Fucking Åmål

13 de noviembre, 20 h.
Fucking Åmål (Fucking Åmål)
Suecia-Dinamarca, 1998, 89 min.
Dirigida por Lukas Moodysson
Interpretada por Alexandra Dahlström (Elin), Rebecka Liljeberg (Agnes), Erica Carlson (Jessica), Mathias Rust (Johan), Stefan Hörberg (Markus)
Guión de Lukas Moodysson
No recomendada para menores de 14 años


RECOMENDACIÓN DIDÁCTICA:


Edad: alumnos mayores de 16 años, padres, profesores, orientadores.
Áreas: Tutoría, Educación para la Ciudadanía, Ética, Biología, Escuela de Padres.
Temas: comunicación entre iguales, autoestima, acoso escolar, identidad sexual, toma de decisiones.


ARGUMENTO:

Åmål es una pequeña ciudad en la que nunca ocurre nada. Aquí viven dos chicas con un carácter opuesto, rabiosamente contrario, que acabarán reunidas por un golpe de azar. Ellas son Elin (Alexandra Dahlstrom) y Agnes (Rebecca Liljeberg): la cara y la cruz, el anverso y el reverso. Elin es popular entre los chicos, tiene fama de buscona y las amigas la quieren porque actúa como líder. ¿Y Agnes? No se le parece en nada: está fuera del grupito, no tiene estatus ni tiene amigos, y todos la marginan...


DATOS DE INTERÉS:

- Consiguió un Teddy en el Festival de Cine de Berlín 1999 donde se presentó dentro de la sección Panorama.

- Fue candidata a los Premios del Cine Europeo 1999.

- La música juega un importante papel. Fue escogida por Per Gessle, ex miembro del dúo musical Roxette. Incluye algunos clásicos del pop, como I wanna know what love is de Foreigner.

- La película recibió muy buenas críticas a nivel internacional, incluyendo la del director Ingmar Bergman.

- Las actuaciones de las dos chicas protagonistas sorprendieron gratamente a los críticos, teniendo en cuenta que ambas poseían escasa experiencia previa.

- El título original de la película se refiere a la pequeña ciudad de Suecia donde viven las protagonistas, Åmål. Y fucking es una palabrota que proviene del verbo to fuck (joder). Al comienzo de la película, Elin se lamenta: "¿Por qué tenemos que vivir en este jodido y puto Åmål?".


SUGERENCIAS PARA EL DEBATE:

- Pese a que los dramas y deseos personales de los jóvenes protagonistas sean comunes a todo adolescente, pesa el origen nórdico de la película. Los colores azulados y la música transmiten al comienzo de la cinta una plomiza sensación de tristeza y pesimismo, que irá remitiendo a medida que los conflictos de sus personajes vayan encauzándose hacia la resolución final que nos propone el director.

- La película aborda con sensibilidad el delicado asunto de la identidad sexual, aunque en ningún caso es la única lectura que puede desprenderse de su guión. Otros temas como la desorientación vocacional, el acoso en los institutos o la soledad en la adolescencia, se perciben sin mucho esfuerzo en los jóvenes retratados.

- Cabe observar cómo las dos protagonistas, pese a provenir de ambientes familiares dispares, reflejan problemas comunes en el universo de todo adolescente: aburrimiento, ambigüedad, cambios de humor, pesimismo, euforia, baja autoestima, crueldad, egocentrismo,... E intentando descodificar este universo, los padres, impotentes la mayoría de las veces, ignorantes del drama interior que cuece dentro de sus hijos, pese a su buena voluntad por entender y ayudar.

- La mirada del director se centra en el punto de vista del adolescente, sus relaciones entre iguales; y como secundarios, el papel de espectadores sufrientes de los padres. El profesor queda al margen de la mirada. No aparece, se diluye fuera de lo que sucede en las aulas, en el patio, en la calle, en casa. La película nos obliga a los docentes a mirar al adolescente como un ser humano, frágil, en proceso de identidad y autodeterminación, más allá de los requerimientos de la educación formal.

- En relación al tema de la comunicación (lema del Ciclo), cabe destacar la mirada nada amable, lejos de los estereotipos hollywoodienses al uso, que adopta el director en relación al universo de los adolescentes. Éstos aparecen retratados bajo el prisma del cockail de emociones sin resolver y las ilusiones por encauzar que caracteriza el mapa desdibujado de su mundo. Ni los profesores ni los padres parecen entender su lenguaje, y tampoco parece aliviarles la mirada cómplice de sus iguales, a los que de la misma forma emulan que desprecian.


WEBS DE APOYO:

- Ficha didáctica.
- Análisis didáctico.
- Ficha para trabajar Educación para la Salud (pdf).
- Actividades para trabajar en clase.
- Escena a escena (flash).
- Web oficial.
- Web con análisis (en inglés).
- Análisis de personajes (en inglés).


OTRAS PELÍCULAS
(que abordan temas como la identidad sexual, el acoso escolar, el universo de la adolescencia):

- LAS AMISTADES PARTICULARES, Jean Delannoy, 1964.
- BOYS DON’T CRY, Kimberly Peirce, 1999.
- EL ÚLTIMO SUSPIRO,
Léa Pool, 2001.
- CRIATURAS CELESTIALES, Peter Jackson, 1994.
- HISTORIAS DEL KRONEN, Montxo Armendáriz, 1995.
- LOS JUNCOS SALVAJES, André Téchiné, 1994.
- LA MALA EDUCACIÓN, Pedro Almodóvar, 2004.
- COBARDES,
José Corbacho y Juan Cruz, 2008.
- BIENVENIDOS A LA CASA DE MUÑECAS, Todd Solondz, 1995.
- KLASS, Ilmar Raag, 2007.
- EL BOLA, Achero Mañas, 2000.
- EL CLUB DE LOS POETAS MUERTOS, Peter Weir, 1989.
- THIRTEEN, Catherine Hardwicke, 2003.
- EL INDOMABLE WILL HUNTING, Gus Van Sant, 1997.
- LAS MUJERES DE VERDAD TIENEN CURVAS, Patricia Cardoso, 2002.
- QUINCEAÑERA, Wash Westmoreland y Richard Glatzer, 2006.
- YO SOY LA JUANI, Bigas Luna, 2006.
- QUIERO SER COMO BECKHAM, Gurinder Chadha, 2002.


APUNTES DIDÁCTICOS

- Se trata de una película no recomendada para menores de 14 años. Aún así, si queremos trabajar con profundidad los diversos temas que aborda esta película, se aconseja visionarla con alumnos de 16 años en adelante.

- Igualmente podría proyectarse en Escuelas de Padres, con el fin de reflexionar acerca de los problemas de la adolescencia, el papel de los padres, la educación afectivo-sexual, la orientación académica, etc.

- Cabe destacar el interés didáctico que nos brindan las escenas donde se hace más patente la psicología de los personajes adolescentes: Elin y Jessica hablando en su casa, Elin en el comedor del instituto, la conversación de las dos parejas sobre unos bancos en la calle, la fiesta de la escena inicial, etc.

- Igualmente, merece la pena subrayar las escenas en las que intervienen los padres, fijándonos con atención en la actitud que adoptan ante sus hijos, la forma de verlos y entenderlos.


MATERIAL AUDIOVISUAL
(Se recomienda no ver estos vídeos antes de ser proyectada la película)


75 comentarios:

Pedro Centeno dijo...

Mi primera impresión es que esta película es un dramón. El drama de ser adolescente, más allá del descubrimiento de la propia identidad sexual. Todos los que hemos visto esta película nos podemos sentir hasta cierto punto identificados con lo que sus personajes pasan: novios, amigos, descubrimiento del propio cuerpo, las siempre difíciles relaciones personales (no es fácil solucionar esos problemas ni en la madurez,¡imagínate!).
No obstante, lo más interesante de la película es su tratamiento de la sexualidad, cómo la imbrica en la realidad de los personajes, y es lógico que así sea, porque es parte de nosotros mismos. Esta misma mañana lo comentaba con una compañera que se maravillaba de que aún hoy hubiera quien rechazase la homosexualidad per se. Lo respondí que tenía que ser así mientras hubiera quien no entiende que dos personas del mismo sexo puedan enamorarse. En otras palabras, quienes identifican homosexualidad con vicio; para comprenderlo, no hay más que escuchar ciertas cadenas de radio o leer ciertos periódicos.
"Fucking Amal" tiene la rara cualidad de ser utilizable didácticamente y al tiempo ser entretenida, al menos para un adolescente. No es que se vayan a volver locos por ella, pero al menos no protestarán en demasía, creo. Y puede enseñarles,opino yo al menos, que ciertos comportamientos no son susceptibles de censura.
Por último, me gusta el tratamiento que se hace de la luz en la película, refleja bastante bien cómo se siente ésta en los países nórdicos, lo que concuerda bastante bien con el carácter anodino y agobiante que se atribuye a la ciudad de Amal. M erecuerda a las pinturas de Anders Zorn.

GLORIA MARÍA ACEITUNO dijo...

Hola amig@s cinéfil@s:

Fucking Amal me ha gustado, me pareció divertida e ingenua. A mi entender, esta película ofrece una visión desenfadada de la realidad adolescente. Pero se trata de una adolescencia emplazada en nuestra sociedad occidental: chic@s preocupad@s por temas de su “yo” más cercano, incapaces de conectar con el resto del mundo, debido, precisamente, a problemas de comunicación acentuados por el entorno y la etapa vital.
Es la típica visión egocéntrica del adolescente donde padres y profesores (estos, en la película, apenas se ven,…se “intuyen”) forman parte de la definición de fucking para aquell@s que acaban de salir, tímidamente, de la niñez.
Lo comenté con mi compañera del cole donde trabajo, y las dos estimábamos que esta película, refleja problemas de una adolescencia occidentalizada, preocupada por el acné, la anorexia (emulando la película),…en sí, por la asfixia de chic@s que no tienen otra alternativa que aburrirse en una fucking ciudad. Ya su título transmite gran sentimiento de hastío, como una rebelde denuncia: (http://www.diccionarioweb.org/d/ES-EN/fucking)

Traduce, de forma simple, lo tedioso y circunstancial de la adolescencia. Todos veremos reflejos de nuestra vida (seguro) en alguna proporción, en el cóctel hormonal expuesto en esta película. Elementos barrocos como la tentativa de suicidio, necesidad de “escapismo” de la realidad (a través de las pastillas de la madre), descubrimiento de la sexualidad experimentando en busca de una identidad,…todos son elementos que conforman la montaña rusa de los sentimientos adolescentes.
En la película, es la visión de adolescente en crisis, la que impera: sentimientos inocentes que acaban por aflorar desde el punto de vista de chic@s que empiezan a tantear el mundo adulto y, a veces, tabú. Me da la sensación de que, incluso, los padres son meros adornos que muestran desacertadas actuaciones con sus hijos, dado que son, entre ellos, desconocidos que comparten habitáculo (no escribí hogar porque no me pareció adecuado)
Por ejemplo, Agnes y su madre no llegan a entenderse, dado que, la sobreprotección de una, anula la capacidad de desenvolverse (o defenderse) de la otra.
También me parece significativo que Elin, al perder la virginidad, no toque el tema “anticonceptivos“, o miedo al embarazo. La pérdida de la virginidad constituye, a veces, para el adolescente, un trámite de tránsito, un rito de paso hacia otro status (normalmente, en el grupo de amig@s), desde el punto de vista antropológico. Sin embargo, aquí, perder la virginidad, parece más bien un revulsivo que Elin utiliza para descubrir qué es lo que siente de verdad; o también, podría ser el disfraz que le hará parecer normal ante su hermana y sus amigas. O quizá sólo constituya una prueba más para encontrar su identidad en el juego de la edad. Es curioso, pero viendo la actitud de Elin, como adolescente, podríamos extraer un hilo vital que nos llevara al personaje de Cintia de la 1ª película que vimos (Secretos y Mentiras)
Por otra parte, os recomiendo que tecleéis en el enlace “nórdico” (http://www.sweden.se/upload/Sweden_se/spanish/factsheets/SI/El_cine_sueco_DI112d.pdf) que aparece en sugerencias para el debate, en el que se habla del cine sueco. Me ha parecido muy interesante.

También encontré páginas interesantes en Internet sobre temas tocados en la película, y que pueden servirnos a la hora de enfocarlo a nivel pedagógico:
http://www.sec.es/area_cientifica/ponencias_comunicaciones_congresos_sec/1997_04CongresoSEC/ponencias_17.php (LA EDUCACIÓN SEXUAL DESDE LA PERSPECTIVA SUECA) Aquí podemos conocer como Suecia fue uno de los primeros países en el mundo -quizás el pionero- en la introducción de la educación de la sexualidad en las escuelas.
http://mariosalvadorp.spaces.live.com/Blog/cns!65FDABA09C6C077!1558.entry

Os sugiero un ejercicio de regresión: poned vuestra música adolescente preferida (con volumen elevado) y tendeos en la cama, como hicieran Agnes y Elin (cómo seguro que habremos hecho alguna/s vez/ces) Añorad un poco aquellos años, pensad cómo os sentíais… ¡que tiempos verdad!


Hace unos días vi en Canal Plus una película de David y Tristán Ulloa, estrenada en abril del año pasado que os recomiendo: Pudor. Podéis ver la sinopsis en esta página: http://www.labutaca.net/films/51/pudor.htm Creo que está tocando bastante los temas que nos han reunido en este curso: La incomunicación y la soledad.

Por último, no quiero irme sin decir que la imagen que tengo de las chicas saliendo del baño, al final de la película, parece ser un símil de la expresión: salir del armario.

Gloria María Aceituno Simancas

Anónimo dijo...

Fuking Amal me parece una película estupenda para trabajar con los alumnos dos temas: la aceptación de la homosexualidad y los roles sexuales dentro de la sociedad.
-Respecto a la ACEPTACIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD (la propia o la de los demás), la película aborda, con mayor o menor profundidad, muchos aspectos que pueden interesar al adolescente: por un lado, las vivencias de los propios homosexuales sobre su condición: el que sabe con seguridad que lo es, el que duda o el que por miedo no se atreve siquiera a plantearse la cuestión, el que huye de su deseo homosexual, el que es marginado, el que se automargina, la relación con otros colectivos marginados, la dificultad para salir del armario, la bisexualidad; y por otro lado, la visión del deseo homosexual desde fuera: los amigos, la familia, la infancia, los desconocidos… (se echa de menos a los profesores). Todos esos “problemas” lo son por una única razón: la presión social. La homosexualidad no es un problema de por sí, la que convierte la homosexualidad en un problema es la sociedad.
Creo que la integración de los homosexuales ha mejorado mucho en los últimos años en España, pero sigue existiendo una clara discriminación por parte de grupos demasiado numerosos. A los que nos atrevemos a dar clases de educación sexual en el aula, no deja de sorprendernos que en un país como Suecia, donde la educación sexual es una asignatura obligatoria en las escuelas desde hace 50 años, exista también entre muchos adolescentes el mismo rechazo sangrante y sádico hacia los homosexuales que en España. Es un problema que desgraciadamente provoca lágrimas y sufrimiento en algunos alumnos, pues la sociedad, a pesar de ese disfraz de tolerancia que nos ponemos todos, sigue siendo cruel e implacable con los que se desvían de la “normalidad”. La presión social continúa siendo enorme, y a menudo todos (homófobos o no) la ejercemos sin darnos cuenta. Un ejemplo excelente de ello se aprecia en la escena en la que la madre de Agnes -mujer liberal- explica a su hijo pequeño lo que es una lesbiana. La explicación es impecable, políticamente correcta: un lenguaje adaptado a la edad del niño y una gran comprensión y tolerancia hacia ese comportamiento sexual; sin embargo, en el tono dubitativo y preocupado de la madre se trasluce el hecho de que ser lesbiana es una tragedia terrible, tono que es el que percibe el niño por encima de cualquier otro mensaje. Como ya vimos en Secretos y Mentiras, no se comunica sólo con palabras. La madre está preocupada porque sospecha que su propia hija pueda ser homosexual. Cuando se cerciora de ello se carga de muy buenas intenciones para ayudar a Agnes, pero no sé da cuenta de que se comporta como un elefante en una cacharrería, de que ella es parte del problema.
A veces, incluso el propio homosexual, o el que duda acerca de si lo es o no, se ve arrastrado por la presión social a burlarse del colectivo gay. Durante la inolvidable fiesta de cumpleaños de Agnes, veremos a Elin ridiculizando el lesbianismo de su anfitriona, dándole un beso por una apuesta en la que tiene que demostrar su valentía ante la repugnancia que puede suponer que dos mujeres se besen. Es una escena estupenda, porque después de ella Elin se hará consciente de los deseos contradictorios que hay en su interior y cuya existencia ella sólo intuía. La película es mucho más sutil de lo que parece: Elin no acude a casa de Agnes y no propone la citada apuesta por casualidad. Tampoco su deseo de ser psicóloga es casual.
También se aprecia esa presión social sobre la homosexualidad en la escena en la que las protagonistas hacen autostop y las recoge un hombre en su coche, el cual enseguida las echa con cajas destempladas al descubrirlas besándose en el asiento de atrás. ¿Habría echado también a una pareja heterosexual por besarse en su coche?
Por otra parte, me ha resultado muy interesante el hecho de que Agnes esté marginada de esa manera tan brutal y de que su única amiga sea una chica en silla de ruedas. Las dos “amigas” acabarán rechazándose porque cada una recuerda a la otra sus frustraciones. La adolescencia es una época muy penosa de la vida porque hay que simular constantemente y de modo exagerado una madurez de la que se carece. Si a eso le añadimos un elemento marginador como una orientación sexual distinta o una discapacidad física, entenderemos que para algunos adolescentes la única manera de superar esa época es automarginándose, no enfrentándose a un mundo que parece que sólo les va a dar bofetadas. Los profesores siempre tenemos casos de alumnos que no se relacionan, que crean un abismo entre ellos y el resto de compañeros, y esta película quizás podría ayudarles a comprender que mucho peor que la marginación de los otros es la automarginación, el excluirse voluntariamente del trato con los demás. Agnes se da cuenta de ello cuando a pesar de no tener amigos hace el esfuerzo de repartir invitaciones para su cumpleaños, o cuando en vez de esperar a que Elin le llame por teléfono decide llamar ella. En ese sentido, la muchacha en silla de ruedas elige un camino más triste, pues para huir de la marginación decide pasarse al otro lado y convertirse en una marginadora, descubriendo que su rencor hacia la sociedad y su vacío existencial permanecen intactos.
Para terminar con el asunto de la homosexualidad en la película, me gustaría aclarar la diferencia entre “orientación sexual” e “identidad sexual” porque creo que son dos conceptos que se usan a menudo erróneamente. La llamada “orientación sexual” de una persona indica hacia dónde se dirige su deseo sexual: hacia hombres, hacia mujeres o hacia ambos sexos. La “identidad sexual” hace referencia a la conciencia de una persona de sentirse hombre o mujer, independientemente de su sexo biológico (las personas con problemas de identidad sexual son las que quieren cambiarse de sexo). Por ejemplo, Agnes y Elin se identifican plenamente como mujeres, no tienen dudas al respecto de su identidad sexual. El único personaje que tiene dudas en la película es Elin, y son dudas acerca de su orientación sexual, porque no tiene claro hacia dónde deben dirigirse sus deseos sexuales.
-Otro aspecto que se puede trabajar mediante esta película es el de los ROLES SEXUALES. Los roles sexuales son las actitudes y comportamientos que la sociedad atribuye a una persona por ser hombre o ser mujer. La película hace una breve pero inteligente descripción de los roles sexuales de hombres y mujeres para que percibamos cómo en ese aspecto el pueblo de Amal sigue igual de paralizado y estancado que en el de la orientación sexual: en Amal los chicos deben ser mecánicos y electricistas, y las mujeres peluqueras y puericultoras, del mismo modo que los chicos deben sentirse atraídos por las chicas y éstas por los chicos; los chicos deben hacer deporte, ir en moto, ver pornografía, mentir sobre sus habilidades sexuales y pegarse por celos, y las mujeres simplemente preocuparse por la moda, por estar delgadas y guapas y por hablar de “sus cosas”. No hay manera de salir de esos esquemas, no hay una reflexión acerca de si son buenos o malos, acerca de si hay otra manera distinta de ver el mundo. Cuando Elin dice que quiere ser psicóloga sus amigos la miran asombrados y la tratan de desanimar, pues les da miedo cualquier tipo de cambio en su mundo. Los roles sexuales aparecen también como un factor de marginación importante. Así, sospechamos también que la marginación de Agnes no se produce sólo por su condición de lesbiana, sino porque sus gustos no encajan dentro de lo que los habitantes de Amal piensan que debe ser una chica adolescente: le gusta la música clásica, leer poesía, escribir, es vegetariana, descuida estéticamente su feminidad… Es curioso también que el padre de Agnes cumpla el rol de madre en varias escenas, pues ante la tristeza de la hija demuestra mucha más sensibilidad y cercanía que la madre.
Querría señalar para terminar que el doblaje del filme me ha parecido de muy baja calidad, y me pregunto ingenuamente si alguna película del ciclo se podría ver en versión original. Hay películas dobladas fantásticamente, no se puede negar, la propia Secretos y Mentiras es un ejemplo inmejorable de ello, pero creo que en la mayoría de las películas se produce un enriquecimiento viéndolas en su idioma original (con subtítulos, of course). Además, nos cansamos de repetir que los portugueses tienen más facilidad para los idiomas porque ven muchísimas series y películas en televisión subtituladas, pero no nos aplicamos el cuento y preferimos asistir al espectáculo de Fuking Amal, lleno de voces frías y distantes, casi extraterrestres, que no encajan en esos personajes que, a pesar de ser suecos, están tan llenos de emociones que de un momento a otro van a entrar en erupción. No, los suecos no son témpanos de hielo.
Diego Calleja

ester dijo...

La pelicula me ha parecido muy didactica porque muestra varios temas importantes para los adolescentes: el primer amor, la búsqueda de la identidad sexual, el acoso escolar, la amistad...
Es dramática y divertida a la vez y utiliza un lenguaje simple y directo.
También sorprende pues se producen cambios repentinos en el comportamiento de Elin (cambios de humor)y Agnes (intento de suicidio).
El final es también una sorpresa para el espectador, utilizandose el sentido del humor en una situación violenta (cuando ambas salen del baño y todo el mundo las mira).

En definitiva que además de didáctica es singular y divertida.

esther Vizcaíno Jaén.

Anónimo dijo...

La verdad es que la película ha sido algo más previsible de lo que me esperaba. La temática que trata juega en torno a dos hilos fundamentales: la adolescencia y las relaciones que como tal se dan a esas esades entre los propios chavales, entre éstos y sus padres, entre la sociedad ylos adolescentes, el alcohol, las drogas... Nada que comentar, no hay nada nuevo...
Un segundo aspecto es el que hace referencia al tratamiento de la homosexualidad como tal y más aún dentro de la adolecencia. Aquí si caben dos comentarios: el primero es el que hace refencia al descubrimiento de la sexualidad, el descubrimiento de nuevas experiencias y sensaciones. Pero aquí se juega o se desarrollan dos claves fundamentales propias d ela mentalidad y el avance d elos países nórdicos: homosexualidad y además entre dos chicas. Los debates que se trae una de ellas, el probar con el método de ensayo-error hasta que descubres de verdad lo que quieres...y el triunfo final del amor pese atodo. Demasiado bonito y demasiado previsible. Casi le sobra el final. Se han querido contar muchas cosas y no se ha profundizado en ninguna de ellas. Muy tópico, muy ligero, muy previsible...al menos por aquellos lares. Otra cosa pasaría, por desgracia (aunque en nuestra mano desde las aulas está el cambiarlo)si esto aparece en nuestra querida tierra. Lo dijo un político: estamos trabajando en ello. Y también Lorca: " Entre las formas que buscan la sierpe y las formas que buscan el cristal, dejaré crecer mis cabellos" Es decir, me dejaré llevar por lo que natura me pide y a él le pedía el sentirse atraído por seres humanos, por personas, por corazones de su mismo sexo.
La película vale como modelo y como material para tratar y desarrollar el tema en las aulas. La cercanía de edad a la de nuestros discentes, la libertad con que se trata, en ningún momento hay acusaciones o al menos acusaciones o insultos graves...faltaría más.Los temas y asuntos tangenciales a los de la juventud...Todo ello ayuda a que nos sirvamos de ella.

José Muñiz Rodríguez

Anónimo dijo...

¿Quienes son los adolescentes?¿Cómo se relacionan con su entorno?¿Cómo actúan? Éstas son preguntas que parecen haber guiado al director de "Fucking Amal" para reflejar su vision de la adolescencia.
Película básicamente descriptiva, puesto que la cámara sigue a sus dos protagonistas casi como si fueran sus propios ojos. Este enfoque me parece muy interesante; sólo vemos lo que ellas ven y hacen , en soledad y en público. De tal modo que el director se distancia y es el espectador el que infiere sus propias conclusiones a través de lo que observa.
Sin emabargo, creo que esto mismo puede hacer que a la película le falte cierta profundidad de análisis. Me gustaría saber, por ejemplo, porqué encuentran su identidad sexual en la homosexsualidad latente de Agnes. Podía haber sido al revés y ser Agnes la que finalmente es aceptada por el resto e incluso encontrar una relación con un chico.
A pesar de ello, "Fuking Amal" nos enseña, o recuerda, cual es la prioridad de los adolescentes: la relación con los de su "misma especie"y a partir de ahí se define nuestro mundo.

Marisol Fallola Sánchez-Herrera

Anónimo dijo...

Si en la anterior película creía conveniente centrar el tema a partir de una línea desde la que vertebrar su análisis ahora pienso que sería más oportuno tomar distancia y ampliar su estudio. En un primer momento es obvio que Fucking Amal es una película sobre adolescentes en pugna por configurar su identidad a partir de distintos aspectos pero destacando sobre todos ellos el de la sexualidad. Seguramente nuestros alumnos se identifiquen en más de una ocasión con lo visto. Incluso les puede servir de excusa para no asumir responsabilidades en tanto que están en una edad en la que, como se les dice en ocasiones, están labrándose su personalidad (identidad) a base de ensayo y error. Pues bien sería el momento de hacerles ver cómo esa identidad es algo abierto y por construir a lo largo de toda nuestra vida sin estar nunca exenta de consecuencias y responsabilidades. Así el carácter problemático de la adolescencia en realidad no es más que el carácter problemático de la vida que, por cierto, no acaba en aquélla. En mi asignatura daría textos de Ortega y Gasset (¿Qué es filosofía?, por ejemplo) en los que se insiste en un análisis de la vida a partir de una serie de “categorías”. Lo dicho sería una breve introducción para ampliar el punto de vista adolescente y llevar el debate por las dos ideas que destacaría: 1) por un lado, la construcción de la identidad a partir de la necesidad de negar lo otro, lo diferente (en la película se excluye a la niña por ser lesbiana (Agnes) -también la minusválida [más allá de su comportamiento posterior] es dada de lado, y a su vez ésta intentará reafirmarse negando o contraponiéndose a Agnes en la escena en la que ponen el póster de la chica desnuda en la taquilla de Agnes-) pero es un mecanismo que rebasa muy ampliamente el terreno de la sexualidad y el de la edad); 2) por otro lado, la construcción de la personalidad a partir de directrices externas (es muy divertida la escena en la que leen en la revista lo que está de moda y lo que no, y cómo la situación geográfica de Amal hace que a sus ojos sea siempre un sitio desfasado) que también va más allá de la edad.
1)La identidad como mecanismo de exclusión aparece reflejada en un libro sencillo, del que podríamos leer fragmentos en clase y comentarlos, de Amin Maalouf Identidades asesinas. El título es más que esclarecedor al respecto y como dice en su primera página no pretende resolver “el problema esencial de la filosofía desde el ‘conócete a ti mismo’ de Sócrates hasta Freud… [sino] tratar de comprender por qué tanta gente comete hoy crímenes en nombre de su identidad religiosa, étnica, nacional o de otra naturaleza”.
2)En cuanto a la construcción de la personalidad a partir de criterios externos creería conveniente acudir a un opúsculo clásico de Kant (Respuesta a la pregunta ¿Qué es Ilustración?) en la que se diferencia entre una razón activa (autónoma y capaz de atreverse a pensar por sí misma) y una razón pasiva (heterónoma que depende de tutores externos que te dictan qué ser y cómo obrar). En esta obran además se nos advierte de la comodidad que supone que otros piensen por mí (hermana, amigos, revistas adolescentes… en la película, pero también mi periódico, mi partido político… fuera del largometraje). Terminaría, tal vez, con un recordatorio del carácter problemático de la existencia y como la identidad absoluta con uno mismo es vista como un primer síntoma de psicosis.

Néstor Suárez Triguero

Elena Torres Bautista dijo...

Preciosa película "Fucking Amal" que ya había visto anteriormente, y que ha sido un placer encontrarme con ella en este ciclo.
A mí me gustaría comentar dos aspectos: en primer lugar, la disparidad que nos presenta el director entre el mundo femenino y el masculino. Los lleva a extremos completamente opuestos, contradiciéndolos: la dulzura y respeto en el femenino; la tosquedad y materialismo del masculino.
Por otro lado, se ven claramente las dos opciones que parecen existir para las chicas, debiendo elegir entre una vida común y estable-cida, con un novio, hijos, hipoteca y amante del marido, como la de Erika; o una opción más libre, feliz y sincera, como la que Elin, la hermana más pizpireta, busca hasta encontrar a Agnes. A mí me encantó el final, porque indudablemente yo también elegiría la segunda.

Para terminar, sólo me gustaría comentar que esta película la vi en su día en versión original subtitulada y, como todas las que veo así, siempre me doy cuenta que por bueno que sea el doblaje se pierde muchísimo de la verdadera película. Así que hago una propuesta-petición: que las películas en este ciclo se proyecten en versión original, siempre que se pueda.

Elena Torres

Anónimo dijo...

LA PELI ME PARECIO AL PRINCIPÌO BASTANTE ABURRIDA(ESTUVE A PUNTO DE SALIRME) AUNQUE FINALMETE MEJORÓ.EL PERSONAJE DE LA ADOLESCENTE MORENA Y LESBIANA ES BASTANTE TRISTE,MUERMO Y SIMPLE Y SU FAMILIA ABURRIDISIMA.
LA CHICA RUBIA Y POPULAR ES LA QUE REALMENTE HACE ENTRETENIDA LA PELICULA.
RESPECTO AL TEMA...NO ME GUSTA NADA LA IMAGEN DE RARA, ABURRIDA Y MUERMO QUE SE DA DE LA CHJOVEN LESBIANA DESDE EL PRIMER MOMENTO.

Maria Dolores Valero Diez.

Anónimo dijo...

De la película destacaría el tratamiento tópico de los temas típicos de la adolescencia: la vivencia de la sexualidad y la definición de la identidad sexual, los conflictos personales derivados de la definición de la propia identidad y en las relaciónes entre iguales que se plantean en este periodo de la vida y las relaciones familiares. En general, considero que el tratamiento que se hace de estos temas es de libro. De hecho, en ninguno de estos temas me ha sorprendido la presentación o el desenlace. Por buscarle una ventaja, esto hace de la película un buen medio para trabajar la problemática adolescente con los alumnos.
En cuanto a la descripción de los adolescentes, observamos las características típicas de la adolescencia: descubrimiento de la sexualidad, los cambios de humor, el sentimiento de soledad, la necesidad de evasión a través de una forma determinada de ocio, la necesidad de aceptación por el grupo de iguales y el rechazo al diferente, ideas de suicidio, etc. Todo desde el punto de vista de los propios adolescentes. Así, el instituto es un lugar de encuentro, los estudios no tienen mayor relevancia y se presenta la preocupación por su futuro profesional, pero tampoco se muestra como una decisión trascendental, ya que se habla entre los jóvenes pero de forma poco reflexiva y sin que les quite el sueño.
En cuanto al tratamiento de la búsqueda y definición de la identidad sexual, me ha parecido superficial y frío, se ha ahondado poco en los sentimientos de los adolescentes. ¿Os habéis sentido conmovidos por el debate interno de Agnes o Elin?. ¿No os parece que es un desenlace frívolo la salida final del baño y la frase, algo así como “nos vamos a follar”?.
Nos presenta la vivencia de la sexualidad sin traumas y las primeras relaciones sexuales no les plantean conflictos.
En cuanto a las relaciones familiares, tampoco se sale del guión: el estilo de disciplina permisivo en una la familia desestructurada (madre soltera), en la que la comunicación es nula y no hay o no se impone ningún tipo de normas, tiene como consecuencia la falta de responsabilidad y autocontrol (desenfreno en el consumo de alcohol…). La familia hiperprotectora, con una madre perfecta y un padre comprensivo (pero que no deja de imponer sus propios patrones y vivencias), que impiden que su hija pueda actuar conforme a sus propios criterios.
Para concluir, la película no me ha aportado una visión distinta de los temas y los personajes no me han conmovido. Me ha resultado fría y aburrida. Una visión estereotipada y superficial de la realidad del adolescente.
Mª Pilar Gutiérrez Villa

Anónimo dijo...

Pienso que es una película muy recomendable para visionar en los institutos, ya que así daríamos un paso más en la normalización de las relaciones homosexuales. Los personajes son totalmente creibles, y más allá del planteamiento de una opción sexual, lo que se trata es de una historia de amor entre dos personas y cómo la viven cada una de ellas.

Antonio Vivar Muñoz

pilar florido dijo...

La película me ha parecido bastante interesante para visionarla con los alumnos,pues trata temas de adolescentes como la identidad sexual,la rebeldía,la insatisfacción,la incomunicación,la búsqueda de algo nuevo y la crueldad de los jóvenes ante los que consideran "raros" o poco convencionales.
El personaje de ELIN nos muestra el prototipo de adolescente que necesita la búsqueda de algo nuevo para realizarse,salir de la monotonía,por lo que es empujada a plantearse si realmente le gustan los chicos,al conocer a alguien diferente y con la que se siente identificada y atraida,AGNES.
El papel de AGNES podría ser también el standard de cualquier adolescente homosexual que sufre una lucha interna por poder expresarse libremente ante los convencionalismos de la sociedad,papel que refleja muy bien su propia madre.Esta lucha de sentimientos internos,la sume en una profunda tristeza,en una soledad latente,expresada muy bien en la película por la luz,las tonalidades de la escena y la música...El Adagio de Albinoni de fondo mientras la joven decide terminar con su vida.El final de la escena,me parece muy bonito,la aparición de ELIN causa en AGNES un rayo de esperanza y evita el fatal desenlace.
La introspección de AGNES, la expresividad de sus gestos,su sufrimiento y soledad continua en la película conmueven y despiertan un sentimiento de lástima hacia ese personaje.
Después del visionado de la película con los alumnos se podría plantear un debate entre otros temas sobre la tolerancia y el respeto hacia los demás,lo cual sería beneficioso para el alumnado

Victoria Berrocal Gamero dijo...

Aunque resulta interesante para mostrar que en esa edad nunca se esta contento con lo que uno tiene, me resultó bastante lenta y demasiado tranquila para intentar que un grupo de adolescente la vean. Para mi, el hecho de que una de ella sea la popular y la otra la rara que no tiene amigas y al final crean una relación entre ellas es bastante positivo, expresando que las dos tienen problemas aun siendo tan diferestes, hay una parte de ellas que las une,en este caso la homosexualida que es un buen tema para debatir y lo aburridas que estan en ese pueblo, esto ultimo puede animar a que a tener inquietudes.

Anónimo dijo...

APROVECHO PARA QUEJARME DEL CALENDARIO DEL CURSO DE CINE, PORQUE PARECE MENTIRA QUE EL C.P.R. HAYA PROGRAMADO LA PROXIMA PELICULA PARA EL DIA 27 DE NOVIEMBRE DIA DE SAN JOSE DE CALASANZ Y POR TANTO FESTIVIDAD PARA LOS COMPAÑEROS DE ED. INFANTIL Y PRIMARIA Y VISPERAS DE PUENTE. MUCHAS GRACIAS.
¿TAMPOCO VAIS A RESPETAR LA FECHA DEL PATRON DE ED. SECUNDARIA?...
ESPERO HAYA SIDO UN OLVIDO Y QUE PODAIS CAMBIARLO, PORQUE COMO COMPAÑERA DE PRIMARIA ME VERE OBLIGADA A FALTAR ESE DIA AL CURSO(MUCHOS APROVECHAMOS PARA VER Y REUNIRNOS CON LA FAMILIA).
VAYA TELA MARINERA. ESTOY DOLIDA Y OFENDIDA.
¿TANTO CUESTA MIRAR EL CALENDARIO AL PROGRAMAR UN CURSO?
CHAO Y UN SALUDO.

tutor1 dijo...

Sentimos, amigo-amiga anónimo, la indignación que ha provocado tan desafortunada y, créelo, involuntaria contingencia. En ningún momento -pese a lo que sugieres y por sentido común- ha habido voluntad alguna de perjudicar a los maestros.

Sin embargo, a estas alturas no podemos modificar el calendario previsto. En todo lo demás, esperamos que el curso os esté siendo de provecho.

Gracias por vuestra consideración y paciencia.

PD: Os rogamos escribáis vuestros comentarios evitando las mayúsculas.

Los tutores.

Gloria S-Cortés dijo...

Como la película ha sido ya desmenuzada por muchos compañeros/as perfectamente, voy a centrarme en lo que podría ser aplicado didácticamente.
“Fucking Amal” me ha gustado, aunque estoy de acuerdo con otros compañeros/as en que es una película fácil, pero, por ésto, aplicable para tratarla con los alumnos/as; claro siempre en secundaria.
El tema de la adolescencia, con toda su problemática, que es mucha, está tratada de una manera sencilla . Podemos analizar las inseguridades, el aburrimiento, las prisas por tener experiencias nuevas, como es beber alcohol, perder la virginidad, tomar algunas drogas, ir de fiestas, ser rebeldes ..., todas ellas para pasar a ser lo antes posible personas “mayores”; quieren dejar de ser niños/as ya, También podemos analizar la crueldad y dureza al discriminar a compañeros/as porque no entran en los esquemas del grupo dominante.
Por otra parte está el tema de la identidad sexual y la falta de aceptación de las diferencias con lo que es aceptado por la sociedad (a pesar de que se desarrolla en un país tolerante y pionero en las igualdades sobre las opciones sexuales). Si tratamos este tema con los propios adolescente, creo que nos llevaremos una sorpresa al comprobar que todavía hay una gran mayoría que no acepta la homosexualidad como una opción natural y respetable. Para educar en el respeto hacia cualquier forma de pensar o de actuar sobre este tema u otros tendríamos que estar de acuerdo primero los enseñantes y los padres, pero creo que todavía, por desgracia, falta mucho. Espero que llegue pronto.

tutor2 dijo...

Tutor 2

Sentimos mucho y vayan nuestras excusas por delante con la fecha de la proyección de la próxima película el día 27 de noviembre, coincidiendo con la festividad de los compañeros de Primaria. Me temo que ya no es posible solucionarlo.
Por supuesto que no es intencionado, así que lo sentimos mucho, de verdad.
Un saludo.
Tutor 2.

Anónimo dijo...

Ya el título de la segunda película "Fucking Amal" de Lukas Moodysson, nos indica que algo va mal, pero yo no diría que es la ciudad, sino sus chicos, los que piensan que el alcohol, los barbitúricos, esas mezclas explosivas y demás es la única forma de divertirse, lo dice muy claro Eilin, quiere colocarse ante todo, pura realidad, no importa el daño que eso le cause. Este tema es muy delicado, difícil y de opiniones enfrentadas sobretodo para los adolescentes, creen que esa es la felicidad, ir en contra de lo prohibido por eso actúan sin control, no saben lo que quieren, porque no buscan en su interior, tiene miedo, están pendientes de qué pensarán los demás, sobretodo los que creen que son sus amigos, cuando se encuentran con alguien diferente como Agnes, o la chica en silla de ruedas, aunque esta última también demuestra cierta crueldad que pienso que lo hace para protegerse y se equivoca, ven a esa persona como una extraña intentando ridiculizarla, sin importarles el daño que puedan causarle, también a ellos mismos, dicen tantas cosas que en el fondo no saben lo que dicen, o al cabo del tiempo reconocen el error o algunas veces ni eso... también son adolescentes, frágiles... Los padres intentan ayudar a sus hijos, como el padre de Agnes, sincero, muy preocupado, la joven le dice a su padre que es ahora el moento en que ella quiere ser feliz, el momento actual. La madre lo hace de otra manrea, la que puede, tal vez no sepa como afrontarlo, pero al final cuando su hijo pequeño le pregunta sobre lo que se escucha de su hermana, ella reacciona bien, mejor de lo que yo misma esperaba. La otra madre, la de Eilin, cree que el castigo en casa se va a cumplir, ya vimos que no. La nota de humor está en la forma de hablar de los adolescentes, como se comunican entre ellos, tarde o temprano expresan sus sentimientos.
La película pretentde mostrar esa realidad y que no dejemos de buscar todas las soluciones posibles.

Carmen Franco Méndez

Anónimo dijo...

Fucking Amäl

La película cuenta algunos momentos de la vida de unos adolescentes en una pequeña ciudad de Suecia. Los momentos elegidos reflejan varios aspectos del complicado mundo de la adolescencia: por un lado, la relación que los adolescentes establecen con su familia (símbolo de los valores establecidos), que les lleva a autoafirmarse infringiendo las normas (en el caso de Alin) o aislándose (en el caso de Agnes); por otro lado, y más importante, la relación que los adolescentes establecen con sus amigos y que claramente muestra su dependencia del grupo y su necesidad de identificarse con él: todos comparten el mismo código (la tendencia sexual en este caso), y todos rechazan cruelmente al diferente (Agnes en la película debido a su homosexualidad). De ahí el miedo el miedo a no ser aceptado y el esfuerzo de Elin en Fucking Amal por ocultar su verdadera inclinación sexual.

Enriqueta Fallola Sánchez-Herrera

Julia dijo...

¡Saludos!
Qué instructiva esta inmersión en las vidas de los adolescentes...
Para continuar un poco por la senda de Watzlawick (que introduje el otro día), os propongo reflexionar sobre el segundo axioma de su teoría que dice más o menos así:
“En toda comunicación se expresa, además de un CONTENIDO (la información explícita), una RELACIÓN entre las personas implicadas (metacomunicación).”
Hay algunos ejemplos excelentes en la peli:
- La escena del poster de la chica desnuda en la taquilla. El chico le pregunta a Agnes: “¿qué te parece la chica?, ¿está buena?”. El contenido de las frases es preguntar si le parece atractiva la chica de la foto. La relación que pone de manifiesto es la de acosador-acosada.
- La (preciosa) escena final en la que Elin habla de la leche con cacao. El contenido de su discurso expresa cómo suele prepararse la leche con cacao. El hecho de hablar de eso con Agnes expresa una relación de igual a igual o de amistad.

Por otro lado, me impresionó profundamente la escena del cumpleaños cuando Agnes le grita enfurecida a su amiga de la silla de ruedas con todo su odio y su frustración. Me pareció durísima. No sé cómo abordaría el comentario de esta escena con mis alumnos. ¿Alguna idea?

Por último, me sumo a los que han propuesto ver las pelis en versión original (en lo posible…y con subtítulos). Ya que se trata de la comunicación estaría bien escuchar la voz real de los actores.
Hasta pronto,
Julia de la Peña Rípodas

Anónimo dijo...

La película me ha gustado, resulta entretenida y amena, lo que es importante si se pretende proyectar en un aula, y se pueden trabajar con ella temas importantes, desde la comunicación y dinámica familiar (vemos la interacción en la familia de Elin y en la de Agnes, componentes familiares, implicación parental,...) hasta los problemas más "superficiales" con los que nos encontramos en la adolescencia, pasando por anorexia, suicidio, etc.

El lenguaje es sencillo y directo, dando toques de humor en situaciones que, en sí, son serias.

Mª Victoria Cejudo García

Adela dijo...

Me gusta mucho el ambientillo de cineclub trasnochado que se respira en el CPR el día del curso y para mí resulta magnífico tener esta especie de “salvoconducto” para salir y ver cine bajo el amparo de estarse formando y ganar unos puntitos.
El interés de esta película para mí radica en que puede enseñarnos algunas pautas sobre cómo comportarnos con los adolescentes.
En este sentido me parece muy clarificador el personaje del padre de Agnes. Se trata de un adulto inteligente y formado, sensible y compasivo; parece que conoce bastante a su hija y sin duda alguna la quiere y pretende ayudarla. Se acerca a Agnes y a sus aficiones (recita un poema de un libro que ella está leyendo, no sólo le compra un disco de un grupo que a ella le gusta sino que dice haberlo escuchado y reconoce que le gustó), sabe algunas de las cosas que le pasan sin que ella se lo diga (como que no quiere celebrar una fiesta) y habla con ella y la deja en paz cuando ella no quiere hablar y la afirma en su identidad cuando le dice que se parece mucho a él a su edad o cuando la cubre de caricias y le dice que no es un monstruo sino que es preciosa.
Bueno, pues esto es lo que podemos hacer con nuestros alumnos o nuestros hijos adolescentes: escucharles, acercarnos a su mundo, estar ahí para cuando quieran hablar, observarlos de manera inteligente, afirmarlos a través del afecto…
Pero lo que me resulta más inquietante, como madre y como docente, es la constatación -que resulta clara en la película- de que ni siquiera un adulto inteligente, comprometido y sensible puede penetrar en el misterioso y terrible dolor de la adolescencia.
Quizá lo que nos queda es estar ahí, mirar los problemas con distancia, no perder los nervios, no ponernos a su nivel sino observarlos como hemos observado la película, como adultos; y saber que podemos ayudar poco, que sabemos poco y que lo mejor es no intervenir mucho.
Los adolescentes no son el adulto que van a ser, tendremos que tener paciencia para aguardar el fruto. Nuestro mejor mensaje para ellos les llegará desde el sosiego de nuestra madurez.

María Adelaida Pérez Álvarez

Anónimo dijo...

Aunque la temática de la película es muy válida para trabajar con adolescentes considero que sería muy interesante proyectarla en una Escuela de Padres. De esta manera podrían reflexionar acerca de los poblemas que conlleva ser adolescente, de la educación sexual, del acoso escolar y en consecuencia de la soledad.
Podíamos también hacer hincapié en muchas escenas de la película en las que participan los padres, analizando la actitud hacia los hijos y el entendimiento entre ellos, para poder comprender tanto sus inseguridades como sus comportamientos e inquietudes.

Ana Isabel Rodríguez Blas

Anónimo dijo...

La película la veo muy adecuada para tratar varios temas de la adolescencia.
Un tema a tratar es el de la soledad y las dudas que pueden sentir los adolescentes ante diversos temas como el de la sexualidad y la homoxesualidad.

Yo creo que es importante que los jovenes tengan claro sus sentimientos independientemente de lo que puedan pensar los demás.

Los padres en este sentido deben de hacer que sus hijos vean que siempre están con ellos,escuchándoles y comprendiéndoles.

En la película se nota la falta de comunicación de las protagonistas con sus padres.

También podemos tratar el tema del rechazo escolar a que se ve sometida una de las protagonistas y lo que ello le supone,que en parte le llevan hasta intentar el suicidio.

En definitiva,lo importante es hacer que los jovenes puedan sentirse seguros,comprendidos y valorados,esto les puede llevar a que puedan decidir en cualquier tema en sus vidas,independientemente de lo que los demás puedan opinar.Eso es lo que se ve reflejado al final de la película.

R.Inmaculada Martín Salazar

Anónimo dijo...

Ya el título predice pesimismo.
La misma fotografía con ambientes fríos y oscuros, el mutismo o las frases cortas y parcas de los persoonajes nos predispone a la negatividad, la desidia y la impotencia que manifiestan los personaje en la película.
A pesar de todo, a medida que ésta discurre, y pese a los problemas típicos de la adolescencia, a los que les cuesta trabajo encontrar soluciones, me ha ido embaucando y me ha sorprendido el desenlace, pues interpreto que las cabezas de las protagonistas están mejor amuebladas de lo que en un principio podíamos pensar y que, a pesar de la soledad en que se sumergen durante toda la proyección, nos muestran que juntas pueden con todos y con todo.
También sorprende la relación entre las dos hermanas; pues aunque discuten por cualquier motivo, sí existe comunicación entre ellas que ponen de manifiesto en un momento de la película en la que están enfadadas y echan de menos esa comunicación.
En conclusión, la adolescencia, a pesar de sus problemas característicos de la edad, es una gran cantera que puede sorprendernos.
Un saludo
Celia Hoyos García

Celia dijo...

Ya el título predice pesimismo.
La misma fotografía con ambientes fríos y oscuros, el mutismo o las frases cortas y parcas de los persoonajes nos predispone a la negatividad, la desidia y la impotencia que manifiestan los personaje en la película.
A pesar de todo, a medida que ésta discurre, y pese a los problemas típicos de la adolescencia, a los que les cuesta trabajo encontrar soluciones, me ha ido embaucando y me ha sorprendido el desenlace, pues interpreto que las cabezas de las protagonistas están mejor amuebladas de lo que en un principio podíamos pensar y que, a pesar de la soledad en que se sumergen durante toda la proyección, nos muestran que juntas pueden con todos y con todo.
También sorprende la relación entre las dos hermanas; pues aunque discuten por cualquier motivo, sí existe comunicación entre ellas que ponen de manifiesto en un momento de la película en la que están enfadadas y echan de menos esa comunicación.
En conclusión, la adolescencia, a pesar de sus problemas característicos de la edad, es una gran cantera que puede sorprendernos.
Un saludo
Celia Hoyos García

Sofía dijo...

Hay un momento de la película que considero fundamental: mientras las dos hermanas asisten al entrenamiento de hokey del novio de la mayor, Eilin le pregunta que por qué continúna saliendo con ese chico si considera que no es bueno para ella. La respuesta de la hermana mayor es muy significativa: le dice que así son las cosas, sale con él porque así tiene que ser. La hermana mayor simplemente acepta su destino y acepta que su vida es de ese modo porque no puede hacer nada para cambiarla. Sin embargo, la pequeña consigue que su vida tome un nuevo rumbo y en un pueblo donde nunca pasa nada, ella se convierte en protagonista principal.
Junto a todos los temas que se comentan en el blog, creo que se puede trabajar esta película también desde esta visión.
Saludos.

Anónimo dijo...

Hola compañeros, la primera impresión que quería destacar es el regustillo de "buen rollo" que me dejó la película al salir de la proyección, creo que nos vale a todos para recordar esos sentimientos ingenuos que parecen que pueden provocar un caos mundial y en realidad solo son pequeños problemas que olvidamos al cabo de unos días. Eso por desgracia cambia con el paso de los años...pero bueno volviendo de la nostalgia de la adolescencia...creo que podemos ver en la película varias vertientes de los problemas de comunicación: con nuestro entorno, con los padres, e incluso con nosotros mismos. Está claro que en la adolescencia nos llegan mejor los consejos de l@s amig@s, tenemos más empatía con ellos, pero también es más digfícil solucionar problemas de incomunicación en este sentido, vease el caso de Agnes que se aisla por su falta de asertividad con su entorno. Con su padre sin embargo sí que hay comuicación, aunque muchas veces olvidamos el punto de vista adecuado: su padre habla en futuro (algún día, el día de mañana...) pero para Agnes lo importante es el presente, el ahora...tienen pues diferentes enfoques de un mismo problema. En general creo que el personaje de Eirine es encantador y entrañable, tiene las emociones a flor de piel (las buenas y las malas)y eso la hace explosiva y espontánea, incluso creo que tiene tantas ganas de experimentar cosas que dudo que su homosexualidad le durara más que unas semanas...pero eso nunca lo sabremos.
ROSA CEBALLOS.

Anónimo dijo...

Me ha trasmitido poco esta película. Los típicos problemas de la adolescencia y uno más añadido: la búsqueda de la identidad sexual,díficil.Excesiva tosquedad en los personajes. Todos hemos sido adolescentes y sabemos que es una etapa complicada, pero encuentro muy pocas ganas en todos y cada uno de estos personajes.Se disfruta con pocas cosas y nada es relevante ni siquiera el descubrimiento del sexo por primera vez.Demasiado lenta, demasiados silencios,demasiadas pocas alegrías,demasiado oscura...demasiado aburrida.

Remedios Climent Mata

Mercedes Ledesma dijo...

Es una película donde no descubrimos nada nuevo.Los típicos dilemas de la adolescencia de toda la vida , la crueldad de los amigos y su incomprensión.
Con una madre despreocupada de sus dos hijas y otros padres demasiado preocupados por su hija pero sin saber afrontar el problema.
No es pues nada nuevo,etapa de la vida donde nos parece que lo podemos todo por eso es una época en la que los padres tenemos mucha responsabilidad para saber comprender y ayudar a nuestros hijos en sus problemas esto es un ciclo que no varía ,aunque eso sí cada vez los jovenes tienen otras inquietudes que en mi época eran impensables,como el tema del lesbianismo....etc.

Anónimo dijo...

Esto no es el comentario ,es una crítica,parece mentira que no tengais en cuenta el calendario escolar¡ ni que os dedicaseis a la medicina!

Muy mal por vuestra parte pues desde que vimos la anterior palícula habeis tenido tiempo de cambiar la fecha al próximo jueves.

tutor2 dijo...

Tutor 2

Queremos expresar nuevamente nuestras disculpas por el error que hemos cometido eligiendo esta fecha. No obstante, hemos pensado que, una vez producido, causaría más trastorno entre el conjunto de los compañeros cambiar la sesión. Lo sentimos mucho e intentaremos ser flexibles. Ha sido un error. Ya nos hemos disculpado tres veces con esta más, por supuesto, cuando proyectemos la película. Ha sido un error. No podemos decir otra cosa salvo pedir excusas y esperar vuestra comprensión y vuestra indulgencia, compañeros.

Tutor 2

Anónimo dijo...

Gloria Mª Medina Torrescusa.


Buenas, escribo para comentar sobre la peli de "Fucking Amal". Es una pelicula en la que podemos ver el comportamiento de los adolescentes. Hay que decir que los problemas sexuales a esas edades ademas de ser complicados son incomprensibles cuando se tratan de que no se identifica la identidad sexual como los demas. Esta pelicula nos sirve para ver como pueden vivir y ver los jovenes estas historias, lo mal que lo pueden pasar o tambien el reconocer cual es su sexualidad le pueden llevar a realizar y a comportamientos estraños.

Por otro lado, esta película nos ayuda a abrirnos la mente sobre los distintos comportamientos de los jovenes y nos pueden llevar a reconocer los diversos problemas que pueden llegar a tener con el resto de compeñeros y amigos, ademas de con su familia. También en casos estremos podemos ayudarles a encontrar sus camino con algunas charlas o comentarios, peliculas, etc.

Sin mas, decir que es una película de la cual podemos sacar gran cantidad de ideas.

Un saludo, nos vemos en la próxima proyección.

Teresa Martín dijo...

Pelicula en la que se tratan los problemas a los que se enfrentan los jóvenes:sexualidad, ir afianzando su propia personalidad, el ser admitido y aceptado en un grupo,el alcohol, la droga, la rebeldia, el choque generacional con los padres.....
Me gusta como está tratado el papel que representa el padre de Agnes,que acepta sin cortapisas ni perjuicios la sexualidad de su hija y que intenta ayudarla hablando con ella, identificandose con sus gustos musicales.....pero a lo que no encuentra una respuesta valida que le haga llegar a un entendimiento con ella.Problema muy común en toda la sociedad cuando los padres intentan llegar a los hijos adolescentes.

Anónimo dijo...

La película en cuestión no me ha llamado la atención por nada especial. la actitud de los adolescentes tal vez haya sido lo más llamativo en relación a un tema manido como es la orientación sexual de cada uno. Me ha chocado la puerilidad que tienen la mayoría de los adolescentes que pueblan las escenas del film, totalmente tópicas hasta la saciedad, agotando todos los elementos que la adolescencia ofrece y que el director ha explotado, pienso que sin sacarle demasiado provecho. Por otro lado está la actitud de las dos protagonistas. Para su edad (14 y16) creo que tenían las ideas demasiado claras, tal vez en ex ceso.
Disonancia de actuaciones que, en definitiva, no aporta nada nuevo a un tema ya superado en todos los sentidos.
Mª del Carmen Serrano López.

Carmen Loureiro dijo...

Hola a todos,
De esta película quiero compartir dos impresiones.
La primera, la técnica. El deje de “cine independiente” con cámara al hombro persiguiendo a los personajes, luz, ambientación y música poco cuidada me ha resultado poco convincente.

La segunda, los personajes, geniales quiero a un par como las protagonistas para que animen la clase.
No se si os pasa a vosotros pero creo que estamos tan sensibilizados que los identificamos rápidamente, intentamos comprenderlos, reírnos con ellos e incluso si se nos pone a tiro, les buscamos soluciones a sus problemas. Tener en clase a estos personajillos es lo que nos hace cada día encontrarle sentido a esta profesión.
Un saludo a todos.

Carmen Loureiro

Anónimo dijo...

Esta peli sueca refleja muy bien el proceso de construcción de la identidad personal y sexual de los adolescentes (orientación del deseo sexual) a través de las experiencias, y las vivencias grupales e individuales.
Se observa una doble fase de rechazo-atracción de Elin hacia la protagonista Agnes que a su vez se percibe como despreciada y objeto de risa de otras amigas de la anterior y en el instituto.
A nivel familiar se observa el conflicto interior que la chica experimenta (influyendo en la relación con sus padres y consigo mismo - conductas autolíticas), ante la no compresión de su entorno.
Es una peli que yo ya conocía y he utilizado para trabajar con un grupo de adolescentes para favorecer la tolerancia y respeto hacia la diversidad afectivo-sexual, teniendo una valoración muy positiva por la presentación de las relaciones humanas, identificándose los menores con las actrices por ser jóvenes y del mismo grupo de edad. El film es algo lento (en su desarrollo - narrativa) influenciada por el cine del norte(escandinavo-inglés).
Me ha parecido un film apropiado para el abordaje de materias transversales como la educación afectivo-sexual, valores como la amistad, la tolerancia, el respeto y la comprensión del otro (empatía) para trabajar con alumnos/as de educación secundaria.
Alumno: Pedro Luis Menor Galán

Luz dijo...

Fucking Amal es un película de adolescentes para adolescentes, y para adultos también con una temática muy clara: la homosexualidad, la adolescencia, de nuevo la soledad y la incomunicación, la amistad o la relación entre iguales que nos plantean Agnes y Elin y su círculo de amigos.
Si en un principio Agnes y Elin se nos presentan como antagonistas, no tenemos que esperar mucho para observar cómo acaban convirtiéndose en cómplices.
Agnes encarna el papel de adolescente marginada y rara de la que todos se burlan, que tras llevar un año viviendo en Amal no es capaz de hacer amigos; sólo se relaciona con la chica en silla de ruedas, una relación por conveniencia que acaba con una explosión de rencorosos reproches cuando Viktoria acude como única invitada a la dichosa fiesta de cumpleaños que la madre de Agnes se ha empeñado en preparar para su hija.
Pero Agnes no limita aquí su papel, despierta nuestra admiración la madurez con la que asume su personalidad. En ningún momento la vemos dudar de sus sentimientos. Su frustración surge del hecho de que no la acepten los demás, empezando por su propia madre, que intenta proyectar en su hija el mundo ideal en el que parece vivir y del que no tiene más remedio que salir cuando su hijo pequeño le apunta la homosexualidad de Agnes y ella misma comprueba.
El personaje de Agnes nos resulta encantador por lo trágico de su situación: una personalidad que ella acepta pero no los demás, sus esfuerzos por invitar a sus compañeros a su cumpleaños, los intentos de suicidio, su soledad aceptada pero en ningún momento querida...; pero también por su extremada sensibilidad: los poemas que escribe para Elin.
Por su parte Elin, la chica popular, no se siente menos frustrada y sola que Agnes; con frecuencia la oímos quejarse de la vacuidad de la vida que lleva y de la que se rodea, y si Agnes es consciente en todo momento de su personalidad, Elin la presiente, y se reniega contra ella, porque es más fácil representar el papel que los demás nos han asignado. De vez en cuando le espeta a su hermana sus intenciones de hacerse lesbiana, entre otras cosas, por la estupidez de los chicos con los que ha salido o que la pretenden; afirmaciones que su hermana no toma en serio debido a su carácter desenfadado; y coincido con algún compañero al señalar que la irrupción de Elin en la fiesta de cumpleaños de Agnes o el beso en la boca no es casual, ni por mala idea; sino premeditado. Elin está dudosa en cuanto a su sexualidad, por eso prueba a salir una noche con Agnes y después a perder su virginidad con el chico que está colado por ella. Entonces ya es capaz de decidir y se rebela contra la estupidez y el machismo de los jóvenes, la falta de iniciativa y de opiniones personales y la opresión social de un lugar tan pequeño y mezquino como Amal y elige a Agnes.
La película se ambienta a mediados de los 90 en un pequeño pueblo de Suecia , y pese a la apertura cultural de la sociedad sueca, observamos que el rechazo hacia el colectivo homosexual existe.
La escena del coche o la final en la que las chicas al salir del baño (del armario) sorprenden a todo el mundo me encantan; la primera por lo que tiene de mágico, la segunda porque supone el triunfo de la libertad de expresión en una sociedad en la que nos guste o no, nos hallamos condicionados por las apariencias.
Tal vez la película puede recordarnos en ocasiones a las típicas películas de instituto americanas: las escenas del instituto, las de las fiestas...; pero la mayor profundidad en la temática que plantea, lo entrañable de los actores, la trama... hacen de ella una obra deliciosa y muy superior a toda esa infernal caterva de films superficiales con reina y baile.
Por último quiero añadir que a pesar de que la película me gustó, el doblaje era pésimo, por lo que muchos de los asistentes al curso agradeceríamos las proyecciones en versión original.

María de la Luz Romero Rodríguez.

Israel dijo...

A mi entender, el tema central de la película Fucking Amal es la diferencia. Un problema presente en todas las fases vitales pero especialmente virulento en la adolescencia, cuando, además de formar su personalidad, el ser humano se ve obligado a compartir gran parte de su tiempo y de su espacio con individuos muy dispares que conforman una masa que se rige por unas pautas comunes no escritas: qué ropa vestir, qué aficiones practicar, cómo comportarse..., y toda una serie de leyes tácitas que pueden llegar a vulnerar la individualidad mediante la censura constante de la libre expresión. Las dos protagonistas de la película sufren este problema, aunque de manera distinta, pues ambas viven condenadas en un pueblo (una sociedad) que no les permite desarrollarse libremente.
Agnes se conoce a sí misma y se acepta tal como es. Pero se sabe diferente de la mayoría, no sólo por su sexualidad sino también por sus gustos, por sus expectativas y por su carácter. Esta incompatibilidad la condena a una soledad sofocante –cuando no a ser blanco de las burlas de adolescentes integrados–, que arruina su vida y casi la conduce al suicidio. Sus padres, a pesar de la buena voluntad, son incapaces de ayudarla e incluso, involuntariamente, acentúan una desesperación a la que también alimentan la noción del tiempo desaprovechado y la sensación de un futuro inalcanzable.
Elin, en cambio, es una chica popular y parece totalmente integrada: sus compañeras la respetan, la admiran, y sus compañeros la desean. Sin embargo, y a pesar de tener un carácter optimista y vivaracho, opuesto al de Agnes, intuye la superficialidad de su vida, de unas relaciones que no le llenan, y un futuro poco deseado parece ir tomando forma cada vez más precisa.
Ante este panorama, cada chica encuentra en la otra una persona interesante y sincera a quien poder comunicar libremente sus deseos, ideas y sentimientos. Sin embargo, aunque Agnes ve cumplido un sueño largo tiempo acariciado y no tiene nada que perder, Elin necesita un período de adaptación para ordenar sus ideas y, sobre todo, para vencer el temor a ser despojada de su prestigio social; además, su hermana, sin mala intención, frena continuamente sus impulsos y deseos.
Otros temas interesantes aparecen tangencialmente en la película, como el descubrimiento, el rechazo y el tabú de la homosexualidad, la amistad verdadera y la fingida, los roles masculino y femenino, o las relaciones familiares y sociales.
El tono documental y directo de la película (la sombra de Dogma es alargada) supone un acierto y nos acerca como observadores a la realidad cotidiana y al interior de las protagonistas, interpretadas magníficamente por las dos actrices cuyas voces no pudimos escuchar en la proyección.
Me sumo, por consiguiente, a la petición de escuchar las películas del ciclo en versión original. Sobre todo en doblajes tan pobres como el que comentamos.

Israel Alberto Cardador Castanedo

Anónimo dijo...

Maribel Sedas:
La película me parece muy ilustrativa de lo que les sucede a los adolescentes en los institutos,por lo que la veo muy adecuada trabajarla con ellos.
Sin embargo,también podríamos extrapolarla a un ambiente adulto,pues no nos diferenciamos tanto en actitudes y comportamientos de esos adolescentes,aunque nos parezca mentira,y aprovechar su visionado para hacer una revisión de cómo afrontamos cada uno en nuestro campo o ambiente laboral y familiar este tipo de problemática,sobre todo si es a nosotros a quien nos sale un hijo/a homosexual .
Maribel Sedas.

Anónimo dijo...

Personalmente,acepto las disculpas de los tutores con respecto a la fecha de la tercera película,yo tampoco iré hoy,supongo que no nos lo tendrán en cuenta,
Maribel Sedas

Soni dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Soni dijo...

Me ha gustado mucho esta película. Me parece una visión bastante realista de la adolescencia. Las dos chicas protagonistas me parecen q están fantásticas en la película porque expresan a las mil maravillas todo lo que el diálogo de la película no dice. Me alegra que pese al hecho de ser una película que refleja el aislamiento tanto geográfico (Amal) como personal de dos chicas en un entorno en el que tienen mucha cabida, no sea "un dramón" sino muy al contrario sea fresca y finalmente positiva. El final "determinante", a mi parecer, hace que cambie totalmente nuestra perspectiva sobre todo lo que hemos visto anteriormente.
Pensando en su aplicación didáctica, me parece una película muy apropiada para su visionamiento con chavales adolescentes. Concretamente en la provincia de Badajoz hay muchos pueblos que son "Amal" y los chavales se pueden sentir identificados con cualquiera de los personajes e incluso con todos. ¿Quién no se ha sentido alguna vez Victoria, Agnes, Elin o Jonhan? Estoy segura de que no les puede resultar ajena. Parece mentira que sea del 99!

Anónimo dijo...

La película me ha gustado, sobre todo por el tratamiento, fresco y directo, de una situación normal que, en muchas ocasiones, se trata como un drama. Refleja la superación, por parte de los adolescentes, de inseguridades nacidas de su propia inmadurez por el miedo al rechazo. Es, simplemente y a mi entender, un retrato de la adolescencia desde dentro, en el que los adultos actúan como meros comparsas, actores secundarios de un melodrama con final feliz. Muy buena la actuación de las dos proptagonistas.
Luis-Alonso Rubio Muñoz.

Anónimo dijo...

Fucking Amal ha estado bien. Me parece interesante que de vez en cuando nos pongamos en el lado de nuestros alumnos y recordemos el momento en el que también nosotros teníamos ese tipo de problemas: como nuestros primeros contactos sexuales, deseo de probar cosas nuevas, de salir de la monotonía, en definitiva de buscar algo mejor.
Este no es un peliculón, pero refleja muy bien la visión de la vida de un adolescente; de hecho mientras la ves se te olvida la existencia de los adultos. Todo transcurre entre amigos, en el instituto, en la calle o encerradas en su cuarto con la música a todo volumen. Vamos, lo que todos hacíamos en su momento.
Aparte de todo esto, si trabajara con esta peli en clase me gustaría enfocarla hacia la necesidad y dificultad que tiene el adolescente para ser y/o sentirse aceptado por los demás y la capacidad de unos para conseguirlo, frente a la "inutilidad" de otros, por así decirlo. Aquí se trata profundamente a través de la homosexualidad. Me parece sorprendente cómo Agnes tiene asumido esto, aunque no lo exprese ella tiene muy claro lo que quiere o le gusta, y no es aceptada; sin embargo Eilin no lo tiene claro. La diferencia reside en la capacidad que tiene Eilin para convencer a los demás de lo que piensa; habla con seguridad, aunque al segundo cambie de opinión, pero lo dice con convicción.
Me parece importante lanzar este mensaje a los alumnos en esta edad ( y en muchos casos a nosotros mismos). No solo ante la homosexualidad, sino en todo lo demás (que no es poco): enfrentarse a las drogas, estar con gente que te llene y te respete, estudiar esto o lo otro, la apariencia física... Todo lo que uno haga o diga será aceptado por los demás si sabemos transmitirlo, si demostramos que no nos importa lo que otros piensen, lo respetamos y ya está. Como hizo Eilin cuando salieron del baño...
Rosa Tamurejo.

Anónimo dijo...

Considero que la película tiene un importante valor didáctico, al trata temas fundamentales para ser analizados con y por los alumnos:la identidad sexual, el acoso escolar, así como el consumo de alcohol como medio necesario para relacionarse y divertirse.
Pese a ser dramática, introduce pinceladas divertidas que la relajan.
También resulta curioso analizar la postura tan diferente que adoptan respecto a su hija, el padre y la madre de Agnes.
Mª Dolores García Herrera

Soledad dijo...

Parece mentira qeu adolescentes acojan esa cantidad de sentimientos enfrentados, al ver la película creeemos que es una exageración de la vida de dos muchachas, pero realmentre es así, los personajes son fieles retratos de chicas de su edad salvo que los personajes tiene una personalidad un poco extrema, hay chicas que son así, pero también las hay con personalidades centradas en tonos grises.
Creo sinceramente que la adolescencia es el momento de la vida en el que más se sufre, los jóvenes luchan o empiezan a luchar por tener el control de su vida y saben quiénes son. Intentan ir contra todo lo que los ata para saber realmente qué es lo que quieren y no lo que quieren las personas de su alrededor. Por desgracia, no saben que eso se consigue con el tiempo que poco a poco tomas las riendas de tu vida y no de todos los aspectos a la vez.
Esta película me parece muy interesante, especialmente para los docentes, sirve para que comprendamos el caos sentimental de los adolescentes y que nosotros no recordamos pues lo hemos vivido, y ahora consideramos como cosas de críos y no es cierto, pues la adolescencia te marca, lo que vives en ella y sientas, se reflejará en quien llegas a ser.
Otro aspecto a tener en cuenta de la película es la manera de tratar la homosexualidad, me ha parecido muy natural o quizás la palabra sea humano, como todo, con sus vertientes buenas y malas.

Soledad dijo...

Parece mentira qeu adolescentes acojan esa cantidad de sentimientos enfrentados, al ver la película creeemos que es una exageración de la vida de dos muchachas, pero realmentre es así, los personajes son fieles retratos de chicas de su edad salvo que los personajes tiene una personalidad un poco extrema, hay chicas que son así, pero también las hay con personalidades centradas en tonos grises.
Creo sinceramente que la adolescencia es el momento de la vida en el que más se sufre, los jóvenes luchan o empiezan a luchar por tener el control de su vida y saben quiénes son. Intentan ir contra todo lo que los ata para saber realmente qué es lo que quieren y no lo que quieren las personas de su alrededor. Por desgracia, no saben que eso se consigue con el tiempo que poco a poco tomas las riendas de tu vida y no de todos los aspectos a la vez.
Esta película me parece muy interesante, especialmente para los docentes, sirve para que comprendamos el caos sentimental de los adolescentes y que nosotros no recordamos pues lo hemos vivido, y ahora consideramos como cosas de críos y no es cierto, pues la adolescencia te marca, lo que vives en ella y sientas, se reflejará en quien llegas a ser.
Otro aspecto a tener en cuenta de la película es la manera de tratar la homosexualidad, me ha parecido muy natural o quizás la palabra sea humano, como todo, con sus vertientes buenas y malas.

Soledad Palomo Carmona

Anónimo dijo...

Siento no coincidir con muchos de los compañeros al analizar esta película como sesudo retrato de la búsqueda existencial a la que se enfrenta todo pimpollo quinceañero repleto de espinillas y tatuajes,y acostumbrado a usar pantalones dos tallas más de las que necesita.
A veces creo que los propios chicos se sorprendrían de que sea el adulto que a diario trabaja con ellos, su profesor, el que los reduzca a un retrato tan simplista como el de que en la adolescencia todo es desorientación,dificultad, necesidad de definición sexual. Quiero pensar que un adolescente es más que esta sucesión de tópicos que muestra la película y quiero pensar que a diario trabajo para personas con otros problemas y con otros intereses.Bastante tienen que soportar ellos la tendencia enfermiza de estos tiempos de modernidad en los que toda explicación de su conducta queda sometida a severos e implacables dignósticos de hiperactividad,déficits de atención, alumnos ACNÉ y demás.
¿Cambiaría la perspectiva comunicativa y el acercamiento hacia los adolescentes si nosotros como adultos y profesionales dejásemos de dar crédito a ese hondo pensamiento filosófico con el que tendemos a sentar cátedra cada vez que sentenciamos "es una edad muy difícil"?.
No más Fucking Amal" por favor.
Rosa Rodiño Núñez

Anónimo dijo...

El tema de la homosexualidad,al igual que muchos otros temas, son de los que hay que tratar de una forma cuidadosa (en el alula me refiero) y no por los propios alumnos/ as sino por sus queridos padres, madres, abuelos, abuelas... bueno tutores legales (hasta para explicarse tenemos que tener cuidado). Pero tengo que destacar que esta película enfoca el tema de una forma, por decirlo así, BONITA.
Unas niñas en pleno desarrollo con una inocencia y pureza en sus sentimientos, simpre enmascarando por una presión social y una presión familiar.

Agnes: chica que se presenta con una sexulalidad clara, rebotada con el mundo y con su familia, en definitiva con la incomprensión de su situación. Marcada la desesperación con tendencia al suicidio de no poder expresarse con libertad y no poder alcanzar al amor de una compañera (AUNQUE ESTO ESTÉ AL ORDEN DEL DÍA EN LO QUE AL AMOR SE REFIERE). No tiene grupo de amigas consolidado, aunque parece que eso no le importa demasiado.

Elin: se presenta como la chica más chica, cuida su imagen, preocupada por gustar, por ligar, aceptada en grupo de amigas.... Inicia su sexualidad hetero con un chico indagando si es eso lo que le gusta aunque le perturba los sentimientos que se le han empezado a despertar por su compañera.

Toca el timbre, soy de las pocas españolitas que aun no tiene internet en casa. Vivan los ordenadores que nos ha puesto la Junta de Extremadura!!!!

Manuela Domínguez Vinagre

Anónimo dijo...

Continúo gracias a las evaluaciones de la tarde.

Bueno, que esta peli la podemos poner, para mi gusto con un buen grupo de 4º ESO y de ahí a Bachillerato... (vamos que ya le he puesto edad recomendada).

Estoy del todo de acuerdo con algunos compañeros que hablan o analizan la película para trabajar sobre:

1. La aceptación o más bien la NO ACEPTACIÓN en pleno siglo XXI de algunos jóvenes sobre el tema.

2. Análisis de los prototipos que salen en la peli, homosexual (AGNES), heterosexual (ELIN diferenciada de la hermana)

3. Por qué continuan dando la imagen de lesbiana masculina (AGNES) con ropa suelta de chico...

4. La familia ante el tema

5. La presión social (colegio, instituto, amigos...)


Supongo que mi cbaeza ya a las 18h de la tarde no da para más, pero seguro que nuestros tutores con sus maravillosos enlaces nos aportan más para trabajarla.


Manuela Domínguez Vinagre

Cintia Galache dijo...

Creo que esta película sería muy bien acogida por los alumnos,pues las situaciones y sobre todo las actitudes tienen un sentido universal.El tema de la homosexualidad es lo de menos,son,como dicen algunos coompañeros,los sentimientos en general descritos y las situaciones vividas lo que la hace atractiva pues muchos de nuestros jóvenes se verán reflejados. Por otra parte la galería de peronajes es variada: el chico al que lo que más le interesa es el móvil,el que se deja llevar sin más,la chica aparentemente casquivana,la sensible y más "intelectual",la metomentodo cotilla etc. Como común denominador el egocentrismo manifestado en un sentimiento muy común en el adolescente de: no me entienden.Cintia Galache

Anónimo dijo...

Es difícil abordar un tema como es la homosexualidad, su descubrimiento y aceptación, sobre todo si es dentro de un ámbito adolescente, sin caer en ciertos tópicos. Los vulgarismos, la estética deprimida y oscura, relaciones límites, frases contundentes puntuales para asentar un estructura sin nada nuevo que aportar,.....un final nímio.
Celia López Moreno

Mª Elena Rodríguez Pérez dijo...

Lamento no coincidir con los compañeros sobre la película.A pesar de tratar temas típicos de los adolescentes, vi unos jóvenes tristes y malhumorados en todo momento ( creo que la música también juega un importante papel, pues es triste y pesimista ).Se palpa el tedio y el hastío de la vida que sienten y, afortunadamente, esta situación no es la normal en nuestros adolescentes.
Creo que sería muy interesanta proyectarla en La Escuela De Padres, para tratar los problemas de los adolescentes y la identidad sexual.

Mª Elena Rodríguez Pérez.

Anónimo dijo...

Ka imprensión de la película a primera vista es de sensación caótica, con demasiados temas tratados, con demasiada rapidez, con demasiado frenesí. Pero analizándola un poco más exhaustivamente, llego a la conclusión de que su forma de visionar el mundo aolescente es bastante acertado: un mundo lleno de rapidez, de caotismo, de vivencias extremas y emociones fuertes.
Me gustó bastante la película. Creo que hace un recorrido por la adolescencia bueno, y que muestra bastante bien el punto de vista del adolescente sobre los diferentes temas de sus vidad cotidianas.
Desde el punto de vista didáctico, creo que es muy recomendable trabajarla con los alumnos de 4º ESO para adelante, y concretamente me gusta mmucho para la asignatura que imparto: Psicología.
Asimismo, en talleres de padres también me parece recomendable, ya que es bueno recordarles como se ve el mundo desde el punto de vista de sus hijos para poder entenderlos y educarlos.
Con relación a esta película, quiero facilitaros el título de otra película: "Thirteen".

Raquel Martin Romero

Anónimo dijo...

No me gustó la película. Eso no quiere decir que no crea que didácticamente puede ser muy útil. Hay muchos y variados temas posibles para tratar con los alumnos en el aula: homosexualidad, drogas, amistad, acoso, noviazgos, virginidad,...
La razón de que no me haya gustado es que no me ha aportado nada nuevo, todo era como muy previsible, típico todo de adolescentes rebeldes y demasiado adelantados para su edad. Son temas ya vistos en muchas películas y aquí están bien tratados pero tampoco he visto nada especial.
Un saludo.
Antonia Pajuelo

Anónimo dijo...

El tema de la homosexualidad en unos adolescentes en el momento de su vida en el que más perdidos se sienten, cuando tadavía no saben qué van a hacer, ni tienen clara su identidad sexual.
Los protagonistas van descubriendo poco a poco a lo largo de la película sus preferencias sexuales, en un pueblo pequeño con muchos prejuicios, lo que va a ser bastante traumático.
Creo que aborda el tema de la homosexualidad desde varios puntos de vista : desde el punto de vista de los padres, porque algunos dicen estar de acuerdo , y cuando llega el momento, NO LO ASUMEN ; y desde el punto de vista de los jóvenes, cuando los consejos de los padres son inútiles.
Mención especial a la banda sonora, muy acertada ( me gustó mucho la tercera canción ).Suena muy bien.
Bien captado el ambiente monótono, tedioso donde se desenvuelve la historia.

sarae dijo...

El caso es que no me parece una película para visualizar por los niños. Creo que con la confusión mental que tienen a esas edades se les pueden plantear algunas más.

Lo cierto es que el tema de la identidad sexual que es el principal de la película, el saltarse convencionalismos y vivir la vida a tope, son tópicos de la adoslescencia; pero mejor para mayores de 17 años.

En cuanto a las dificultades que se plantean creo que son las mismas tanto para las relaciones heteroxesuales como las homosexuales, afortunadamente la sociedad ha cambiado bastante en algunos años y en España tenemos ya uniones civiles de personas del mismo sexo.

En cuanto a lo entretenido o no de la película, no creo que lo sea. Me parece algo aburrida, y a los "niños" que les gusta la ciencia ficción, las historias truculentas, el suspense... pues creo que les parecería pues una historia de todos los dias. (Aunque algunos se sientan identificados).

Creo que toca muy superficialmente muchos temas como los del embarazo, las relaciones sexuales "alegremente" sin mirar consecuencias etc... y tal como está "el patio" pues no me parece recomendable para los alumnos, básicamente porque no aborda las relaciones personales y "otros temas" en profundidad. Yo la descartaría.

Anónimo dijo...

Anónimo dijo...
El tema de la homosexualidad en unos adolescentes en el momento de su vida en el que más perdidos se sienten, cuando tadavía no saben qué van a hacer, ni tienen clara su identidad sexual.
Los protagonistas van descubriendo poco a poco a lo largo de la película sus preferencias sexuales, en un pueblo pequeño con muchos prejuicios, lo que va a ser bastante traumático.
Creo que aborda el tema de la homosexualidad desde varios puntos de vista : desde el punto de vista de los padres, porque algunos dicen estar de acuerdo , y cuando llega el momento, NO LO ASUMEN ; y desde el punto de vista de los jóvenes, cuando los consejos de los padres son inútiles.
Mención especial a la banda sonora, muy acertada ( me gustó mucho la tercera canción ).Suena muy bien.
Bien captado el ambiente monótono, tedioso donde se desenvuelve la historia

SONIA BLANCO CORTÉS

Anónimo dijo...

La película se ve bien, quiero decir con tranquilidad. No dramatiza, como hacen otras que tratan la homosexualidad, me ha parecido bonita la manera de plantearlo. Contado con naturalidad y frescura.Me ha parecido genial la escena final de las dos chicas saliendo del baño entre todos los compañeros.
Firmado: Maria Teresa Claver Romero.

Anónimo dijo...

La película se ve bien, quiero decir con tranquilidad. No dramatiza, como hacen otras que tratan la homosexualidad, me ha parecido bonita la manera de plantearlo. Contado con naturalidad y frescura.Me ha parecido genial la escena final de las dos chicas saliendo del baño entre todos los compañeros.
Firmado: Maria Teresa Claver Romero.

Anónimo dijo...

Me ha parecido una buena película, creo que el tema de la identidad sexual puede llegar a ser de los más importantes que le pueda llegar a suceder a un adolescente, además que la historia se desarrolle en Suecia, me gusta, ya que muchas veces tenemos idealizados a los países nórdicos y como podemos ver en la cinta compartimos muchos de sus conflictos, y sus adolescentes tienen problemas tan cotidianos (y para ellos tan importantes), como los alumnos de nuestras aulas hispanas.

El trabajo de las niñas me ha parecido muy bueno. La rubita lo hace genial, además con el desarrollo de la película le vas cogiendo cariño al personaje. De una macarrilla insoportable va pasando a chica comprensiva, siendo cada vez más tierna. La otra protagonista tiene la situación más complicada, es la rarita, la homosexual, es la “no popular” (concepto americano donde los haya, por cierto) y se ha enamorado de la chica equivocada, pero al final tiene la recompensa.

Estaría bien que los gestos peliculeros-heroicos como el del final de la película perdieran todo su valor, porque sería el síntoma de que a todos nos ha dejado de preocupar de que sexo es la persona de la que se ha enamorado nuestro vecino.

Héctor López Rodríguez

Anónimo dijo...

Me parece una película de gran valor pedagógico para adolescentes.
Cualquier joven se verá identificado, porque en ella se muestran todos los problemas que caracterizan a la adolescencia.El presentar a dos chicas tan diferentes como protagonistas, es muy interesante porque en esta etapa, cada uno busca su propia identidad, y para ello se crean grupos aveces enfrentados,sin saber que son mucho más parecidos de lo que creen. Por tanto, encuentro un doble mensaje. En primer lugar que el espectador adolescente llegue a aceptarse y a comprenderse mejor al observar que sus problemas son compartidos por la mayoría y que cualquiera de ellos, por muy duro que resulte debe ser enfrentado con valentía, como las protagonistas aceptan su identidad sexual.Por otra parte la aceptación del otro, y el comprender que lo que nos une o nos separa no es la simple apariencia.
También los padres y profesores podemos vernos reflejados, tan lejos de la realidad de nuestros hijos o alumnos, que dificilmente conseguimos ofrecerles la ayuda que necesitan.

Ana Andaluz

Anónimo dijo...

Buen retrato de la adolescencia en la película, no sólo ante las dudas de la orientación sexual, sino un claro ejemplo de las dudas que surgen en estas edades.

Está o queda muy bien plasmado también la búsqueda de nuevas sensaciones.

La chica rubia (no recuerdo del nombre) muestra un encanto especial por la sinceridad, la valentía y el coraje al afrontar las cosas.

La morena tiene un personaje que calca o retrata los miedos, el sufrimiento... que siente por ser diferente ante la sociedad.

La hermana de la rubia tan heterosexual, y sus amigas, también muestran una actitud común a los mortales.

La escena donde se acuesta con el chico (la rubia) intentado negar lo que siente y búscando su identidad o reforzando su identidad heterosexual...


Creo que se puede sacar mucho partido para tratar el tema de la sexualidad en las tutorias.

Mª. Dolores Miguel Hontiyuelo

Anónimo dijo...

La película merece la pena ya que trata bastante bien la situación de una adolescente que se siente distinta al resto.Se puede comentar y trabajar la sensación de aislamiento que vive Agnes por no estar integrada en esa sociedad que le ha tocado vivir, dada su condición de tener unas tendencias sexuales que no se corresponden con el resto de las chicas que allí aparecen. En el polo opuesto está Elín, mucho mejor relacionada, y con acceso más fácil a los chicos que le gustan pero siempre transmitiendo la sensación de no estar complacida con nada movida como por inercia y haciendo todo loque hacen los demás porque está dentro de lo "normal".Cuando conoce a Agnes es como si descubriera un aliciente en su vida pero en este caso se podría barajar la hipótesis de que ese probar "algo " distinto pudiera ser para combatir su monotonía y aburrimiento.Para concluir creo que este tema de la homosexualidad está tratado a una edad muy temprana cuando las tendencias sexuales no están totalmente definidas en ciertos adolescentes.
Fdo.- Mª Victoria Pérez

Anónimo dijo...

Fucking Amal:

Mee pasé sufriendo todo el tiempo de la proyección.
En mi opinión, hay dos modos de abordar la adolescencia:
Por una parte, ciertos jóvenes se preguntan el porqué de los cambios que están viviendo, reflexionan acerca de su futuro y de sus gustos y abren la primera puerta a un pensamiento más profundo acerca de ellos mismos.
En el extremo contrario están los adolescentes que simplemente pasan por esa etapa de su vida adoptando gustos y comportamientos ajenos de un modo camaleónico autoconvenciéndose de que se tratan de los suyos propios.

Aunque con personalidades opuestas, las protagonistas del film, Agnes y Elin, pertenecen al primer grupo con el complemento de la inadaptación social en el caso de Agnes; y con el de indecisión por la condición sexual en el caso de Elin.

Fucking Amal es capaz de trasformar la incertidumbre y el temor de las protagonistas en malestar para el espectador. Bajo mi punto de vista, demasiada dramatización que llega a ser incoherente y que por consiguiente no deja buen sabor de boca.


Purificación Pinto

Anónimo dijo...

Lo que me ha transmitido esta pelicula es las innumerables dificultades a las que se tiene que enfrentar y sufrir cualquier persona cuya singularidad no coincida con los patrones existentes;ya sean del ambito que sea.Es el caso que parece representar Agnes y Elin.Dos chicas adolescentes, con lo que ello comporta,desde el punto de vista de carencias formativas,que además de, como cualquier adolescente, estar inmerso en un proceso de conformación de la personalidad, tienen que abordarlo desde una cuota de confusión e incertidumbre mayor, por cuanto, inicialmente, tienen que resolver su identidad en el campo de la sexualidad desde una posición de rechazo y prejuicios de los grupos a los que pertenecen. En este punto de la pelicula aparecen escenas que ponen de manifiesto la intolerancia que presenta el grupo hacia todas las pautas de comportamientos que no se identifican con los patrones o roles existentes. Circunstancia que se traduce en actitudes de vacio y hostilidad. Es,desgraciadamente, el tributo que tienen que pagar las personas que apuestan por desarrollar,lo más plenamente posible, su individualidad.
Al igual que en otras peliculas pertenecientes a este ciclo, se pone de relieve que la situación problematica que constituye el nucleo de la pelicula se va disolviendo en relación directa con la práctica del dialogo y la comunicación.Y lo que inicialmente re4presentaba un problema;no solamente se ha dulcificado sino que termina siendo aceptado por los que inicialmente se posicionaron con actitudes hostiles.Es decir:el dialogo y la comunicación constituyen el mejor metodo para superar lo que unicamente se sustenta en actitudes irracionales.+

Anónimo dijo...

Lo que me ha transmitido esta pelicula es las innumerables dificultades a las que se tiene que enfrentar y sufrir cualquier persona cuya singularidad no coincida con los patrones existentes;ya sean del ambito que sea.Es el caso que parece representar Agnes y Elin.Dos chicas adolescentes, con lo que ello comporta,desde el punto de vista de carencias formativas,que además de, como cualquier adolescente, estar inmerso en un proceso de conformación de la personalidad, tienen que abordarlo desde una cuota de confusión e incertidumbre mayor, por cuanto, inicialmente, tienen que resolver su identidad en el campo de la sexualidad desde una posición de rechazo y prejuicios de los grupos a los que pertenecen. En este punto de la pelicula aparecen escenas que ponen de manifiesto la intolerancia que presenta el grupo hacia todas las pautas de comportamientos que no se identifican con los patrones o roles existentes. Circunstancia que se traduce en actitudes de vacio y hostilidad. Es,desgraciadamente, el tributo que tienen que pagar las personas que apuestan por desarrollar,lo más plenamente posible, su individualidad.
Al igual que en otras peliculas pertenecientes a este ciclo, se pone de relieve que la situación problematica que constituye el nucleo de la pelicula se va disolviendo en relación directa con la práctica del dialogo y la comunicación.Y lo que inicialmente re4presentaba un problema;no solamente se ha dulcificado sino que termina siendo aceptado por los que inicialmente se posicionaron con actitudes hostiles.Es decir:el dialogo y la comunicación constituyen el mejor metodo para superar lo que unicamente se sustenta en actitudes irracionales.+

20 marzo, 2009

JOSE MARIA MARQUEZ PANIAGUA
DNI 8767631P

Nota:Este comentario aparace también como anónimo.Se debe a un fallo en el procedimiento de envio.El autor del anónimo es quien suscribe.

Anónimo dijo...

Tan tópica y evidente como su final (¡Por Dios, esas dos chicas "saliendo" del baño!), no creo que sea tan distinta de películas para y sobre adolescentes tipo "American Pie" como cierta crítica ha señalado, aunque lo pretenda intencionadamente con la estética de aires vanguardistas e independientes del "dogma". Para tratar el tema de la homosexualidad en la adolescencia me parece mucho más interesante y seria "Boys don´t cry", y para el choque generacional y la incomunicación en la adolescencia, la más valiente "Thirteen" o, por qué no, la clásica "Rebelde sin causa"

Celia Valdelomar

Anónimo dijo...

Es una película de adolescentes y para adolescentes, con lo cual, puede ser un recurso educativo; pero claro, no es la típica película adolescente americana, sino que ésta es sueca y eso la hace totalmente diferente de las tonterías yanquis.. De todos modos el guión podría ser mejor, pero aún así la historia es interesante.
Si de la anterior película del ciclo (la primera) podíamos extraer como tema de debate educativo, la importancia de la familia, esta película yo la utilizaría para resaltar los problemas e inquietudes de la adolescencia, y sobre todo la importancia de las relaciones de amistad.

Rafael L. Carballo López

Anónimo dijo...

Creo que el tema central de esta película es la identidad sexual, más que nada en adolescente, con una personalidad poco definida, y la crítica, la burla, como ataque a todo lo que se sale de lo habitual.
Por la edad de los protagonistas, por el tema y su contexto, es una película que podría ponerse perfectamente en la clase.
Benilde Álvarez Córdoba

Anónimo dijo...

Esta película nos hace recordar la incertidumbre y la lucha constante que supone la adolescencia, época en la que solemos enfrentarnos a todo esperando encontrar respuesta a los interrogantes que nos angustian sobre nuestra propia identidad. Nuevamente la incomunicación parece un personaje más. Agnes, con sus “sweet 16” recién cumplidos está tan sola en todos los ámbitos de su vida (familia, amistades, colegio, amores,...) que no es raro que se sienta vacía e incluso tentada a recurrir al suicidio.
No creo que su orientación sexual suponga un problema en sí para ella (afortunadamente parece vivirlo con total naturalidad) pero sí que supone un obstáculo más para su relación con su madre que se niega a aceptar cómo es realmente su hija, algo que se ve desde la fiesta de cumpleaños al comienzo de la película. La homosexualidad es en mi opinión sólo un tema secundario más a analizar, al igual que otros muchos que se tratan en la película: el despertar de la sexualidad, las expectativas impuestas por quienes nos rodean y el miedo a decepcionarlos, la necesidad de pertenecer a un grupo, los abusos de poder entre iguales, el buen y el mal uso del ocio,...

Mercedes Vaca Romero

Anónimo dijo...

Me ha impactado bastante la película. Es increíble cómo algunos adolescentes buscan el placer inmediato y todo les aburre. Quizás todos aborreceríamos un poco esa “Fucking Amal”, como Elin la describe, pero su forma destructiva de enfrentarse a su día a día es alarmante. Elin parece querer llenar su vacío con alcohol, drogas y sexo... Ni siquiera sabe disfrutar de sus amistades. Se dedica a ser la matona a la que hay que temer ya que somete y humilla a sus compañeras, como también hace en un principio con Agnes. Sin duda hay secuencias que pueden sernos muy útiles para trabajar con los alumnos sobre problemas habituales en la adolescencia y alternativas para enfrentarse a ellos.

Mª Belén Vaca Romero

Prof Manuel Pimienta dijo...

Con Fucking Amal se va animando el ciclo: me pareció mucho más interesante que la anterior. Inevitable recordar, mientras la veía, Thirteen, proyectada el año pasado. Me parece un gran acierto del director el enfoque tan próximo a la realidad de los adolescentes, atrevido, sin caer en lo políticamente correcto, tanto en el caso de Elin como en el de Agnes. Nada que ver con las “americanadas” en las que siempre hay un final moralizante. Si bien pesa el carácter nórdico de la película, aborda problemas comunes para chicos de esa edad en cualquier parte del mundo. Muy interesante la música, bien elegida.
El interés didáctico de la película es evidente, especialmente en tutoría para alumnos de segundo ciclo de la ESO, pero me parece que solo para valientes (entre los que no me encuentro para estos menesteres tras los tiros pegados en institutos, jeje). Seguro que a los alumnos les impactaría bastante, pero no estoy tan seguro de que no hiciesen algunas interpretaciones equivocadas o erróneas de algunas situaciones. Si ninguna película sirve para ponerla sin trabajarla, esta mucho menos; creo que a los chicos les plantearía muchas incógnitas
Manuel Pimienta

Anónimo dijo...

Es una película para trabajar el tema de la diversidad sexual.

Muestra la experiencia de una adolescente lesbiana(Agnes), que acaba de cumplir 16 años, en un pequeño pueblo del norte de Suecia (Amal), donde nunca pasa nada, y al que se ha mudado no hace mucho tiempo. Su carácter tímido e introvertido, le dificulta las relaciones con los demás.

Se enamora de una de las chicas más populares del instituto, Elin, quien, a su vez, tiene como pareja a un chico. La película muestra cómo, poco a poco, la relación entre ellas va tomando forma.

Es un retrato, desde un particular punto de vista, de una etapa, la adolescencia, en la que no todo está tan claro, donde además de lo "socialmente correcto", existen otras opciones, aunque si bien, no tan aceptadas, sí tan válidas como las demás.

Mercedes Gómez Almeida

¿Dónde estamos?


Ver CPR de Badajoz en un mapa más grande