drogas. Creo que fue tan duro , que le hizo despertar.

El momento más contradictorio, cuando el "camello" le invita a pasar a su casa, dándose cuenta de la preocupación el "blanquito" por aquella niña. Quizá con ese valor él consiguió que la tentación del dinero fácil se alejara de ella.
Pensé que le darían una paliza.

Me ha gustado. Hay muchas cosas que comentar, pero sólo voy a aprovechar este espacio para felicitar a los responsables por la elección de la película.
Gracias.

Mª Jesús Núñez

mariana dijo...

A mí si me ha gustado la película, aunque reconozco que cuando salí me sentía confusa, con una sensación extraña. Al ir caminando hacia mi casa me di cuenta de que sí me había gustado la película, lo que no me había gustado había sido la historia de la película... Es tremendamente dura, pero yo creo que real, afortunadamente no demasiado frecuente en nuestro círculo cercano.
Muchas gracias por este curso, creo que ha sido muy interesante, distinto...
Mariana Ferrera.

Un saludo muy cordial

marivi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marivi dijo...

No me siento capacita para valorar la calidad técnica de la película, aunque está claro que no te deja indiferente.
No creo que sea adecuada para utilizarla con alumnos, no creo que estén preparados para entender la relación profesor-alumna y mucho menos para asumir la figura de un profesor enganchado.
Mejor utilizarla en foros para adultos.
María Vicenta Cabalgante Perera

Anónimo dijo...

Sorprende en la película como un profesor, totalmente entregado a sus alumnos, que los invita a pensar y reflexionar en su clase de Historia, y que además entrena a el equipo de baloncesto, un profesor que por todas estas caracteristicas se supone que será una persona sana. Sin embargo, en su vida personal, fuera de las clases es un drogadicto. Pero cada vez es más dificil ser un buen profesor y desempeñar correctamente el trabajo cuando cada día se necesita de las drogas para poder vivir, y cuando además fuera del aula el profesor no tiene ninguna motivación personal para continuar con vida.
Es un buen ejemplo del poder destructivo que tienen las drogas.
Inmaculada Casimiro Manzano

Anónimo dijo...

La película me ha parecido un poco lenta, aunque me ha gustado la interpretación del protagonista. Si se trata de proyectar una película sobre drogas me parece que hay otras que dan mejor el perfil para proyectarlas en un aula.
Está bien encontrarse con una película en la que el profesor no es el típico docente de peli, sin ningún defecto, con ideas innovadoras y contra el que se opone el centro por su ideas de cambio pero al final todo sale bien, el protagonista de la película es bastante más oscuro.

Felicidades por el curso.

Victoria Cejudo García

Anónimo dijo...

En mi modesta opinión ha sido la peor de las películas seleccionadas, no dudo de su calidad cinematográfica, ni de la valía de los premios recibidos, pero como herramienta aprovechable para la práctica docente carece de interés y mucho menos para utilizarla en el aula con alumnos que van a quedarse en lo superficial de la utilización de las drogas para evadir la realidad. En cualquier caso os felicito por lo bien que habeis organizado el curso y seleccionado las demás películas. Espero que podamos seguir disfrutando de futuras ediciones

José Luis Galeano Martínez

Anónimo dijo...

No ha sido la película que mas me ha gustado, pero si me ha parecido interesante el enfoque, alejado de la clásica imagen del profesor que presentan otras películas. También me gusta la dinámica del profesor, que es capaz de atraer la atención de los alumnos acercándoles los contenidos a su propia realidad. No me parece una película adecudada para trabajar en el aula con los alumnos pero si con personas adultas, puesto que la reflexión sobre la misma me parece interesante: influencia de las drogas, interacción profesor-alumno...
Enhorabuena por el cuso, me ha parecido muy interesante y enriquecedor. Esperamos segunda parte. Un saludo
María José Prudencio Pérez

Anónimo dijo...

Al principio me pareció una película aburrrida, lenta y con un tema bastante repetido.Sin embargo, a medida que avanzaba, me pareció un tratamiento muy original del tema, un punto de vista diferente de la educación y sobre todo un enfoque esperanzador.

MªYolanda Carrasco González

Anónimo dijo...

Me parció una película muy humana, no entendí que algunas personas salieran y abandonaran. Aunque creamos lo contrario, nos convertimos en modelo de nuestros alumnos, los que hemos trabajado en Primaria bien lo sabemos. Se nos supone perfectos y, sin embargo ¡Cuántas veces sentimos que tenemos que aconsejar lo contrario de lo que hacemos! Somos humanos, débiles por tanto
La conexión entre el profe y la alumna me parció realista

Maribel Apostua

Anónimo dijo...

Sin duda mi película favorita. Hay que leer entre líneas para disfrutarla poco a poco.

¿Dónde estamos?


Ver CPR de Badajoz en un mapa más grande