Dersu Uzala


27 de noviembre, 20:00 h.

Dersu Uzala (Dersu Uzala)
Unión Soviética/Japón, 1975, 141 min.
Dirigida por Akira Kurosawa
Interpretada por Maksim Munzuk (Dersu Uzala), Dimitri Korshikov (Wowa), S. Chokomorov (Jan Bao), Yuri Salomin (Capitán Arseniev), Svetlana Danilchenko (Sra. Arseniev).
Guión de Akira Kurosawa y Yuri Nagibin (basado en la novela homónima de Vladimir Arseniev)
Música de Isaac Schwart
Fotografía de Asakadzu Nakai, Youri Gantoman, F. Dobronkrabov.

Calificación: Todos los públicos



RECOMENDACIÓN DIDÁCTICA


Edad: La película está recomendada para todos los públicos. Debido a su factura clásica, su ritmo y su extensa duración, no suele agradar a alumnos de Primaria e Infantil, aunque sí se recomienda proyectar diversas escenas de la misma.

Áreas: Ciencias Naturales, Biología, Geología, Ética, Educación para la Ciudadanía, Tutoría, Escuela de Padres.

Temas: Ecología, mundo rural/urbano, civilización, armonía con la naturaleza, antropología cultural, el buen salvaje, pérdida irreversible de mundos y culturas. En suma, la necesidad de respetar la naturaleza y de mantener un equilibrio con ella y con uno mismo, tema recurrente en la filmografía de Akira Kurosawa.


ARGUMENTO


El capitán Vladimir Arseniev y su destacamento tienen que elaborar unos planos geológicos por los bosques de la taiga siberiana. En esa inmensidad, el capitán conoce a Dersu Uzala, un cazador nómada que conoce a la perfección todo el territorio. Dersu enseñará a Vladimir a convivir en plena armonía con la naturaleza, a interpretar los signos del bosque y a sortear los peligros. Entre los dos comienza a gestarse una hermosa amistad.


DATOS DE INTERÉS


- Dersu Uzala constituye un clásico del arte cinematográfico mundial. Está reconocida por todos los críticos como una de las mejores películas de todos los tiempos. Es también un clásico en cualquier ciclo de cine de calidad que trate cualquier aspecto relacionado con la naturaleza. Título imprescindible en cualquier filmoteca.

- En 1975, año de su estreno, obtuvo el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. También consiguió, entre otros, el David de Donatello a la mejor película del año y el Gran Premio en el Festival Internacional de Moscú.

- Dersu Uzala está basado en un libro escrito a comienzos del siglo XX por Vladimir Arseniev en el que narra su encuentro con Dersu Uzala, un anciano cazador de la tribu china Hezhen, su relación de amistad y su profundo respeto aunque fueran de culturas distintas. Este libro está considerado en Rusia como un clásico.

- La película se basa fielmente en el libro citado y, por tanto, tiene un componente biográfico. Fue rodada durante 1974 en los escenarios naturales que recorrieron en su día Dersu y Arseniev bajo condiciones meteorológicas muy adversas para la grabación del filme.

- Gracias a esta película el director Akira Kurosawa logró remontar su carrera, la cual se encontraba en horas bajas tras el fracaso de Dodeskaden (1970), que casi lo lleva al suicidio. Llevar al celuloide la historia de Dersu Uzala y Urseniev ya lo había contemplado el director dos décadas antes. Después vendrían otras obras mestras del director como Ran (1985) o Los sueños de Akira Kurosawa (1989).


SUGERENCIAS PARA EL DEBATE

- Se trata, en primer lugar, de una película muy apropiada para los tiempos que corren, con las prisas, los medios de comunicación, la falta de paciencia, etc. Dersu Uzala nos enseña que somos naturaleza, que no conviene olvidarla y que el tiempo es relativo.


- Otra enseñanza ecológica: Dersu era nómada y animista. Creía que la naturaleza y las cosas tenían alma. Quizá por eso entablaba una relación con la naturaleza de igual a igual, sin intentar imponerse, como hacía la civilización occidental.


- La película presenta también la mirada nostálgica de un mundo perdido. En 1962, John Ford (67 años) nos contó cómo Ransom Stoddard acude al entierro de Tom Doniphon, el hombre que mató a Liberty Valance, dando pie a un flash-back que constituye la representación de los códigos del western y, simultáneamente, el acta de defunción de un mundo devorado por el progreso. Del mismo modo, Akira Kurosawa (65 años) inicia una narración clásica con la inútil búsqueda (1ª escena) por parte de Arseniev de la tumba de Dersu Uzala, literalmente barrida por la civilización que viene representada por un aserradero.


- Otro gran tema representado en la película es el del buen salvaje, con reminiscencias filosóficas rousseaunianas. En efecto, Dersu es presentado con las características del buen salvaje que aún no tiene la malicia de la civilización occidental al no haber estado en contacto con ella.

- Una de las lecciones más importantes de la película es la de la inmensidad y el peligro de la naturaleza. El hombre es demasiado pequeño al lado de la Naturaleza. En este sentido incide una de las escenas culminantes de la película, la de la tormenta de nieve que sorprende a Dersu y Arseniev, en la que el primero salva la vida de los dos gracias al conocimiento de la naturaleza.

- Paralelamente al mensaje ecologista, la película se asienta sobre una relación de amistad y respeto entre Dersu y Arseniev. Éste ve en Dersu no tanto un explorador y cazador nómada, hábil y experimentado, como un alma noble, sencilla, generosa y responsable. En este sentido, la posición de Dersu, que arregla la cabaña semiderruida que encuentran para quien la pueda disfrutar algún día, contrasta con la de los soldados soviéticos, que desprecian el débil refugio.


- En cuanto a la estructura, puede decirse que la película se divide en cuatro partes. La primera y la última, prólogo y epílogo, confieren el tono elegíaco de la película. En el centro hay dos partes diferenciadas: por una parte, la presentación de los personajes y las aventuras que pasan juntos, tanto en el primer encuentro como en el segundo; por otra, la breve estancia de Dersu en la ciudad. La aventura que separa esas dos partes es la del tigre al que Dersu debe matar, verdadero gozne y fisura entre una parte y otra de la película, donde se rompe de alguna manera la relación con la naturaleza. Dersu lo sabe, y de ahí las pesadillas y la evolución final de los acontecimientos, incluso el robo del arma al final.


- El ritmo lento de la película es característico del cine japonés y es muy coherente con las lecciones éticas de la película. En la misma orientación rítmica deben situarse los grandes silencios de la película, los extensos planos de la naturaleza con una fotografía muy cuidada y la obsesión por captar los ruidos naturales de ríos, bosques, etc. Es la velocidad correcta para presentarnos esta historia. Ahora, en el cine contemporáneo, un plano no suele durar más de cinco segundos, y muchos espectadores tienen la retina habituada a ese ritmo de secuencias. Es por lo que a muchos espectadores les puede resultar lenta. Sin embargo, el ritmo está más que ceñido al argumento y, sin duda, es uno de los valores de la película.


- Uno de los planos más recordados de la película es la entrada de Dersu diciendo: "No disparen, soy gente". Unos minutos antes, Arseniev y los demás soldados estaban inquietos ante las amenazadoras sombras de las ramas de los arboles en la oscura y cerrada noche de la taiga siberiana. Dersu aparece desde las sombras, como si fuese un elemento natural más que entra en escena. De hecho, los soldados le confunden con un animal salvaje, un oso. Por el contrario, Dersu se muestra natural con los desconocidos. Al fin y al cabo son también naturaleza.


- No deja de ser curioso que, en las últimas escenas, el espectador está tan identificado con Dersu que le resultan más frías las paredes de la hospitalaria casa de Arseniev que la fría taiga siberiana. Y siente, como Dersu, asfixia y claustrofobia. Pocas películas transmiten esto con tanta intensidad.


- Asimismo, estamos ante una verdadera película de aventuras ensartadas: ventiscas, corrientes incontrolables de ríos, tigres, ladrones, expediciones salvajes, encuentros con personajes insólitos, etc.


- Por último, he aquí un héroe sin capa y sin espada, sin poderes sobrenaturales. Se sirve solo de su instinto, su experiencia y su inteligencia puesta al servicio de la bondad, la amistad y la comunión con la naturaleza.



WEBS DE APOYO


- Algunos pasajes del libro original de V. Urseniev (en varios idiomas).
- Página oficial de la película en ruso e inglés.
- Información relevante y crítica sobre la película.
- Estudio sobre Dersu Uzala en una página de cine y educación.
- La tundra y la taiga. Estudio físico.
- La tribu china de los Hezhen, a la que pertenece Dersu Uzala.



OTRAS PELÍCULAS

(que tratan sobre el medio ambiente y el equilibrio/desequilibrio con la naturaleza)

- La balada de Narayama de Shoshei Imamura, Japón, 1983.
- Colmillo blanco de Lucio Fulci, Italia, 1973.
- El bosque animado de José Luis Cuerda, España, 1987.
- El hombre que mató a Liberty Valance de John Ford, EE. UU., 1962.
- Un lugar en el mundo de Adolfo Aristarain, Argentina, 1992.
- El rey del río de Manuel Gutiérrez Aragón, España, 1995, 1992.
- El río de la vida de Robert Redford, EE. UU., 1992.
- Los dientes del diablo de Nicholas Ray, Reino Unido, 1960.
- El río que nos lleva de Antonio del Real, España, 1989.
- Gorilas en la niebla de Michael Apted, EE. UU., 1988.
- La selva esmeralda de John Boorman, Reino Unido, 1985.
- El oso de J. J. Annaud, Francia, 1988.
- El último cazador de Nicolas Vanier, Francia, 2004.
- Tabu de F. Murnau, EE. UU., 1931.
- Nanook de R. Flaherty, EE. UU., 1922.
- Aguirre o la cólera de Dios de Werner Herzog, Alemania, 1972.


APUNTES DIDÁCTICOS


- Como dijimos arriba, la película se puede aprovechar didácticamente en su versión íntegra o proyectando escenas determinadas, cada una de las cuales susceptible de debate. Entre éstas destacamos las siguientes:

* La aparición de Dersu Uzala en la oscura noche de la taiga siberiana tras los miedos que los soldados han sentido con las sombras y el ruido de las ramas de los árboles.

* La reparación de la casa abandonada por parte de Dersu ante la incomprensión del resto de la expedición, que no entiende por qué lo hace.

* La tormenta de ventisca en la que Dersu y Arseniev se pierden y logran, en último término, salvar sus vidas.

* El concurso de tiro entre Dersu y los soldados rusos.

* El accidente en el río y su solución.

* El encuentro con el viejo viudo, antecedente de otra película de un compatriota de Akira, La balada de Narayama.

* El irremediable disparo al tigre y las pesadillas del protagonista.

* El segundo encuentro entre Dersu y Arseniev en el bosque, un prodigio escénico.

* La breve estancia en la civilización de Dersu.

- Desde el punto de vista de la Geología, la película muestra inmejorables y clásicos paisajes de la taiga y la tundra que quedarán para siempre en la retina de los alumnos.

- Como película de aventuras que es, la película en su conjunto ofrece un buen ejemplo de análisis de encadenamiento de aventuras en sarta, las cuales van definiendo progresivamente a los personajes.

- El análisis de los personajes resulta también muy interesante para los alumnos, pues cada uno representa unos modelos previos que se irán perfilando con el paso del tiempo.

- Como temas transversales, pueden analizarse la relación amistosa entre los dos protagonistas, basada en el respeto, y el carácter del héroe de este film, Dersu Uzala, alejado del prototipo de héroe que los alumnos están acostumbrados a ver en nuestros días.

- Por último, en cuanto a la estructura, puede analizarse la función y simbología del prólogo y del epílogo de la película, orientados hacia la nostalgia de un mundo perdido.




MATERIAL AUDIOVISUAL

(Se recomienda no ver estos vídeos antes de ser proyectada la película)



48 comentarios:

Luz dijo...

Este no va a ser mi comentario de la película; sino otro tipo de aportación que quiero hacer constar.
Resulta muy desagradable ir a ver la película y tener a varias personas detrás de ti comentando lo que va pasando: si ya lo vemos en la pantalla, no estamos ni ciegos ni sordos para que digáis: "el pobre", "ahora se ha caído", "mira cómo va" o algo por el estilo. Es mejor que nos limitemos a estarnos calladitos y a disfrutar de la película EN SILENCIO, y sobre todo debemos tener en cuenta que no estamos solos en la sala, ni con nuestro círculo de amigos y que ese tipo de comentarios puede molestar; a mí, de hecho, me molesta. Sed considerados y apagad vuestros móviles y alarmas del reloj, que parece mentira que seamos profesores, para que luego digamos de los alumnos...
Gracias.

Gloria Mª Aceituno dijo...

Hola a tod@s, amig@s cinéfilo@s.

Ante todo: ¡FELICIDADES A TODAS LAS MAESTRAS Y MAESTROS DE ESTE, NUESTRO PEQUEÑO UNIVERSO! QUE PASÉIS UN FELIZ DÍA, COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS..¡Y YA DE PASO, QUE LO PASEMOS IGUALMENTE BIEN LO QUE QUEDA DE CURSO, CLARO!

Dersu Uzala, me ha parecido una gran película. Una película que nos recuerda que no somos nada frente, sin, al margen, fuera o dentro de nuestra Madre Naturaleza, si no vivimos con ella en verdadero respeto y comprensión. Una Naturaleza a la que castigamos con gestos de indiferencia e implacable destrucción.
Su ritmo lento, propio del cine japonés, creo que es una gran estrategia para provocar una pausa en el momento y, así, analizar cada detalle de la escena. Por cierto, maravillosos paisajes, que hay que agradecer a la visión naturalista de Akira Kurosawa.

Invita a la reflexión, a un profundo análisis de nuestras acciones.
No quisiera exagerar, pero creo que la situación actual está llegando a extremos desorbitados. ¿No? Bueno, podríamos entonces, analizar todos nuestros pasos desde que nos levantamos (me incluyo) Llevamos a cabo una destrucción ignorada-ignorante, quizá minúscula, impropia, sin dueño, silenciosa, y por todo ello, peligrosa. ¿Cómo es la situación si todos pensamos “¡¿yo?!…no soy actor en esa destrucción”? Derzu habla de “gente mala” y “gente buena” en función de su respeto a la Naturaleza.
Este gran hombre, que pertenecía al pueblo nómada de los Hezhen (aunque en la película creo que se llaman Nanai, ya que éste es el nombre que reciben los Hezhen en Siberia) nos transporta a épocas ancestrales en las que la Naturaleza, era el eje de vida, fuente de recursos. Desde un punto antropológico, podríamos explicarle a nuestros alumnos que frente a la sociedad de consumo actual, hay personas que necesitaban de esa Naturaleza para subsistir verdaderamente, y, por ejemplo, fabricaban, como Derzu, sus vestidos tradicionales con pieles de pescado que dejaban secar (http://es.wikipedia.org/wiki/Hezhen) O podríamos hablarles de los diferentes ritos que comunidades étnicas llevan a cabo. Por ejemplo la etnia Hezhen contemplaba el rapto en el matrimonio que no era aceptado por la figura paterna.
Esta película refleja la riqueza cultural de una zona en la que confluyen diversas culturas.Es estupenda para mostrar el valor de sociedades ancestrales, que con su sabiduría y equilibrio natural nos enseñan los valores básicos del ser humano, de ahí su gran valor antropológico. Derzu nos dice que todo tiene alma, el fuego, el agua, el viento, por lo que no podemos hacer daño de forma gratuita. A su vez, podríamos exponer en clase un estudio de la personalidad de Derzu. En este punto podemos reseñar que los HEZHEN practicaban chamanismo, de ahí el carácter del protagonista en relación con los elementos naturales: adoradores de los espíritus del sol, la luna, las montañas, el agua y los árboles. Hay que recordar la escena en la que Derzu canta en solitario junto a la hoguera, los chamanes tienen el poder de expulsar a los malos espíritus mediante las oraciones a los dioses.
En todo escenario, nuestros chicos y chicas reciben una educación intermitente: entornos casa-escuela-instituto-calle-Mass Media… Hay una gran falta de información en cuestiones espirituales. Por esto, como profesionales de la enseñanza, podríamos utilizar esta película para indagar en el tema, profundizando en los valores, actitudes, con el trasfondo de las ciencias naturales. Él es un gran cazador, pero caza por subsistencia, una muestra del uso de fuerza frente al equilibrio con el ecosistema; al igual que él caza, también está expuesto, como un ser más, a ser “cazado”.

Nuestra sociedad nos ha enseñado a camuflar el daño ejercido sobre la Naturaleza, bajo excusas de desarrollo, excusas completamente justificadas y justificables. Nos hemos montado en el tren de una sociedad implacable, nos escudamos en sus espaldas, callamos y otorgamos. Si además tenemos en cuenta, la prisa que siempre llevamos para pensar en esto… ¿Cuántos estaríamos dispuestos a dejarlo todo, coger en volandas a nuestros hijos, abandonar este piso hipotecado, este trabajo en el que tenemos muchos desencuentros y decepciones,…pero sin embargo seguimos y seguimos. Me viene a la cabeza la película El Bosque, aunque con temática diferente, en la que un grupo de personas se aleja de la civilización tras una traumática experiencia. ¿Quién (me incluyo en la pregunta) puede tener esa capacidad de conversión y comenzar una nueva vida en una comunidad nueva, pero de valores primitivos acordes a una naturaleza básica, en la que sólo cojamos lo que verdaderamente necesitemos, evitando hacerle daños colaterales a nuestro entorno? No sé, creo que es sumamente difícil, porque nuestra sociedad nos educa a través de miles de mensajes para fines completamente diferentes.Quizá todo se deba a que hemos perdido la conexión con nuestro “buen salvaje”. Cuando Derzu quiere seguir con su forma de vida en la ciudad, se encuentra con “gente” que no le entiende. Derzu, opino, representa precisamente al buen salvaje, un tópico literario que la Edad Moderna inventó para subrayar la diferencia con los primitivos indígenas. Derzu representa el frente de oposición a la civilización, al progreso, conocerle es enfrentarse al “descubrimiento del otro”. Por otro lado, el personaje del capitán es ideal para canalizar el profundo respeto que se debe sentir por Derzu. Es gracias a él, que los demás soldados traten con igual respeto al cazador. El cuál también se gana dicho respeto dada su destreza y sabiduría en la taiga. Es decir, Derzu viene a ser el eslabón necesario de conexión con la naturaleza para unos soldados rusos que vienen de la ciudad y estarían perdidos sin él. Experiencia primitiva y tradicional(saberes de Derzu en la taiga) frente a modernidad inútil(el soldado, por muy valiente que sea no sobreviviría a las condiciones de la taiga)
El mensaje que Akira, el más occidental de los directores japoneses, quiere manifestar es que el hombre debe luchar siempre para mantener la esperanza, por ello, nos habla de la historia de un hombre que vive en armonía con la naturaleza, y que lucha por la esperanza de mantener sus lazos con el entorno en el que habita. Considera que el hombre es parte de la naturaleza, pero es desagradecido, destructivo y dañino, y vive en desacuerdo con ella.
Considero muy importante el tratamiento que se da a la amistad,y a las acciones derivadas de éste:poner en riesgo tu vida para salvar a un amigo, donar generosamente objetos muy apreciados para cada uno,...
El respeto y admiración que sienten Derzu y el capitán es mutuo e indiscutible. Creo que en la película hay dos momentos claves que llevan a una fractura en su fluida comunicación, sucesos que van desencadenando hechos que van destruyendo al hombre armonioso que era Derzu.
1º. Cuando dispara al tigre. Piensa que el alma del tigre volverá para matarlo. A partir de ahí comienza a ser más inseguro e irascible. Hay una imagen en la que Derzu y el capìtán permanecen de espaldas, demostrando un vacío preocupante.
2º Cuando Derzu viaja a la ciudad con el capitán, en la que se refugia, bajo su consejo. Se inicia un distanciamiento significativo entre ambos, a veces, traslúcida soledad de Derzu, que va cayendo en una profunda depresión. Él mismo le confiesa que va a morirse de pena, si no vuelve a la taiga, ya que en la ciudad se ahoga, no conoce a las “gentes” que castigan sus costumbres (la policía le lleva a comisaría cuando tala árboles en el parque, parece casi un toque de humor ácido) La lógica de Derzu no encaja para nada con la moderna ciudad soviética. Y justo donde debía haber un mayor acercamiento entre los dos amigos, se produce un intenso alejamiento que lleva al malestar. Derzu ya sólo es feliz rememorando su vida con el hijo del capitán.
Que maravilloso acto de valentía, decidir arriesgarse a los peligros de al taiga, con la visión dañada, antes que morir de pena en un lugar que no te pertenece, como pajarillo en una jaula que enmudece por cargar con unas alas inservibles.

Este documento ofrece variada temática de trabajo de aula. Nos sirve de gran ejemplo para confirmar y debatir con nuestros alumnos, que el hombre desde la Antigüedad ha vivido en armonía con la Naturaleza, y, que a medida que ha ido desarrollando su Tecnología y su Técnica, ha ido perdiendo esa conectividad con su entorno, esa capacidad de relación: aquello que le ayuda a ser propiamente humano.
A mí me ha gustado bastante en su conjunto.Es un magnífico manifiesto que explica que los problemas de comunicación pueden darse en contextos muy diferentes.


Gloria Mª Aceituno Simancas

Celia dijo...

El tema de la película me ha parecido genial “ La Naturaleza se comunica, aprendamos a escucharla”. Para mí, es lo que Dersu intenta mostrarnos a los topógrafos y a nosotros durante toda la película, su lenguaje, su código, que él conoce tan bien por haber vivido siempre, en la taiga, sólo. Este conocimiento, la soledad y su necesidad de comunicación hace que personifique los elementos de la naturaleza y los ponga a su nivel llamándolos gente, como él, y además los clasifica en buenas, malas, fuertes… según sus efectos.
Sin embargo, se contrapone con su desconocimiento en la interpretación del lenguaje y los signos de la ciudad, donde lo engañan, robándole su dinero, y no entiende porqué lo hicieron, ya que en la naturaleza, de la que se siente un elemento más , se piensa en los demás, se les ayuda, de desarrolla en gran medida la empatía (aspecto que me parece muy interesante para trabajar con nuestros alumnos).
En definitiva, me ha parecido una película de gran sensibilidad pero demasiado larga. Para mí, el segundo viaje con los topógrafos sobraba.
Un saludo.
Celia Hoyos García

Anónimo dijo...

En principio, me ha perecido una película demasiado larga. Estoy de acuerdo con que no es una película que tenga muy buena acogida por parte de los alumnos, aunque sí se le puede sacar mucho partido proyectando diferentes escenas y trabajando sobre ellas, sobre todo si nos referimos a temas relacionados con las ciencias naturales. Los paisajes que se muestran parecen protagonistas de la película.

Es interesante no sólo la relación hombre-naturaleza, que puede observarse en toda la película (como Dersu vive en perfecta armonía con ella), sino también las relaciones entre los protagonistas de la película, reflejándose una gran amistad, a pesar de venir de mundos muy diferentes.

Mª Victoria Cejudo García

Anónimo dijo...

La película aunque resulta lenta,parece inprescidible que lo sea por el tipo de peicula que es.

El paisaje me parece maravilloso,y pienso en lo dificil que pudo ser rodarla.

La lección que yo creo que se puede sacar de la película es el valor que tiene o mejor debería tener para los seres humanos,la naturaleza,por eso siempre nos sentimos atraidos hacia ella,aunque a la vez el contrasentido humano nos lleve a no tratarla como deberiamos.

El personaje emociona por su sensibilidad,su humanidad y por como es capaz de demostrar su amistad.Está tan unido a la naturaleza que la muerte le resulta algo más de la vida,prefiere morir antes que vivir lejos de ella.

Debería de servirnos la película para reconciliarnos con la naturaleza,y aprender a valorarla.Para ello deberiamos de vivir un poco más lentamente,respirar más lentamente,así podriamos enraizarnos en el suelo y sentirnos más unidos a ella y a la propia "VIDA".

Rosario Inmaculada Martín Salazar

Anónimo dijo...

Me sumo al primer comentario escrito por Luz.

En las sugerencias para el debate de los tutores se comentan una serie de propuestas tales como el respeto por la naturaleza y el mito del buen salvaje. Sin duda pueden ser puntos muy interesantes de desarrollo que parecen girar a un mismo tema: la concepción del hombre como dueño de la naturaleza a partir de una situación privilegiada, ya sea real o presunta. En cierta manera la película me ha recordado un libro que este año tienen que leer mis alumnos de 1º de bachillerato titulado “Los Papalagi (los hombres blancos)”. Se trata de la visión que tiene un jefe samoano, ajeno a todo el desarrollo industrial, de la cultura occidental en su viaje a la Europa de principios del siglo XX. El choque cultural es evidente. Le extraña, como a Dersu Uzala, nuestros edificios, los instrumentos técnicos, el culto al dinero… De hecho el libro de los Papalagi tiene como lema publicitario “el primer documento antiglobalización de la historia” que podría ser otra forma de entender la película cambiando lo de “primer documento” por penúltimo (sin embargo, no creo que esta soflama sea lo fundamental ni del libro ni de la película). A mi entender es una interpretación demasiado fácil, y parcial, la distinción entre el hombre “moderno”, técnico y civilizado y el hombre “salvaje”, apegado a la naturaleza, al que deberíamos retornar (como si fuera posible o deseable).
Por ello creo que más que insistir en esas líneas podríamos poner de relieve las numerosas tensiones que quedan plasmadas el Dersu Uzala. Por un lado me parece oportuno incidir en algo que es una constante de nuestra época. La relación entre algunos desarrollos de la ciencia y de la técnica con lo que hoy denominamos industria militar y que en la película se concreta con el capitán que tiene que emprender una análisis topográfico y geológico.
Desde este punto de partida podríamos desarrollar más a fondo la importancia de la técnica en el hombre. Los textos que podríamos analizar son muchos pero yo recurriría a dos. 1) El mito de Prometeo (ya sea en su versión platónica o en la de Esquilo), donde se señala al hombre como un ser carencial frente al resto de animales (no tiene garras, ni es rápido, ni vuela…) y que por ello necesita de un aparato extra, una “sobrenaturaleza”, que es precisamente su capacidad técnica (la cultura no se identifica sin más con la técnica, pero ésta es parte importante de aquélla). A partir de aquí podemos pensar sobre si esta concepción que nos pone más o menos al margen o enfrentado a lo natural implica un dominio de la naturaleza en términos de explotación o no. Para seguir esta línea podríamos simplemente dar unas líneas generales de los principios ilustrados y del romanticismo. Para los ilustrados la naturaleza es lo indómito y salvaje, opuesto a la civilización, y que por ello mismo debe ser dominado. Los románticos se sienten más apegados a la naturaleza, la cual no puede ser ni comprendida ni dominada por la razón, y por ello pretenden acercarse a ella desde el lado de los sentimientos. Esto último es una descripción parcial pero podría usarse como un apoyo para incidir en las tensiones entre el capitán y Dersu. El capitán es el prototipo de hombre ilustrado: culto, educado, pretende entender la naturaleza midiéndola y calculándola (razón tecno-científica: lo que no se puede calcular no se puede conocer). Dersu, forzando un poco la interpretación, podría representar unos valores más cercanos al romanticismo: no pretende calcular qué es la naturaleza sino comunicarse con ella a partir de una continuidad emotiva entre su persona (es gente) y la naturaleza (el agua, el sol, la luna… también son gente). Además el hombre es muy poca cosa frente a los poderes de la naturaleza (el sentimiento de lo sublime explotado tanto por los románticos en el arte). 2) En cuanto al segundo texto podríamos de nuevo volver a Ortega y su breve ensayo titulado “El mito del hombre allende la técnica” que precisamente sería un modo de poner luz sobre el mito del buen salvaje. Como el título indica no es posible hablar de un hombre no técnico, todos los hombres en tanto que hombres han desarrollado una técnica. Por eso no es posible hablar del mito del buen salvaje como una posibilidad. Para ello podríamos leer los textos pertinentes de Rousseau donde habla del buen salvaje en clave de hipótesis porque ni él cree que ese estado de naturaleza sea real. Así de nuevo llegamos a la distinción entre lo natural y lo artificial que hoy resulta tan problemática como en el pasado. ¿Por qué se pretende condenar muchas cosas por ser antinaturales? ¿Es lo artificial sinónimo de imperfección? ¿Es clara la frontera entre lo natural y lo convencional? En la película parece que los límites se van perfilando (no olvidemos que estamos a principios del siglo XX y todavía estamos en un mundo en el que el dominio tecnocientífico todavía está en sus comienzos): el capitán habría muerto sin la ayuda de Dersu cuando se pierden y les amenaza la tormenta; Dersu es incapaz de vivir en una ciudad rusa… Pero la escena clave es precisamente cuando Dersu se separa de sus compañeros al llegar a los raíles que son la frontera simbólica y artificial entre un mundo y otro. Dersu toca con sus manos desnudas la vía férrea y comenta sus compañeros algo así como “dice muchas cosas pero no las entiendo”. Dersu manifiesta la incomprensión no por falta de comunicación sino porque no domina ese lenguaje. Pues bien, habría que pensar si en realidad son dos mundos alejados e incomunicables o si es simplemente uno -con sus diferencias salvables-, y aquí está lo trágico, que es incapaz de reconocerse a sí mismo.

Néstor Suárez Triguero

Soledad dijo...

Fuera de hablar del gusto por esta película y calificarla, pues no es lo que quiero comentar. Creo que es una película con una fotografía increible que ayuda a caracterizar a lo personajes mucho más que los diálogos.
La fascinación del coronel por ese entrañable cazador nos ayuda a ser más tolerantes, menos prepotentes y sobretodo a darnos cuenta de que no somos nada, pues lo que ocurre no depende exclusivamente de nosotros y por supuesto, que no estamos solos, que aprendemos de los demás.
Si miramos a través de los ojos de Derzu se asienta el pensamiento anterior. Para él, todo es gente, no se siente solo y además, todo le habla, le enseña, siempre aprende.
Esta película sí es, a mi parecer, buena para mostr´rsela a los alumnos, creo que con ella, si le prestan la atención que merece, pueden llegar a humanizarse y que bajen del trono al que se han subido en estos tiempos.
Otros aspectos a tener en cuenta con el compañerismo entre soldados y la fuerza ante la adversidad.

Soledad Palomo Carmona

Julia dijo...

¡Hola de nuevo a todos!
Para continuar reflexionando sobre el tema de este ciclo, la comunicación, apuntaré dos breves ideas que me sugiere Dersu Uzala:

Por un lado la película es un extraordinario ejemplo de RELATIVISMO (no hay una verdad más verdadera que otra, no hay formas de conocer mejores o más válidas que otras, etc) y especialmente de RELATIVISMO CULTURAL (todas las formas de vida y todas las culturas son valiosas por igual).

Y por otro lado, relacionando lo anterior con la comunicación, la película nos enseña la AMISTAD como puente de COMUNICACIÓN entre dos mundos o culturas, entre dos códigos en principio incompatibles y entre dos modos de conocer.

Un ejemplo simpático de “cuando la comunicación falla….” es la escena en la que Dersu dice que el fuego es gente y el agua también y los soldados reaccionan riéndose a carcajadas porque no comparten su “lenguaje”. (Por cierto es una reacción parecida a la de algunos alumnos en clase de filosofía……).

Saludos y feliz semana,

Julia de la Peña Ripodas

Anónimo dijo...

¡Muy entrañable!sí, eso es lo que me ha parecido la película, el motivo es muy sencillo, me recuerda a las anécdotas que me cuenta algún que otro familiar, porque en la sociedad de hace unos años sí que había ese tipo de personas que ofrecen su ayuda y de ahí la creación de la amistad (me refiero al personaje de Akira)y además esa sabiduría sobre la naturaleza, esa manera de entenderla.
En realidad me ha resultado algo pesada ya que los sucesos ocurren demasiado lentos.

Un saludo

MªVictoria Narciso Sández

pedro centeno dijo...

Luz, cuentas con mi caluroso apoyo. Una cosa es salir de la pryección aunque sea un momento y otra comportarnos peor que nuestros propios alumnos.
La película, que ya había visto hace tiempo, no ha perdido su sabor ni su poesía.Es una de las pocas que se merece el tan manido apelativo de "canto a la amistad".
Mi querida amiga Gloria ha hablado mucho y bien sobre el aspecto antropológico del asunto. A mí, por mi formación, me interesa más el literario. Me refiero al autor de la obra en las que está basada la película("Dersu Uzala, La taiga del Ussuri), el teniente Vladímir Klavdiévich Arseniev. Siendo oficial del ejército zarista en la región del río Ussuri, entabló amistad con Dersu Uzala, nativo del lugar. Hasta aquí, nada nuevo.Lo interesante del personaje es que no se limitó a observar con cierta distancia complaciente al "nativo" sino que llegó a respetarle profundamente debido a su gran habilidad para sobrevivir en un medio hostil como es la taiga.Y de ahí a ponerse de su lado no media más que un paso, como hizo al ponerse contra el zarismo en la guerra civil rusa(aunque luego su familia sufrió bajo Stalin).
Este hecho me parece significativo en la medida en que no era tan frecuente que un oficial del zar se alineara contra éste, en una sociedad tan elitista como aquella ni menos aún por amistad con gente que, como muchos rusos pensaban, era inferior.
Una escena de la película me parece significativa en ese sentido; la del rescate de Dersu cuando pierden los remos de la almadía y éste se cae al río. Lo más sobresaliente es que en ningún momento se plantea otra alternativa que la de realizar todos los esfuerzos posibles para salvarle, y además de manera colectiva. Creo que esa idea de amistad y respeto que trasciende la raza y la cultura es lo más aprovechable didácticamente de la película, y seguro que me dejo muchas cosas en el tintero. Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Buenas, creo que Derzu Uzala, es una gran pelicula, ya que podemos sacarle gran provecho en el aula, tanto en primaria como en secundaria; es una proyección un poco extensa pero podemos aprovechar distintas escenas para trabajar uno u otro tema que mas adelante comentaré. Esta película como ya he dicho también la podemos trabajar con los alumnos de primaria y creo que podemos hacerles reflesionar sobre muchos temas de la naturaleza, ya que captan todo y cada uno de los sentimientos que queremos trasmitirles, creo que es una buena proyeccion para tocar el tema de la naturales, de la destrucción de la misma y que tenemos que cuidar y como no como nuestro protagonista entenderla, conocerla y desarrollar actividades en la misma para una mayor concienciación.

Por otro lado podemos trabajar sobre temas de las distintas culturas que van apareciendo en la película y sobre las culturas que tenemos en nuestro entorno mas cercano como puede ser el aula, tema muy interesante desde el punto en el cual nos encontramos en nuestra sociedad.

Otro tema a tratar podría ser la relación entre los portagonistas, la ayuda que se prestan el uno al otro; tenemos que aprender a compartir, entender y colaborar con los compañeros y amigos y no pensar solamente en nosotros, muy de moda también, ya que hoy en día somos muy egoistas y lo queremos todo para nosotros.

Podemos seguir clasificando los distintos paisajes y características de los mismos, etc.

Así hasta una gran cantidad de temas a desarrollar con nuestros alumnos y temas muy importantes.

Por lo tanto me queda destacar que me ha parecido una película muy interesante y que no conocía por lo que a partir de ahora en el momento en que tenga la oportunidad voy a trabajar sobre ellas.

Un saludo y Felices Navidades a todos y todas.




Gloria Mª Medina Torrescusa

Anónimo dijo...

La verdad es que he estado pensando que sólo voy a decir o expresar mi opinión sobre aquello que más me llama la atención o me gusta; porque mis queridos tutores, sois tan ESCRUPULOSAMENTE trabajadores, eficientes y todo lo ente ( positivamente hablando) que se pueda decir desde el punto de vista del curre del curso y más concretamente de la página, que no se puede meter baza en cómo la trabajaríamos ya que ya lo habéis hecho TOOOODO.

A mi no me pareció tan lenta, si puedo entender esa opinión que ha tenido muchos compañeros, pero a mi que ese pequeño pigmeo y su amigo me tuvieron bastante entretenida durante toda la peli. Comentar o destacar algunqas cosas que te hacen reflexionar:

A. La relación respetuosa, coordial, necesaria, almenos para mi, que tenemos con el medio natural y que parece que se ha perdido.

B. Cómo por la pérdida de la vista, Dersu cambia su estilo de vida y no comprende cómo el avance hace alejarse de los orígenes ("como no te da vergüenza cobrar por el agua, un agua que es de todos")

C. Cómo va enseñando (como un maestro) al destacamento, a ver las señales que la naturaleza les manda.

D. La amistad de respeto y comprensión por parte del Capitán hacia Dersu y Dersu hacia el Capitán.


Al terminar la sesión, escuché algo en el pequeño grupo que se formó con uno de los Ramones, Lola y otros que me gustaría compartir. COMO TODA LA PELICULA LLEVA UN RITMO DE CALMA, SIN PRISAS, SIN ESTRÉS Y SÓLO AL FINAL APARECE EL SEÑOR QUE ESPERA QUE FIRME EL CAPITÁN LA MUERTE DE DERSU CON UNA IMPACIENCIA MUY DE AHORA.


Manuela Domínguez Vinagre

Elena Torres Bautista dijo...

Estuve fascinada todo el tiempo, mientras veía la película. Me ha resultado una proyeccion especial, porque toca uno de los temás más importantes en mi vida: la naturaleza, y la relación del hombre con ella.
Admiro el respeto con que se trata.
Y, entre otras cosas, recordaba momentos en que yo misma me he encontrado perdida en algún bosque frondoso, donde resulta muy fácil que la imaginación se dispare y nos pongamos a imaginar seres como brujas y duendes.


Para terminar, me uno a la petición de Luz, en el primer comentario. Y añado que, por favor, se tenga en cuenta que las películas empiezan a las 20:00h. No a y cuarto o y media.
Si yo fuera responsable del curso, no permitiría entrar a nadie después de unos minutos de cortesía, una vez empezada la película.
Una falta de respeto total hacia los compañeros que sí somos puntuales, y hacia el curso en sí.
No hay derecho a que la puerta se esté abriendo y cerrando continuamente hasta más de media hora después de haber comenzado la película. Una cosa es que un día alguien llegue un poco tarde, pero esto se ha convertido en una costumbre, por no decir "pitorreo".
Pido que, por favor, se tomen medidas.

Elena Torres Bautista

Adela dijo...

Saludos para todos.

Es la primera vez que veo esta película de la que con tanta pasión me habían hablado gente que me merece confianza. No me ha decepcionado.

La película tiene todo aquello de lo que nosotros -en nuestro mundo urbano y tecnificado- carecemos y, por eso me cuestiona: tiene silencios, tiene naturaleza, tiene criterios morales claros ("gente buena" y "gente mala"), tiene un “tempo” lento, tiene una visión múltiple y no globalizadora de la cultura.

Tres cosas que quiero compartir con vosotros:

- la belleza de la música, sobre todo las varoniles y a la vez sentimentales canciones que entonan los soldados soviéticos

- la delicadeza de la imagen de la lucha contra la tormenta en la taiga, que me recuerda al "Ángelus" de Millet

- el diálogo sobre la esencia que se da al principio de la obra, cuando Dersu dice "Soy gente" como definición de su persona, y los demás se confunden preguntando "¿Eres cazador?" a lo que el protagonista responde "Siempre cazo, es mi trabajo" (el trabajo no es nuestra esencia). Sólo el capitán acierta desde el principio cuando le pregunta por el nombre (somos lo que nos individualiza y hace únicos).

Creo que voy a hacer mi lema ese "No disparéis, soy gente"

María Adelaida Pérez Álvarez

Anónimo dijo...

La verdad es que la película en si, como algo que acudimos a ver con el propósito de entretenernos ha sido un poco pesada...Ya me dolía todo de estar allí sentado y ver cómo se movían los hielos, cómo pasaban frío, cómo el pobre Dersu no acertaba al guante...Un poco lenta la verdad y NO APTA PARA NIÑOS Y MENOS DE UN CENTRO DE SECUNDARIA. Pero si entramos en todo aquello que Kurosawa pretendía transmitirnos con ella a nosotros, adultos, la película me ha parecido muy interesante. La tranquilidad, el contacto con la naturaleza, el menosprecio de corte y alabanza de aldea, el paraíso perdido,...El alejamiento en fin de las relaciones humanas con la naturaleza y ésta con el ser humano, que no el abandono de la amistad o de la fraternidad como demuestra la relación entre los dos protagonistas.
Película de cinéfilos supongo...pero demasiado lenta y no apta para menores...por desgracia.
Feliz Navidad a todos.
José Muñiz Rodríguez

ester dijo...

La película, a pesar de ser muy lenta, me ha parecido acertada, pues nos envía un mensaje muy claro: La Naturaleza es más poderosa que el hombre y debemos respetarla.
Dersu Uzala nos presenta la vida de un hombre sin ambiciones, con un gran corazón y un fuerte sentido de la lealtad y el deber. Un hombre que vive según las reglas que sus antepasados le transmitieron de respeto a su entorno. Esta idea puede servirnos para concienciar a nuestros alumnos sobre la importancia de no ser materialistas y disfrutar de lo que nos da la naturaleza sin dañarla.
Es además una historia de aventuras que no se basa en la violencia innecesaria o en un ritmo vertiginoso, sino que nos da tiempo para deleitarnos en los silencios, los sonidos de la estepa (viento) o en nuestros propios pensamientos.
El problema que le veo es que los chicos hoy día no tienen paciencia para ver un film tan largo y lento, pues se aburrirían.

Eso es todo por hoy.
Un saludo compañeros:
Esther Vizcaíno Jaén.

Anónimo dijo...

Debo confesar antes de nada que cuando iba a ver la película tenía mis ciertos temores o prejuicios sobre lo que pudiera ser un “tostón” de peli; el final de un jueves, desarrollo lento, larga duración, tema muy fotográfico, etc. Sin embargo me sorprendí a misma entretenidísima durante toda la proyección.
La razón principal está en el buen hacer del director del que destacaría el tono sencillo de narración que utiliza y de relación también sencilla con la naturaleza. Del mismo modo que Dersu gana el respeto y la admiración del capitán y del resto del destacamento a través de su destreza y espiritualidad lo hace asimismo de los espectadores.
Otro aspecto a comentar es la gran amistad que surge entre el cazador y el capitán como medio para enseñarnos a cómo convivir con la naturaleza, inmensa y fuerte, lo cual le da al relato una gran humanidad. La escena de la tormenta de nieve representa para mí el ejemplo más claro de sabiduría, habilidad y amistad juntas para luchar contra reloj ante el peligro que se avecinaba.
La película nos enseña con la belleza de los paisajes y los peligros naturales que la naturaleza es incontrolable y que mejor haríamos en hacer como Dersu y convivir armoniosamente con ella.

Marisol Fallola Sánchez-Herrera

Anónimo dijo...

La película "Dersu Uzala", me pareció bastante lenta y poco adecuada para alumnos de secundaria. Aunque tengo que añadir que puede ser útil algunos fragmentos para la asignatura de ciencias sociales, ya que tiene una gran variedad de paisejes que pueden ser estudiados y analizados por los alumnos.
Un saludo.
Evelia Juez Gil

Cintia galache dijo...

Creo que esta película debería ser "obligatoria" en todos los Institutos,desde luego en los ciclos de imagen y sonido es imprescindible.Por su estructura,puede proyectarse por bloques sin problemas.Su ritmo pausado es justamente lo que nos permite sumergirnos en la belleza de sus imágenes .Así es que, ánimo.
Estamos de acuerdo en que esta película es algo más que un alegato bucólico-ecologista y una lección de ayuda mutua entre hombres.
Su consideración como obra maestra se debe, en parte, a la forma de transmitir emociones:
amistad,respeto,admiracion,tristez,decepción;a la manera de utilizar el lenguaje cinematográfico para convertir la naturaleza en actor y sus ruidos en parte importante de la banda sonora.Banda,en la que la música,aunque buena no es lo principal,así como tampoco los diálogos,aunque,algunos sean de antología.Yo diría que son los ruidos aludidos y los no sonidos,los silencios, los que consiguen la gran eficacia expresiva. Imagen y sonido en una perfecta unión poética.Sin duda, es una película de detalles,de disfrutar de cada plano,de los distintos movimientos de la cámara:panorámicas,travelling,el juego con el tiempo,con el uso repetido en la narración del flash-back,las siluetas de los personajes contrastando el negro sobre el rojo del sol en pleno ocaso,ese sol que "es nuestro padre que llora cuando nos portamos mal ".... Sin dudarlo: Sobresaliente

" Buenas noches,buen año,buena suerte".
Cintia Galache

Anónimo dijo...

A principios del siglo XX el capitán Vladimir Arseniev y su destacamento se encuentran en la taiga siberiana elaborando un estudio topográfico bajo unas condiciones atmosféricas extremas. El azar lleva al capitán a conocer a Dersu Uzala, un cazador nómada que le mostrará su sabiduría y le enseñará a sobrevivir en los inmensos bosques siberianos.
La película es un canto a la amistad y a la posibilidad del cariño y el respeto entre hombres de culturas diferentes y es también una exaltación de la relación armoniosa del hombre con la naturaleza, de igual a igual, sin imponerse: el agua es “gente”, el fuego es “gente”, y como “gente” debemos tratarlos. Si el hombre respeta la naturaleza, la naturaleza le respetará a él; si, por el contrario, infringe sus leyes, será castigado. De ahí el sentimiento de culpa que sobreviene a Dersu, el cazador, después de disparar a Amba, el tigre, antes de que éste le hubiera atacado. La naturaleza es justa pero implacable y, a veces, también cruel. Frente a esta “crueldad”, la sociedad ofrece o debiera ofrecer alivio: Vladimir y su familia alojan en su casa a Derzu cuando sus condiciones físicas ya no le permiten vivir en la naturaleza; la “sociedad” y el cariño del capitán quieren proteger al ya débil e imperfecto Dersu; él, sin embargo, prefiere volver a sus bosques aunque eso signifique la muerte. Curiosamente, no es la naturaleza quien al final acaba con su vida, sino un hombre para robarle el rifle.

Enriqueta Fallola Sánchez-Herrera

Carmen Loureiro dijo...

Hola a todos,
a pesar de estar de evaluaciones ha sido una gozada sentarme a ver la película.
Me gusta mucho el lenguaje pausado, sin prisas, tan en contraste con el mundo en el que vivimos inmersos. Creo que esa es la primera enseñanza que se nos ofrece.
La segunda es el respeto, por la naturaleza que se impone soberbia, y también por los diferentes personajes inmersos en sus deferentes mundos. A veces creemos que todos compartimos lo mismo, mismas vivencias, experiencias, pero podemos sentir tan diferentes, ser tan diferentes. Esa idea me parece muy buena para trasmitirla a nuestros alumnos, no es necesario que todos seamos iguales, que todos pensemos lo mismo, pero sí que nos respetemos.
Me encanta la sorpresa del protagonista ante la compra de cosas que la naturaleza nos da cada día. Es un pajarito encerrado en una jaula de oro. ¿Cuántas veces oímos a los padres decirnos, si se lo he dado todo, no se que mas quiere este niño?…También me parece bueno para reflexionar ¿No?
Buenas Navidades.
Nos vemos.
Carmen Loureiro Pérez

Anónimo dijo...

Derzu Uzala de Kiro Kurosawa, me ha parecido una peli buenísima y plena de valores a transmitir a los jóvenes y alumnos/as actuales. Me gustó especialmente el tipo de relación de amistad construida entre Derzu Uzala y el capitán ruso, que aún transcurrido el tiempo, el capitán echaba de menos a su amigo (el cual le salvó la vida). A su vez destacar los valores medioambientales (naturaleza: estepa, taiga... fauna -tigre- y flora)que defiende el cazador el cual respeta y le permite sobrevivir. Incluso el protagonista le da vida, denominándolos con sentido animado a los objetos y elementos de la naturaleza (fuego, hojas, plantas, rocas, río....una especie de animismo). Destaca la fase depresiva en la que se sumerje el protagonista al desplazarse a vivir a la ciudad, viéndose desubicado y falto de aire (un exceso de normas), a pesar de enseñar al hijo del capitán y sintiéndose no comprendido por su mujer. Cuando todo se le da (comida, fuego y vivienda) no se siente libre. El cazador tiene muy desarrollado sus sentidos (olfato, vista y oído) hasta tal punto que es consciente que sin la vista a pleno rendimiento no podrá sobrevivir en la naturaleza con la caza. Vuelve a su estilo de vida a pesar de conocer los peligros y lo díficil de la misma. Me llama la atención la soleda de la vida en la naturaleza, amista, compañerismo (con el resto de miembros de la expedición) y los valores muy tenidos en cuenta por el capitán, también por los soldados pero éstos sólo se dan cuenta hasta que les falta.
Alumno: Pedro Luis Menor Galán

Anónimo dijo...

Bastante más tarde de lo deseado y en plenas vacaciones pero aquí está mi pequeña aportación después de tanto tiempo.La película si bien tengo que decir que me gustó, no la encuentro adecuada para nuestro nivel de primaria. Creo ni siquiera algunas escenas,como apuntáis vosotros, pueden ser visualizadas. Sin embargo el mensaje es importantísimo "aprendamos de la madre naturaleza". Creo que se hace un retrato genial del persanaje de Darzu, aunque tengo que decir que a lo largo de la película nos va transmitiendo un gran sentimiento de soledad que aumenta a medida que avanza la película. Quizás este sentimiento esté provocado por la inmensidad de los elementos con los que él se relaciona.Acostumbrados a otro tipo de cine más comercial, este tipo de películas me resultan excesivamente lentas y excesivamente largas. La segunada parte de la película, como ya apuntan algunos compañeros, a mí también me sobraba.Lo que más me llamó la atención fue el modo en que el protagonista dialogaba con los diferentes elementos de la naturaleza:personificaba todos y cada uno de ellos.
Más allá del aspecto ecologista está el otro gran mensaje de la película y no menos importante: el gran lazo de amistad que establece entre los dos protagonistas.
Realmente una película que hay que ver.
Remedios Climent Mata

Anónimo dijo...

Hace veinte años vi esta película siendo alumno de bachillerato, así que me ha resultado algo muy especial reencontrarme con ella siendo profesor. De aquella primera vez que vi Dersu Uzala guardaba las imágenes de un hombre pequeño que se las sabía todas, del bosque frío y hostil de la taiga y de una amistad que sólo terminaba con la muerte. Recuerdo que cuando salí de la sala de cine (porque un profesor nos llevó al cine de verdad) me sentía entusiasmado pese a que el final era trágico y muy triste. Me gustaría encontrarme ahora con aquel adolescente y preguntarle por las razones de ese entusiasmo, pero me tendré que conformar con las opiniones racionales y vacuas de la persona que soy ahora.
La película me ha gustado de nuevo y he visto en ella -con ojos de profesor- muchas cualidades destacables para ser proyectada en el aula. La entrañable amistad entre dos seres aparentemente tan distintos como un topógrafo de la Rusia zarista y un viejo cazador solitario, además de ser utilizada magistralmente como hilo conductor de la película, nos acerca con crudeza a los conflictos interculturales y nos hace recapacitar sobre si el denominado “progreso” es efectivamente progreso. Desde luego Kurosawa toma partido por el modo de vida de Dersu y critica duramente la sociedad tecnificada, aunque también nos hace ver que el avance de ésta es desgraciadamente inevitable. Para el director japonés, la naturaleza puede ser cruel y brutal, pero no tanto como la sociedad industrial humana.
Dersu pertenece a una cultura cazadora-recolectora, de religión animista, donde el único precepto moral es tratar con respeto a la gente, siendo gente todos los seres humanos y todas las fuerzas de la naturaleza. La gente puede ser buena o mala, pero no de manera maniquea, sino que, igual que el agua o el fuego, un mismo ser humano puede ser a veces bueno y a veces malo. El capitán Arseniev procede de una cultura industrial, donde la naturaleza ya no es vista como un lugar al que adaptarse y obedecer, sino como un lugar que hay que adaptar al gusto de los seres humanos. Arseniev no hace ningún comentario religioso a lo largo del filme, y es que no hay que olvidar que aunque los hechos reales tuvieron lugar en la Rusia precomunista, la película, rodada en 1975, tenía que tener el visto bueno de las autoridades comunistas de la época. Yo hice el bachillerato en un instituto de jesuitas, así que me resulta gracioso que tanto comunistas, como católicos, como un japonés pesimista y ateo, vieran con buenos ojos que el pagano idólotra de Dersu representara los valores de todos ellos.
La principal característica de la cultura a la que pertenece Dersu es la humildad ante la naturaleza. Por su lado, la cultura del capitán Arseniev, se caracteriza por su prepotencia y desprecio ante una naturaleza que sólo se contempla como un medio para demostrar una y otra vez la superioridad de la inteligencia humana sobre las fuerzas naturales. Como contrapunto, Dersu muestra una y otra vez su ingenio y su inteligencia para sobrevivir sin destruir el entorno.
El “progreso”, encarnado en ese destacamento de topógrafos que van enjaulando los montes y los ríos entre líneas y números, se nos aparece en la película como más cruel e inhumano que la propia naturaleza y Kurosawa, pesimista también en este asunto (igual que el comunismo soviético, que identificaba progreso y capitalismo), lo representa simbólicamente con innumerables escenas a cual más rotunda y sobrecogedora:
-Cuando el capitán Arseniev avanza por el páramo helado mira siempre hacía adelante, buscando obstinadamente el lago que debe cartografiar sin reparar en que la ventisca está borrando las huellas que han ido dejando él y Dersu y ello les impedirá retornar al campamento. El progreso no se detiene aunque vaya derecho a la destrucción. Dersu tiene miedo porque sabe que para sobrevivir hay que mirar al pasado, a las huellas que uno va dejando.
-El tigre que merodea peligrosamente alrededor de los soldados pero que acabará muerto, es una alegoría amarga de la lucha entre la naturaleza y la civilización. Dersu, tal vez por un gesto de amistad, tomará partido por la civilización y matará al tigre, significando esa muerte la destrucción de su forma de vida y el triunfo del progreso. La extinción de una especie animal debería significar para el ser humano una llamada de atención, una señal de que se ha perdido el control sobre el futuro.
-La miopía -el declive físico de Dersu- surgida tras matar al tigre, señala la derrota de su modo de vida “natural” frente al avance irremediable de la ciencia y la tecnología.
-La vida en la ciudad representa la aniquilación anímica del viejo cazador. Es como un tigre enjaulado. Las palabras melancólicas de Dersu grabadas en el gramófono abundan en la contradicción aplastante de los avances tecnológicos: Dersu utiliza la tecnología para dejar claro que no le gusta la tecnología.
-El rifle moderno que le regala Arseniev aparece al principio como ejemplo de las ventajas de los avances de la técnica: la miopía de Dersu será solventada con un rifle tan bueno que es imposible fallar. Pero esa máquina perfecta le causará indirectamente la muerte cuando un ladrón quiera robársela. El mensaje de Kurosawa está claro: la tecnología es una solución engañosa a nuestros problemas, pues acaba robando la vida, la humanidad de los seres humanos.
-La incapacidad de Arseniev para encontrar la tumba de su amigo, destruida junto con los árboles entre los que fue enterrado, simboliza el avance de una civilización que parece ajena a los sentimientos humanos. De nuevo aparece la metáfora de las huellas. En el mundo industrial son los propios seres humanos los que borran las huellas del pasado, los que impiden volver sobre los propios pasos, destruyendo cualquier otra forma de mirar el mundo que no sea la del progreso científico-tecnológico.
La historia que se nos cuenta en Dersu Uzala a buen seguro que haría las delicias de cualquier antropólogo, ecologista, filósofo, psicólogo, historiador, etc., de todos menos de nuestros alumnos, no acostumbrados a la lentitud del cine antiguo o de otras culturas (y eso que Kurosawa era casi un ciclón en comparación con otros directores japoneses). Nuestros alumnos se remueven en sus asientos en cuanto pasan treinta segundos sin un golpe, un beso, una carrera o un chillido. La parsimonia de las imágenes de Dersu Uzala requiere un tipo de espectador que prefiera la introspección a la hipnosis, que persiga las imágenes y no sea perseguido por ellas, que no tenga miedo de identificarse con personajes tan frágiles como la vida misma. También el progreso en su forma más destructiva ha llegado al arte y ha transformado a nuestros alumnos en marionetas de la estética de lo novedoso y lo inmediato. Es una pena que en una sola generación se haya perdido la capacidad para disfrutar con el cine del pasado. El cine antiguo está lleno de buenas y malas películas, como el actual. Sin embargo, los alumnos están convencidos de que la gente del pasado era tonta, de que entre los escritores, músicos o cineastas de otros tiempos no había ni uno solo inteligente. Es realmente aterrador. Yo animo a todos los profesores del curso a poner en clase películas buenas, sean de la época que sean. Y me gustaría que nos diéramos cuenta de que cuando ponemos en el aula cine clásico y les enseñamos a los alumnos a ver lo bueno que hay en él, somos un poco como Dersu Uzala enseñando a los soldados los secretos de la taiga. Desgraciadamente, nuestro destino parece que será el mismo que el del viejo cazador.
Diego Calleja

Anónimo dijo...

La incomparable belleza de la película hechiza desde el principio. La fotografía, las escenas, el sentido mágico que contiene todo, es de una poesía sobrecogedora. Los sueños de Akira que pretende reflejar siempre el bien y el mal, la violencia y la paz, la belleza y la fealdad, la lucha y la impotencia ante las fuerzas naturales. El contraste de dos mundos, uno pretendidamente civilizado y otro civilizado pero por civilizar, pero que se unen ante la fuerza de la amistad. Las personas vinculadas por fuertes lazos emocionales y, diferentes tanto culturalmente, educacionalmente, como racialmente, pero con algo en común, un alma bondadosa y agradecida. El capitán valora a Dersu, el respeto hacia los otros es una constante, el respeto a los demás y a la naturaleza, su conocimiento y el amor a la misma. Ambos poseen esa misma pasión y eso les une, porque los dos tienen la misma alma.

Esta película aborda un tema en concreto más fuerte que otros, y es el de la amistad, desde este punto de vista se pueden abordar la educación en valores, no al racismo... por ejemplo. Otro es el de la fuerza de la naturaleza, pero que el hombre doblega haciendo uso de su inteligencia y de otros elementos.

Otro mensaje sería que " la cultura no nos libra de ser unos indeseables", seguro que los alumnos disfrutaban pensando que sus frases tan archirrepetidas "eso para que sirve", " mi padre no ha estudiado eso y mira dónde ha llegado", "venga el mejor es el que menos sabe"... Seguro que veían en el buen salvaje "Dersu" una imagen en la que ellos se pueden reflejar, ¡total si todo lo aprendemos con el contacto con el medio¡¡¡, los libros no sirven para nada . Los libros para qué, afín de cuentas Dersu no ha estudiado nada y mira que bien a vivido toda su vida, total para que queremos saber tanto. Además, mira lo bueno que es, es un héroe, y un héroe inculto, (aunque si tenga su propia cultura, porque la cultura abarca otros ámbitos). Bueno, que no estoy segura de que el mensaje fuera captado de la forma que pretendemos.

Una película que yo no le pondría a los niños de hoy en día. La escuela, el leer y escribir, ya han perdido valor, incluso algunos llegan a decir que para que sirven las matemáticas. Graso error.

Si "Dersu" no fuera un hombre primitivo, en un medio primitivo, seguramente hubiera vivido más años. Si, te dirán los niños, pero para qué quieres vivir más años (eso lo escuchas cuando les dices que no fumen que acorta la vida). Vive rápido, muere pronto ( y tendrás un cadáver muy bonito), o vivirás la vida a tope.

Me parece una película muy subversiva para ponérsela a los alumnos. Si creo que les gustaría porque es muy visual, aunque sea lenta, es magnética.

Pienso que la amistad y el mundo tal como lo entienden ellos es muy distinto y que la forma de captar la película sería muy diferente a la intención del director e incluso a la que pretendería el profesor. Es una película para intelectuales. Yo les pondría películas con una moralina más clara en la que se capte el mensaje "si no haces esto, te pasará lo otro".

" Porque la belleza está en los ojos del que mira".


Sara Elena Millán Paredes

P.D: Aprendamos del respeto de estos seres humanos y respetemos a los demás. Por favor, no más películas en días de fiesta. Gracias. Soy de secundaria.

Anónimo dijo...

La película me ha parecido interesante, pero más para adultos que para adolescentes. La veo demasiado larga, y muy lenta, con lo que los alumnos se pueden aburrir y desconectar con facilidad.
No obstante, como ya se ha comentado, sí me parece muy apropiada utilizar diferentes escenas de la película para trabajar valores como la amistad, la ecología, la adaptación a los cambios, etc.
Lo que más me ha gustado de la película es la forma de enfocar la amistad entre los dos protagonistas, de mundos tan opuestos y con tanto cariño el uno por el otro. Hoy en día creo que es un valo muy importante a transmitir a nuestros niños, ya que, aunque no nos guste, hay que afirmar que la intolerancia se da mucho entre ellos.

Raquel Martin Romero

Anónimo dijo...

La verdad es que, quizás por mi ignorancia sobre esto, no he sabido apreciar la película correctamente, o al menos su ritmo lento y sus constantes silencios me han hecho distraerme bastante. Por ello, aparte de que la película es larga, a mí me ha resultado bastante más larga.
Por otro lado, y teniendo en cuenta que nos muestra valores muy importantes, como el respeto por la naturaleza, y al mismo tiempo por aquellos que viven en un entorno distinto al nuestro, he de reconocer que la peli tiene mucho valor didácico.

De hecho, me paraece crucial que todos, mayores y jóvenes podamos disfrutar y conocer nuestro entorno natural para respetarlo, puesto que en definitiva somos parte de la naturaleza. En mi caso, yo que he vivido en un entorno rural, he oído siempre en mi familia hablar con mucho respeto de ello (pues al trabajo del campo debo mi vida). Pero, tal como vemos en la película, se ha degradado mucho nuestra visión de lo rural, lo cual por otro lado es un agravio, y nos muestran cuán débil es el hombre ante la fuerza de la naturaleza.
Al hilo de la visión degradada de lo rústico, me parece muy loable la actitud del capitán ante Dersu. Lejos de despreciarle, lo admira, mientras que sus compañeros ignorantes menosprecian al cazador. La película nos enseña también una lección de humildad en este sentido.
En resumen, hemos visto cómo personas que pertenecen a mundos diferentes se necesitan y se ayudan en determinados momentos, pero ni una pertenece al mundo de la otra ni viceversa; hemos de respetar el entorno de cada una para poder vivir en armonía.
Rosa Tamurejo

pilar florido dijo...

Esta película me ha parecido entrañable.La lentitud de la película contrasta con nuestra vida actual,un ritmo vertiginoso donde muchas veces parecemos autómatas,no percibiendo cosas simples como puede ser el trinar de un pájaro o el sonido de las hojas de los árboles meciéndose un día de viento. Con esta película nos damos cuenta como Dersu,inmerso en su propio mundo,la naturaleza libre ,es feliz en paz y armonía. Para él,la naturaleza y todos los seres que habitan en ella son "gente"con alma propia,él es parte de esa gente.Es increíble como con tan escasos diálogos la película "diga" tanto.Es un canto a la vida, a la naturaleza y a la amistad.Todos los alumnos deberían verla,les llegaría al alma como a mí.
Un abrazo y gracias

Anónimo dijo...

Dersu Uzala destaca por su respeto tanto hacia la naturaleza como respecto a la amistad.
En cuanto al respeto a la naturaleza, para él todo tiene alma ( el fuego, el viento , el agua...), y por tanto no se puede hacer daño.
De veste modo, quien respeta a la naturaleza obtiene respeto de ella, y por el contrario quien no cumple sus leyes, será castigado.
En lo referente al respeto a la amistad, se demuestra, en la relación que tiene con el capitán, llegando incluso a poner en peligro su propia vida, con una lealtad absoluta.Ello provoca una admiración y respeto recíproco, pese a la distinta cultura entre ellos.
Mª Dolores García Herrera

victoria berrocal dijo...

Dersi Uzala,es todo un clasico que me ha sorprendido, al principio no me gustaba, es muy lenta, muy triste, pero te llevas un buen sabor de boca, muestra la importancia de la amistad, valores que se han perdido y se desarrolla en plena naturaleza, además te da una paz y una calma que te hacen reflexionar. Me llamo mucho la atención como trata a todos los elementos que le rodean, como si fuesen personas, esto te lleva a pensar la importancia que todo tiene, y que no valoramos.
Es una buena pelicula para que los alumnos vean todos esos valores y se paren a pensar un poco sobre ellos.
Victoria B.

Israel dijo...

Dersu Uzala trata de representar, sobre todo, un mundo que se acaba, una forma de vida que desaparece. Significativamente, la narración se sitúa en los años inmediatamente anteriores a la Primera Guerra Mundial (y a la Revolución Rusa), que lo fueron también al nacimiento de Kurosawa. No debemos obviar la nacionalidad de este director cuya vida corre paralela a la crisis de los valores tradicionales y a la occidentalización de un país marcado por la tragedia (¿las pesadillas de Akira Kurosawa comenzarían en 1945 de la misma manera en que las de Dersu al matar a Amba?).
Ante la perspectiva de un porvenir industrializado, y por consiguiente violento, nocivo, egoísta, la película muestra a su protagonista como un luchador que nada a contracorriente: el respeto, la solidaridad, una humildad inversamente proporcional a su sabiduría y una actitud crítica son algunos de sus atributos. El capitán Arseniev, a pesar de pertenecer a un ámbito diferente, comprende, cada vez en mayor medida, los valores de Dersu (quien se convierte en su mejor amigo) y, en su optimismo, cree hasta casi el final de la película que los dos mundos pueden coexistir y relacionarse. Al contrario que Kurosawa que, a pesar de su admiración por el personaje, nos muestra a partir de la escena de la caza del tigre su declive y su muerte causada, a pesar de ciertos buenos propósitos, por el progreso y la civilización.
Sin embargo, y frente a este pesimismo, Kurosawa parece señalar como necesaria, para uno mismo y para el conjunto de la gente (en los sentidos habitual y dersuzaliano), la actitud vital que esta película transmite de una manera muy eficaz: porque no se trata de una película lenta, sino contemplativa (podemos imaginar que para Dersu Uzala el tiempo discurría más lento y, por ello mismo, cada uno de sus instantes era rico y provechoso) en la que se nos invita a ver, y no sólo a mirar; porque nos induce a escuchar en el silencio aparente (móviles, alarma de reloj y cuchicheos del público aparte); porque los personajes no son sólo los humanos, sino también el tigre, el viento, el agua, el fuego, la taiga y, en general, la naturaleza.
Por cierto, dos estupendas películas de temática similar y que preceden, por pocos años, a la que comentamos son Walkabout (Nicolas Roeg, 1970) y Las aventuras de Jeremías Johnson (Jeremiah Johnson, Sydney Pollack, 1972).

Israel Alberto Cardador Castanedo

Anónimo dijo...

He intentado hacer el comentario varias veces, pero no ha sido posible desde el instituto;decían que era por problemas con el servidor. Casi había desistido. Ahora intento recordar las sensaciones e ideas que me produjo la película, que no había visto anteriormente, y apenas las recuerdo.
Me gustó mucho, incluso la lentitud de las escenas, creo que forma parte de lo que pretende comunicar la película.El punto de vista de Dersu es el de la propia naturaleza, siendo el hombre una prolongación de ella misma. Sin embargo lo que hacemos habitualmente es enfrentarnos como enemigos a la naturaleza,como si no fueramos parte de ella.
La película es una buena lección de lo que la naturaleza representa, y ,por tanto, muy recomendable para los alumnos.
El otro gran valor es el canto que hace de la verdadera amistad.
Estoy completamente de acuerdo con lo que dice Luz sobre el silencio, es necesario para disfrutar cualquier película.
Firmado: Maria Teresa Claver Romero

Luz dijo...

Para los que sólo estamos acostumbrados a ver cine comercial, Dersu Uzala, se convierte en un reto difícil de superar; recobramos nuevamente conciencia de alumnos y nos dejamos educar por aquellos que hacen que el séptimo arte sea otra forma de expresar su concepción del mundo. Su ritmo lento nos invita a recrearnos en la fotografía, pero también a reflexionar o evocar conceptos muy neoclásicos: el buen salvaje, de Rousseau; el amor a la naturaleza o el valor de la amistad.
Conocer a una persona tan peculiar como Dersu no deja indiferente ni al capitán ni a sus soldados, pues posee esa bondad natural del ser humano que no ha sido corrompido por la sociedad (también muy del siglo XVIII); por eso para él todo lo que lo rodea es “gente” y empieza a morir el día en que mata al “amba”; su traslado a la ciudad, lejos de su ambiente natural y la ambición, culminan este proceso.


Luz Romero Rodríguez.

Anónimo dijo...

No había visto esta película antes y me ha gustado.
Es obligado hacer referencia al tratamiento del tiempo en la película, sí, es lento, muy lento, muchos silencios, pero a mí en ningún momento me han agobiado, ni he pedido que la acción se desarrollara a más velocidad, creo que estaba bien así, pues así es el ritmo en la naturaleza, quizás pausado para los que vivimos otro tipo de vida pero allí es el justo y necesario. Nada más.
No son tampoco silencios sepulcrales los que encontramos, constantes son los cantos de pájaros, aguas que corren y el viento, en algunos momentos hasta ensordecedor.
Quizás a nuestros alumnos, aún más acostumbrados que nosotros a la velocidad de imágenes (PSP, nintendos, ordenadores,...)esta película les parecería aburridísma hasta morir, pero es bueno que les demos un poco de lo que ellos no demandan y nos les hace ningún mal: tranquilidad, recapacitación, observación, etc. Sería bonito hacerles ver esa sintonía de Dersu con la madre naturaleza, esa amistad hasta el final entre el protagonista y el capitán Vladimir, esas fotografías maravillosas de la inmensidad de la taiga y tundra siberinas, ese pensar en los demás (cuando arregla la cabaña y creo que incluso dejó comida para los que pudieran venir después), ...
Kurusaba consigue que veámos lo pequeña que es la civilización en comparación con las montañas, bosques, paisajes helados,... Dersu se asfixia en la casa del capitán pero nosotros también con él. Al final necesitamos, lo mismo que él, más aire. El salón de la casa tiene una chimenea, dentro vive feliz una familia, pero no consigue ser su "hogar", ese está en medio de la naturaleza, para nosotros inhóspita, salvaje y amenazante, para Dersú su VIDA.
Antonia Pajuelo

Antonio Vivar Muñoz dijo...

No es la primera vez que veo esta película, pero no me canso de verla. Esa lentitud me gusta!!!. Me parece extraordinario el mensaje que el protagonista nos quiere transmitir de su total integración en la naturaleza, cómo se comunica con ella, cómo la escucha y cómo a sus integrantes los clasifica de "gente" (buena, mala, etc.). He de decir que en la asignatura de "Energías renovables y medio ambiente" la puse una vez a los alumnos y les pareció un rollo total, pero una vez que la trabajas en clase, entonces la cosa cambia y se dejan "embaucar" por los códigos y señales que, si se preta atención, transmite la naturaleza

Anónimo dijo...

Me ha encantado, igual que el primer día que la vi. El ritmo me parece acorde con los paisajes y contenidos.

Una película con un carácter ecologísta donde el hombre se adapta a la TAIGA, va a su ritmo, en perfecta sintonía.

El protagonista, tiene un punto humano destacable, con DERSU UZALA.

El final, me pare4ce que el director es cruel, porque la muerte de su amigo es un asesinato y encima con el arma que le regala.

Curioso que la película se haya rodado sin prisas, y el final hace referencia a esto con el hombre que tenía que recoger la firma para poder enterrar a DERSU UZALA.


Mª. Dolores Miguel Hontiyuelo

Anónimo dijo...

Dersu Uzala, un cazador nómada.

El tiempo trascurrido desde que vi la película, “Dersu Uzala, un cazador nómada”, hasta que he realizado el comentario de la misma, ha servido para percatarme de aquellas escenas que más me impactaron en su día y que ahora, por tanto, recuerdo con frescura y nitidez.
Tanto es así, que tras este período de reflexión sobre el transcurso del filme, he concluido que todos aquellos fragmentos que por alguna razón se grabaron en mi memoria como destacables, son los temas que debatiría en clase tras la proyección:

- La aparición de Dersu Uzala en la oscura noche de la taiga siberiana tras los miedos que los soldados han sentido con las sombras y el ruido de las ramas de los árboles. Uno de los planos más recordados de la película es la entrada de Dersu diciendo: "No disparen, soy gente".
- La reparación de la casa abandonada por parte de Dersu ante la incomprensión del resto de la expedición.

- La tormenta de ventisca en la que Dersu y Arseniev se pierden y logran, en último término, salvar sus vidas.

- El accidente en el río y su solución.

- El irremediable disparo al tigre y las pesadillas del protagonista.

- El segundo encuentro entre Dersu y Arseniev en el bosque

- La breve estancia en la civilización de Dersu.

Para concluir, añadiré que al igual que he podido extraer con claridad una serie de momentos que considero claves debido al fuerte recuerdo que suscitan, he de subrayar que la película es también capaz de originar sentimientos e ideas que en algunos casos son la causa de que el espectador se sienta identificado con el protagonista. Esto ocurre, por ejemplo, cuando a Dersu que le resultan más frías las paredes de la hospitalaria casa de Arseniev que la fría taiga siberiana. Y siente, como Dersu, asfixia y claustrofobia. Pocas películas transmiten esto con tanta intensidad.



Purificación Pinto C.
purapintoc@hotmail.com

Anónimo dijo...

Esta pelicula, como cualquier otra, admite múltiplrs lecturas.Para mi la más evidente y elemental es el ejemplo que da Dersu Uzala de equilibriom y armonia, que parece estar derivado del grado de compenetración y aceptación que Dersu tiene con las leyes que rigen la naturaleza, donde él está instalado con un alto grado de integración. No solamente no aspira a otro modelo, supuestamente, más avanzado como los que parecen representar los componentes de regimiento de soldados con los que se encuentra, sino que les parece ineficaces para poder resolver cotidianamente la supervivencia en plena naturaleza, de la cual él forma parte.
Aparentemente, a juzgar por los recursos que cada uno exterioriza Dersu representaría el individuo débil frente a los signos externos de la organización de un fragmento del ejercito, simbolizando éste lo que en términos castrense se conoce como "recursos logisticos" y organizativos ante distintos escenarios...Nada más lejos,todo el despliegue de los supuestos recursos resultan estériles en el medio en que se encuentran.Contrariamente a las iniciales apariencias,el ser, supuestamente más desvalido,Dersu constituye el referente protector del modelo "más avanzado", este en poco tiempo pasa a ser tutelado y dirigido por Dersu, quien a su vez, de forma gradual, no solamente es reconocido sino que buscan amparo en su inagotable sabiduria, que humildemente brinda al, inicialmente, prepotente grupo de militares.
Tiene la pelicula un componente humano que traslada un fuerte grado de emotividad. Es el caso del vinculo que se va creando entre Dersu y el grupo de militares,especialmente con el capitán.Partiendo estos últimos de una posición que subestimaban a Dersu, poco a poco,de forma gradual el grupo va descubriendo ,además de las destrezas de supervivencias de Dersu para desenvolverse en la naturaleza, una actitud humilde y solidaria que brota de un hombre que está acostumbrado a dialogar y reflexionar en silencio con la naturaleza, aportando una gran riqueza interior, la cual brinda de forma sencilla y desinteresada al grupo, a cambio de nada.Los destinatarios no tardan en reconocer esos incuestionables valores y son seducidos por los mismos, especialmente el capitán, que no halla forma de corresponder a la talla humana de Dersu.

JOSÉ MARÍA MÁRQUEZ PANIAGUA
DNI:8767631-P

Anónimo dijo...

La película me ha parecido muy interesante porque realmente nos hace reflexionar sobre nuestra
" pequeñez" ante la NATURALEZA Y cómo dependemos de ella, Dersu nos lo está recordando continuamente y nos hace ver que no conviene olvidarlo y además que el "tiempo" es muy relativo.Los sonidos que podemos escuchar a lo largo de toda la proyección: el agua, el crujir de las ramas, el viento, los pájaros... me han producido un efecto muy relajante. Desde el punto de vista didáctico se puede sacar mucho partido en diferentes asignaturas relacionadas con la naturaleza y el medio ambiente y además de ello trabajar otros aspectos como el sólido lazo de amistad entre Dersu y el capitán Vladimir y comentar valores como el respeto, la generosidad, el interés por las cosas, la disponibilidad etc.
Fdo: Mª Victoria Pérez Burgos

Anónimo dijo...

Una vez más, siento la tardanza de mis comentarios.
Para mí, "Dersu Uzala" es la mejor película proyectada en el ciclo, aunque su aplicación pedagógica es, como en otros casos, cuestionable; y no por la calidad de la película, ni por los indudables valores que transmite, sino de nuevo, por la cada vez peor educación cinematográfica de nuestros adolescentes, acostumbrados a digerir películas de acción tan trepidante que apenas deja espacio -o silecio-para escuchar palabras o disfrutar imágenes. Y es una gran lástima, porque cuántos preciosos -y valiosos- momentos del cine van a perderse. Y cuántos maravillosos personajes no llegarán a conocer, como este cazador llamado Dersu Uzala.Todos habéis señalado multitud de aspectos e interpretaciones sobre la película y sus personajes, y a pesar de ello, me gustaría referirme al verdadero protagonista,Dersu Uzala, ya que aúna los dos grandes centros de la película: la naturaleza y la cultura, la primera porque es su mundo y su vida, siendo su gran intérprete, pero no como un estudioso o teórico, a distancia, sino como un elemento más de ella, con un respeto casi religioso -quizá sin el casi- y con un trato humano, de igual a igual, de un ser con alma a otro ser con alma. La segunda, la cultura o civilización, marca su fin, su muerte en vida, aunque la extrañeza ante ella está presente desde el principio (recordemos las imágenes de los dos "cazadores", uno instintivo y espontáneo, natural, el otro, topógrafo, cargando con complejos y extraños aparatos que, sin duda, poco le ayudan a comprender la naturaleza y a sobrevivir en ella)Dersu muere alejado de la naturaleza, porque la civilización le es completamente extraña y ajena; toda la natural y armónica comunión que se daba entre él y su mundo se torna completa incapacidad de adaptación y supervivencia, como aquel "Emilio" de Rousseau, o el "Pequeño Salvaje" de Truffaut cuando se prueba por vez primera los zapatos y debe caminar con ellos. La muerte es la única salida del buen salvaje, el único camino para volver a la naturaleza perdida y acorralada por el avance de la civilización.

Celia Valdelomar

Anónimo dijo...

En esta película se pone de relieve la compenetración existente entre Dersu y la naturaleza;y como ésta le aporta todo cuanto para Dersu representa su realización como persona.Un modelo de vida muy distinto y distante del de las personas con las que se cruza, en la naturaleza y en su vida. Es el caso de la expedición de militares. A través de la película se observa el gran contraste existente entre ambos modelos,diferencias que,inicialmente, generan incomprensión y carencias de reconocimientos recíprocos,más acentuado por parte de los militares hacia Dersu, a quien le consideran como una persona poco evolucionada con respecto a ellos.Las distintas situaciones de dificultades y las eficaces aportaciones de Dersu modifican las inexastas ideas preconcebidas..A ello se llega progresivamente, en la misma proporción que entre Dersu y los militares, especialmente el capitán ,se establece una corriente de comunicación y dialogo. El vinculo entre ambos llega a transcender lo que en sí es un mero reconocimiento.


ANA ANDALUZ CARMONA


15 mayo 2009

Anónimo dijo...

Esta película, me ha parecido muy lenta, me ha resultado larga, y claro, un poco pesada. No me ha gustado.
Aun así, se que es una película muy bien valorada por los expertos en cine y de la cual, y creo que es lo que aquí nos interesa, también se pueden extraer ideas para trabajar en el aula, entre otros, todo lo relacionado con temas ambientales.

Rafael L. Carballo López

Anónimo dijo...

Para mí, lo más importante de esta película es el mensaje que nos transmite sobre la importancia del diálogo entre culturas basado en el respeto mutuo. Se puede ser feliz en tu medio y en tu mundo, sabiendo que esta forma de felicidad no es la única, ni puede imponerse, y este diálogo es siempre enriquecedor. También, el valor de la amistad como vehículo a ese diálogo.
Alumna de este curso:Benilde Álvarez Córdoba

Anónimo dijo...

Es obvio que se trata de una película lenta y larga, no para ver en cualquier momento y mucho menos para proyectarla en su totalidad a los alumnos. Sin embargo, sí que hay fragmentos que pueden sernos útiles,por ejemplo en mi área de Ciencias de la Naturaleza. Puede servirnos para invitarnos a reflexionar sobre le papel de la Naturaleza en nuestras vidas y sobre cómo el hombre se relaciona con ella, sirviéndose de ella para sobrevivir. La actitud de Derzu nos hace ver la necesidad de respetar y valorar a la madre naturaleza algo que nosotros olvidamos con frecuencia.

Mercedes Vaca Romero

Anónimo dijo...

A pesar de que me ha gustado mucho la película, la verdad es que no le encuentro una gran utilidad de cara a mi trabajo diario en el aula. Los alumnos se aburrirían y nos harían la clase imposible si intentáramos que vieran una película de estas características. No obstante, como ya he mencionado, me ha gustado mucho y me ha parecido muy interesante ver cómo Derzu conoce y convive con la naturaleza (de hecho no soporta vivir en la ciudad) siempre apreciándola, repetándola y lógicamente temiéndola.

Mª Belén Vaca Romero

carmen dijo...

La historia expone la contraposición de dos formas de vida:

- por un lado el occidentalismo ruso, encarnado por el capitán Arseniev y sus soldados.

- por otro, la vida de una tribu nómada, los Hezhen, representada en el papel de Dersu Uzala.

Para ello, Kurosawa utiliza como recurso el flash-back. El capitán regresa al lugar donde enterraron a Dersu a buscar su tumba, en ese instante empieza a recordar todo lo que compartieron juntos, desde el momento en que sus vidas coincidieron por primera vez, hasta la muerte de su amigo.
Dersú, un salvaje a los ojos de los militares que acompañan la capitán, se convierte en pieza clave si la cuál no hubieran podido desenvolverse en al Taiga. Pero no todo es perfecto, con el paso del tiempo, Derú va perdiendo facultades, lo que le imposibilita la subsistencia en su hábitat natural. El capitán Areseniev, con la mejor de sus intenciones, lleva a Dersú a su casa, intenta introducirlo en la sociedad, pero no lo consigue, Dersú no se adapta, es un superviviente nato, las normas sociales le asfixian. Decide volver al lugar donde ha vivido siempre, a la naturaleza, pero ya es tarde, la "sociedad" se lo impide.
Con este trabajo, Kurosawa nos da una lección: un salvaje, al margen de cualquier sociedad, muestra valores mucho más humanos que cualquier ciudadano socialmente integrado.
¿Acaso la sociedad "deshumaniza"?

Mercedes Gómez Almeida.

Prof Manuel Pimienta dijo...

Dersu Uzala es todo un clásico de Kurosawa, pero una película poco adecuada para no cinéfilos por su ritmo y duración. Sin duda el personaje que eclipsa a los demás es el cazador, de manera que deja en un segundo plano al capitán Arseniev. La relación que establecen sugiere un análisis muy interesante. Pero sobre todo es inevitable “diseccionar” la asombrosa sencillez, inocencia (“No disparen, soy gente”), bondad y sentido común de Dersu, su simbiosis con la naturaleza en unos momentos en los que es necesario pararse a pensar nuestra relación con el medio.
Me parece muy interesante trabajar con ella en 1º de Bachillerato, con alumnos que tengan un cierto bagaje en el trabajo con cine. Muchas son las materias desde las que se puede abordar, pero muy adecuada me parece para esas nuevas (y a veces casi crípticas) materias como “Ciencia para el mundo contemporáneo”. Es posible trabajar con escenas selectas ya que por su metraje puede llegar a aburrir a esos alumnos nuestros acostumbrados a títulos tan sugerentes como “A todo gas” (la antítesis de lo que representa Dersu), Dos tontos muy tontos o similares. Eso requiere un trabajo previo bastante arduo por lo que se refiere a la selección y enfoque en la guía del trabajo. Por otra parte hay bastante buen material para trabajarla en la red.
En definitiva, un clásico de incuestionable valor que aborda temas interesantes y profundos, con un personaje que da mucho juego.

Manuel Pimienta

Anónimo dijo...

Hola! La película es maravillosa! Dersu me ha emocionado y enseñado.
Yo les recomiendo una, va de naturaleza y es basada en una historia verdadera (Histora Verdadera, otra buena peli!)se titula Entre Lobos. Que la disfruten, saludos.

¿Dónde estamos?


Ver CPR de Badajoz en un mapa más grande